Iron Maiden 23/04/1981

Enviado por Garfunkel el Mar, 03/08/2010 - 12:26

Voy a hacer de abuelo cuentahistorias, aquel que se sienta delante de una chimenea pipa en mano y con bufanda quejándose del frío.

En 1981, yo residía en Francia por motivos de trabajo, me habían invitado a colaborar en el prestigioso periódico Le Figaro. Con lo que tuve que dejar todo aquí y mudarme a Francia, poco después de mudarme, estalló todo el embrollo de la dimisión de Suárez y el 23 de Febrero. No estuve allí para vivir aquella noche de miedo y sólo me enteré por la televisión.

A lo que iba, en una tarde de esas libres que te da el trabajo (antes eran más habituales que ahora), acudí a ver un concierto que tuvo lugar en el Rothonde de Orléans. El grupo principal eran unos todavía desconocidos Iron Maiden, aunque el encargado de abrir el espectáculo fueron los británicos More, que estaban presentando su disco "Warhead". Pido disculpas a todo el mundo si a partir de este punto el relato pierde fuelle, pero mi memoria me traiciona.

More, sin duda, se dejaron la piel interpretando sus clásicos como "Fire" o "We Are The Band" (la cual fué muy coreada por el público mechero en mano). Hasta tuvieron tiempo para lucirse con una ruda versión del clásico "Hey Joe", que estuvo acompañada de alargados solos de guitarra. Aunque demostraron su valía, creo que no convencieron a todo el recinto.

Y después vino Iron Maiden, al fondo del escenario se hallaba una cabeza gigante de Eddie que empezó a expulsar humo por la boca al inicio mientras sonaba de fondo esa intro magnífica que es "The Ides Of March". "Sanctuary" y todo se vino abajo...Aquello no era normal, desprendían una vitalidad y energía increíbles, contagiaron a todo el público de ella. DiAnno aquella noche andaba pletórico en cuanto a voz, no dejó de gritar en ningún momento. "Wrathchild" fué cantada por el público francés, pude ver la sorpresa en los ojos del señor Harris.

Hasta Clive Burr tuvo tiempo para hacer un solo de batería con la maravillosa "Another Life". "Murders In The Rue Morgue" se me grabó a fuego lento en la mente y ya nunca más volví a salir sólo por las calles de la ciudad, y menos de noche. Con "Phantom Of The Opera" impresionaron a todo el mundo, pues no oí aplauso o grito alguno hasta el mismo final de la canción. Llegó el turno de "Killers", pegadizo tema donde DiAnno tuvo una caída en el escenario. Y ya para el final, embestida total con las punkis "Running Free" y "Drifter", aún recuerdo como la gente alargaba más la canción con ese "I want you, to sing it, sing it, sing it along". Memorable sin duda alguna.

Y mientras me iba junto con el resto de la muchedumbre, con aquel masivo "Wrathchild" resonando por mi cabeza, me dije a mi mismo que no podía perder la pista a tan magnífico grupo. Y mi mente tenía razón, casi 30 años después, son una banda legendaria.
Espectaculares, ahora y entonces.