Helloween- Rock Star Live (Bilbao) 14-1-11

Enviado por Ganton el Dom, 16/01/2011 - 02:13

CONCIERTO DE HELLOWEEN EN BILBAO 15-1-11

Es curioso la relación que tiene uno con los conciertos de Helloween. No se puede decir que hasta hace unos 10 años fuese uno de mis grupos favoritos; en mis antecedentes con sus conciertos siempre hay algo que hiciese que no pudiese disfrutar de ellos, la primera vez como teloneros de los Maiden en el 98, solo pude ver como cerraban con Dr. Stein, debido a que durante su concierto estaba en el Backstage con la banda británica, en el 2000 en Avilés desconocía su repertorio salvo el Walls y los Keeper, eso hizo que no pudiese disfrutar de un concierto que me pareció buenísimo. Ahí me enganché con ellos, pasando a ser una de mis bandas favoritas. Mi siguiente concierto se dilata hasta el 2008, en el Kobetasonik, y bien, tenía una tajada tal que…. Mejor dejémoslo correr.
Por fin los astros se juntaron para que puediera disfrutar realmente de ellos, vinieron a la ciudad donde trabajo, y así me levanté a las 6 de la mañana para ir a trabajar tras una hora de carretera. Cumplo con mis obligaciones y salgo a las 2 de la tarde de la oficina.
Decidí comer en el Kentucky Fried Chicken, que por cierto ayer no me supo tan bien.

También visité una tienda de discos, ví un cartel de se liquida ,otro que cierra, pensé.Entré por veía algo que me interesase, y vaya que lo vi, el disco de WASP the Last command de hace más de veinte años, a 20 EUROS!!!!!. Todavía se preguntará por qué cierra, todavía se quejará de la piratería.

Siendo aún temprano para ir al local, decido ir a otras de mis aficiones, fui al cine a ver CAMINO A LA LIBERTAD, de Ed Harris y Colin Farrell, buena película aunque realmente esperaba algo más de acción. Tras la sesión cinematográfica y sus correspondientes palomitas y coca cola, llegó la hora de la verdad.
Cogí el coche y tras un par de vueltas estúpidas por unas rotondas al final encontré el local. Debo de decir que no conocía el recinto, y lo primero que me llamó la atención es que está en pleno centro comercial, y uno mientras hacía cola veía como el resto de la gente nos miraba con extrañeza, en fin supongo que se están perdiendo los valores del metal, en mi adolescencia la gente se apartaba al vernos, y ahora compartimos recinto con ellos.
Tras juntarnos ya unos amigos, fuimos a la cola. Para mi sorpresa la cola era larguísima, no esperaba semejante fila, y es que como comentó alguno de los que llegaba: ¿Es que tocan los Maiden?.
Entrada al local y una vuelta de reconocimiento para ver como es el lugar y la gente. Gente joven en general aunque a alguno ya se le empezaba a asomar el cartón, algún abuelete también había, ¿no debería de estar cuidando del nieto para que su hijo/a pudiese salir?.
Me preparo a ver al primer grupo TRICK OR TREAT, italianos por los que les oí comentar. Power Metal al uso, pero con sentido del humor con esa canción dedicada al Pato Donald, Como no los conocía la única canción que conocí fue una versión que se marcaron de Cindy Lauper llamada Girls just wanna have fun.
Me gustaron , sobretodo su cantante.

Llegó la hora de remojar el gaznate con una cerveza, la única, que luego tenía 3 horas de carretera por delante, bueno por eso y porque me clavaron 4 euros.
Era la hora de Stratovarius. Desconozco si pasó algo, dado que en el local había carteles con el mensaje “Stratovarius anuncian que si van a tocar”. Pero sinceramente podían haber no venido. Me pareció decepcionante, y no se por qué, me pareció frío, sin implicación, con el Kotipelto cada dos por tres en el fondo. Muchos solos aburridos de bajo y guitarra y pocas canciones, gustándome solo Kiss of Judas. Se despidieron con Black Diamond, anunciando Kotipelto que en la próxima vez tocarían más canciones. Genial, con hacer menos solos era suficiente Timo.

Y llegaba la hora de la verdad, mientras preparaban el escenario para los de la calabaza me di cuenta que el local estaba hasta arriba, rozando la masificación. Quitaron la música ambiente y empezó a atronar AC/DC y su For those about to Rock. Luces fuera, una cinta introductoria y bang aquello explotó con ARE YOU METAL?. Debo decir que esta canción me encanta y sonó como si un tren pasase encima de ti. Por lo visto no estaban para tonterías ya que enlazaron inmediatamente con EAGLE FLY FREE, clásico entre los clásicos. Aquello parecía que iba a caer de un momento a otro. Deris nos dedica sus primeras palabras de las muchas que hizo y en castellano. Nos anunció otro clásico MARCH OF TIME. Fantástica versión y con Andi totalmente alucinado con lo que había en el foso.
Al cuarto llegó un solo de guitarra. Debo de decir que no entiendo esta manía heavy de solos, personalmente me aburren muchísimo salvo en contadas ocasiones. Gracias a dios este fue breve, enlazando directamente con WHERE THE SINNERS GO, y como reza el estribillo, no quieras saber a donde van los pecadores, pero yo si lo se. El infierno por entonces estaba en Bilbao, concretamente en la sala Rock Star Live, y es que aquello ya se estaba poniendo serio, mucha gente, calor y humedad, e incluso ya me estaba empezando a costar respirar. De hecho hasta Andi lo comentó con una increíble sudada que llevaba encima, pidió permiso para tomarse un vino, de Burdeos lógicamente, y mientras cogía el vaso se preguntaba dónde estaba el resto de la botella ¿Qué haría con ella? Se preguntó, retóricamente.
Para ese momento ya se podía ver que la banda funcionaba como una máquina perfectamente engrasada, buen sonido en general aunque el micro del cantante un poco bajo para mi gusto.
Siguieron con un clásico llamado Steel Tormentor de su obra maestra Time of the Oath. Confirmado por el propio cantante, el motor que arranca al principio no es un SEAT. Tras esta genial versión siguió un solo de batería para enlazar con otro clasicazo I´M ALIVE, personalmente uno de mis favoritos.
Gracias a dios, pusieron un poco el aire acondicionado, y aquello ya mejoró algo, aunque al poco rato lo quitaron y volvió la sauna.
Atacaron con dos nuevos, WORLD OF FANTASY y YOU STUPID MANKIND, canciones que sonaron brutales y muy cañeras.
Se acabaron las nuevas canciones por el resto de la noche, y empezaron a atacar ya con clásicos, aunque antes hubo un momento de relax con un unplugged de FOREVER AND ONE, clásica balada.
Siguieron con HANDFUL OF PAIN, que sonó mejor que en el disco, y me pareció de lo mejor de la noche. Por lo visto ahora querían atacar con las tres canciones largas de la banda, pero claro según Deris no van a tocar 45 minutos. Por lo tanto hicieron un popurrí de KEEPER/KING/HELLOWEEN, que fue realmente muy festejada, alcanzando el clímax con Helloween.
Siguieron con un clásico entre clásicos I WANT OUT, aquello ya era una fiesta, pudiendo sentir como retumbaba el suelo bajo mis pies, versión increíble pero un pero, y es esa otra manía de “cantar conmigo” y diez minutos con el I want out de marras, realmente no lo entiendo y se hizo cansino, aunque he de matizar que aprovechó para presentar a la banda, y por supuesto reírse de sus compañeros, presentado por ejemplo a Weikath, como el “cabrón que aún vive en Hamburgo”, o comentando sobre el batería que era un “mariposa” y le gustaban los hombres de Canarias.
Así se despidieron para hacer el típico paripé, chicos no marchéis que sabemos que vais a volver. Y comenzó el Bis con RIDE THE SKY, curiosamente siendo una de mis favoritas no me gustó como sonó. Aquello ya terminaba, y sabíamos que no podía durar mucho, y claro faltaban dos canciones insustituibles, comenzaron con FUTURE WORLD, sonó fantástico, pero volvieron a pecar con la manía de cantar a coro, aunque este fue más breve.
Volvieron a marchar, para volver, y volver a lo grande con su quizá mayor clásico DR. STEIN, y como clásico que es, estuvieron a la altura. Menuda versión, menudo cierre, en el que aprovecharon a subir gente al escenario que iba vestido del famoso Doctor, gente que los habían escogido del público.
Y así acabó el concierto, de lo mejor que he visto, y de 10 si no fuese por la manía de los solos y coros, aunque fueron dos horas de espectáculo.

Aún me quedaba 3 horas de carretera para volver, pero claro esa es otra historia.

Grandes Helloween, Grande el Heavy Metal