Vendetta - Brain Damage

Enviado por Kaleidoscope el Dom, 14/05/2017 - 19:14
3924

1. War (05:51)
2. Brain Damage (04:38)
3. Conversation (03:46)
4. Precious Existence (05:39)
5. Never Die (02:31)
6. Love Song (01:10)
7. Fade to Insanity (06:50)
8. Dominance of Violence (03:30)
9. Metal Law (02:58)

Disco completo

Alemania es la otra gran capital de thrash metal, pero al igual que USA sufrieron la desgracia de tener un “Big Four”: KREATOR, SODOM, DESTRUCTION y los "pequeños" TANKARD. El problema de esta movida tristona de Marketing es que la gente se queda con esos cuatro ilustres (bandazas por un lado). Ignoran el resto de bandas, muy competentes y de igual nivel que “los cuatro grandes”. VENDETTA es una de esas bandas que dieron la talla en la transitada metrópolis thrashera, sobradamente.

Luego del tremebundo golpe sobre la mesa que fue “Go and Live...Stay to Die”, álbum destructivo, sacaron este “Brain Damage”, el cual peca de ser un poco menos agresivo, pero eso lo compensa la inventiva, sobrepasando así el ya increíble debut. VENDETTA se salieron del estándar alemán: destructivo, veloz y crudo. Ellos decidieron refinar la propuesta, dándole unos retazos de progresivismo, tampoco mucho, el justo y necesario. En su morral tenían bastante material de NWOBHM, se podría decir que esto por momentos suena como Heavy británico muy corpulento.

“Brain Damage” salió a la luz un fatídico 24 de octubre de 1988, en pleno apeogeo thrashero, justo antes de la agónica y moribunda descomposición del género. Ese año, 1988, fue un año duro en cuanto a competencia, por una parte, tenemos al insuperable “Eternal Nightmare”, claro ganador de ese año, pero ojo, estos alemanes no se quedan muy atrás. Al otro lado del ring tenemos el “…And Justice For All” de METALLICA acompañado del titánico “South of Heaven”, “The New Order” de TESTAMENT también asoma la cabeza para buscar pelea. “State of Euphoria”, “Demon Preacher”, “Ritually Abused”, “The Music of Erich Zann” y “Dimenssion Hatröss” rompían sus botellas para pinchar al que se atravesara. El año fue violento, el thrash ya estaba casi consolidado (faltarían unas cuentas obras maestras antes de morir) y la escena estaba saturada, así que era difícil que en aquel año algún sucio thrasher pasara a la posteridad como leyenda del “azote”. VENDETTA no lo tenían fácil, en resumen.

Los alemanes se superaron y dieron un gran soplo de aire fresco en tu puta cara, a modo de tornado. Al ver la portada, y escuchar esas primeras notas de bajo en “War” se intuye que se está ante un ítem exótico, qué duda cabe. Hablando de bajista, el niño Klaus “Heiner” Ullrich (no confundir con el otro Ulrich, payaso) tenía apenas 19 años en la grabación de “Brain Damage”, muestras de talento como “War” o “Fade to Insanity” dejan expuesto sus grandes cuotas de talento. “Brain Damage” es un gran álbum para los amantes de las cuatro cuerdas, todo un deleite.

VENDETTA, evolucionaron al camino correcto, yo a pesar de amar el thrash ochentero de toda la vida sobre todas las cosas (solo el Death Metal me gusta tanto), opino que este es el camino que ha debido tomar el thrash. Porque todos sabemos que el thrash tiene unas limitaciones esquemáticas como pocos géneros, sufre de estar atado a unos límites muy rígidos y se entiende porqué, pero creo que, como su gran hijo, el death metal, puede progresar y evolucionar a muchas cosas. Todo esto mientras no suene acaramelado (siempre tiene que ser música ruda), claro, también decir que a veces los thrashers old school somos muy reacios a la melodía y el cambio, pero cuando se hace como “Brain Damage”, por mi parte cero quejas ¿Melódico? Hasta decir basta ¿Falto de fuerza? NI un poco, esto suena tan fuerte como un toro rabioso. Como buenos alemanes que son te pegan un buen golpe en el estómago, te dejan sin aire, sin cuello y sin vida. Momentos “calmados” como “Precious Existence” o el bello comienzo de “Brain Damage” lejos de empalagar, dan mucha madurez, tal vez demasiada para gusto de algunos, tratándose de thrash.

“There was a race, beings of mystic nature, born for living, going on dying.
There's a planet out in space that looks like the distorted face of a dying man.

Imperfection, slow reaction to a demolition course.
An appearance of constructed misunderstandings.

These creatures had some words with meaning. They called 'em love, peace and brotherhood.
Simple theory - simple feelings?
So trivial that they misunderstood them.

Imperfection, slow reaction to a demolition course.
An appearance of constructed misunderstandings.

Life on earth had been so simple to live.
The only thing they had to give was a little love and cooperation.
Time has told the sense of community.
But God forgot to make them see, forgot to give 'em more feelings.

Imperfection, slow reaction to a demolition course.
An appearance of constructed misunderstandings.

Man was intelligent, imperfect, ignorant. This made him live, this made him die.
There was no distinction in science between life and suicide.
Irrutation, violation of his nature, of his mother, destroying each other,
fuckin' mad like a conflict between the sun and sunlight.

LIFE AND LOVE GAVE WAY TO LUXURY.
CREATION REDUCED TO ABSURDITY!”

¿A qué es raro escuchar letras así en un disco de thrash? La cuestión tendría que ser corrosiva y violenta ¿No? Y claro que tocan esos temas: política, guerra, violencia…pero VENDETTA lo hacen con una clase e inteligencia que solo puedo equiparar a MEGADETH. Sin embargo, VENDETTA enfocan diferente el apartado letrístico, haciendo una especie de storytelling, muy capaz, que de verdad te sumerge en su historia, hace volar la imaginación, cosa que me deja el culo torcido porque cuando voy a escuchar jodido thrash pienso en romperme la cervical, pero no en esto. Grandes. Son estos grupos los que me hicieron prestarle más atención a las letras.

¿Eso es todo? Nah, aquí tienes el cereal con juguetico incluido: pack completo. Las guitarras de Achim y Michael crean el deleite más puro, como arte de exhibición que no se puede tocar, detrás de una vitrina, mas no veas como te meten tralla y la batería no se queda atrás; el polluelo Andreas acachiporra los parches salvajemente, pero con una clase digna de envidia, muy versátil este señor, no se limita a los típicos “tupa tupa”. Es que este disco es ideal para renegados el género y adeptos de él, su equilibrio de fuerza/melodía es acojonante.

“Brain Damage” es de lo mejor que dio la cosecha alemana, que ya es decir, si te gusta la NWOBHM y el buen speed vas a lanzar cohetes con el segundo disco de VENDETTA. El disco no tiene flaquezas, las 9 canciones son himnos inolvidables que se marcan a fuego en el coco, dejando una cicatriz enorme de guerra que orgullosamente puedes presumir. “Brain Damage” es uno de los discos más viciantes que he escuchado en el metal, y no es poco lo que tengo escuchado, se los puedo asegurar. Y para rematar la casa es Noise Records, lugar que no necesita presentación creo yo. Cientos y cientos de veces ha caído “Brain Damage” y no hace más que crecer. Le concedo un 9.4 a esta obra maestra oculta, eso siendo un poco más frío, porque si el corazón interviene a esto le cascaría una nota bastante más alta.

Lamentablemente la banda sucumbió ante el agujero negro de los noventas, volvieron en 2002 muy flojetes, ni siquiera con la mitad de la mitad de la fuerza que tuvieron. Una pena. Pero oiga usted, de los dos primeros no se olvide nunca, que esos van pa’ misa.

Enormes ¿Quién dijo que el thrash era música simple? Recomendadísimo, para todo el mundo, sin excepciones.

Achim Hömerlein "Daxx": Guitarras, Voz
Michael "Micky" Wehner: Guitarras, Voz
Klaus "Heiner" Ullrich: Bajo
Andreas "Samson" Samonil: Batería

Sello
Noise Records