Tool - 10,000 Days

Enviado por Mendoza M. el Mar, 25/04/2017 - 22:05
1614

1. Vicarious
2. Jambi
3. Wings for Marie (Pt 1)
4. 10,000 Days (Wings Pt 2)
5. The Pot
6. Lipan Conjuring
7. Lost Keys (Blame Hofmann)
8. Rosetta Stoned
9. Intension
10. Right In Two
11. Viginti Tres

Tool, una de las bandas más herméticas del planeta saboreaba las mieles del éxito cuando su obra más representativa, "Lateralus", fue publicada en el 2001. A los oriundos de Los Angeles le siguieron intensos años donde el nombre de esta entidad liderada por Maynard J. Keenan era común en los primeros puestos en los Charts mundiales, se embarcaron en extensas giras alrededor del globo terráqueo y hasta un pestilente Grammy se sumaría a las arcas del grupo. Tras años de susurros y especulaciones, en 2006 la banda presentó de manera oficial su cuarto disco de estudio: "10,000 Days".

Grabado en distintas localizaciones del estado de California, este "10,000 Days" significó el regreso de una banda cuyo mensaje suele ser inasequible, utópico y difícil de sintonizar. Muchos son los secretos que se esconden en cada composición firmada por estos músicos, genios para muchos y frikis infumables para otros. Independientemente del lado en que usted se encuentre, hay que proponerse, empeñarse y afanarse para negar el talento que ostentan Adam Jones, Justin Chancellor, Danny Carey y el indomable Maynard J. Keenan.

Si osamos de empezar a desgranar uno a uno los supuestos enigmas y misterios de este disco, nos desviaremos mucho del fin que utilizan para transportar su mensaje: La música. Primero que nada: ¿Por qué se llama "10,000 Days"? Como muchos sabrán, la madre de Maynard, Judith Marie, sufrió un aneurisma que la dejo parcialmente paralizada por veintisiete años hasta su muerte en el 2003. Lo curioso del caso es que ella se arraigó de manera ferviente a su religión durante todo su padecimiento. Veintisiete años son aproximadamente diez mil días y de allí Tool saca el título para éste, el LP más intimo y personal de la banda, que más que unos supuestos eruditos iluminados, son personas de carne y hueso como tú y como yo. De manera colosal, todo esto queda plasmado en el sufrir de Maynard durante el transcurrir de "Wings For Marie" y su continuación "10,000 Days".

A pesar de ser inferior a sus antecesores, este álbum no queda desproveído de temazos. Tool sabe comenzar bien los discos, "Vicarious" es una pieza de colección y con vídeo musical incluido, aunque, nada tiene que ver con aquellos entrañables vídeos de "Stop Motion" de "Sober" y "Prision Sex" desprendidos de su debut. "Jambi" es una canción cuyo significado aún sigue siendo tela de debate. La letra esta escrita bajo el pentámetro yámbico. Vale mencionar que Jambi es el nombre de una provincia en otrora parte del imperio Srivijayae en Indonesia, precisamente en la isla de Sumatra. Muchas conjeturas, nada oficial.

Mención aparte para la enorme manufactura en "The Pot" donde la batería hipnótica de Carey y el poderoso bajo de Chancellor encaminan de buena manera la primera parte del disco. A continuación tenemos a "Lipan Counjuring" una enigmática pieza donde ningún segundo esta colocado al azar. Los lipanes son un antiguo pueblo apache que habitaba en el sur de los Estados Unidos. "Lost Keys (Blame Hofmann)" y su primo "Rosetta Stoned", desde mi punto de vista, tratan sobre una increíble sobredosis de LSD. Recordemos que Albert Hofmann es quien descubrió el LSD y el personaje que interpreta Maynard prosigue a contar sus experiencias en "Rosetta Stoned".

El disco fluye sin ningún inconveniente hasta que este largo río llega a su desembocadura en "Vigniti Tres" , veintitrés en latín, un número rodeado de enigmas cuyos supuestos significados dan para hablar muchísimo. "10,000 Days" es un álbum soberbio, un plato exquisito y repleto de condimentos cuidadosamente seleccionados, un platillo delicatessen para muchos, motivo de una severa indigestión para otros. Es un álbum muy inferior a su magno "Aenima" y al popular "Lateralus", incluso es menos ganchero que su inocente "Undertow". Tool es indudablemente una gran banda cuyo único defecto parece ser su éxito en el presente siglo. "10,000 Days", un disco difícil que vale mucho la pena.

Maynard James Keenan: Voz
Adam Jones: Guitarra
Justin Chancellor: Bajo
Danny Carey: Batería

Sello
Volcano Entertainment