Obscurity - Damnations Pride

Enviado por stalker213 el Mié, 16/03/2011 - 19:14
2025

1. Graves of Rebirth (3:08)
2. Damnations Pride (2:26)
3. Mortal Remains (5:22)
4. Demented (2:06)
5. In the Watches of the Night (3:42)
6. Fallen Arches (3:54)
7. Across the Holocaust (3:31)
8. Excursion to Eternity (3:08)
9. Spiritual Entity (4:14)
10. Celestial Conquest (3:42)
11. The Condemnation (2:31)
12. Unblessed Domain (3:30)

Contraatacamos de nuevo con otra vieja gloria de cuando el Death y el Black justo empezaban a adoptar forma, y como difícilmente podría ser de otro modo, volvemos a situarnos en el norte de Europa y de manera más concreta en Suecia. En efecto, hoy les ha llegado el turno nada más y nada menos que al orgullo de Malmö (importante ciudad sueca, aunque sin gran tradición metálica) y como los viejos del lugar deben saber, no estoy hablando de nadie más sino de los siniestros y crudos OBSCURITY. Nadie lo duda: BATHORY fue la crema de la crema en cuanto a Metal extremo exportado fuera de las fronteras suecas, pero del mismo modo OBSCURITY –aún siendo algo más tardíos- siguen siendo reverenciados todavía como otros distinguidos aristócratas de aquella gloriosa generación precursores de lo extremo, y es que siguiendo a rajatabla los preceptos más sagrados instaurados por los inevitables SLAYER, la música de estos suecos no hace sino impactar al oyente desde el primer segundo.

El presente volumen, ‘Damnations Pride’ (Scarlet Records -1998- en la versión CD y To The Death Records -2010- en la de vinilo), simboliza sin medias tintas otro de esos mal llamados “Best Of” que tan a menudo ahuyentan a la concurrencia cuando ésta da por sentado que le están vendiendo un refrito sin sustancia a la que poder hincar el diente, aunque ojo al parche, porque lejísimos de tan razonable premisa, el disco del que estamos hablando no es sino una extraordinaria compilación en la cual se recoge de modo exhaustivo, la escasa al punto que intensa obra de estos chiflados vikingos. Por el siguiente orden, el disco lanza los caballos sobre el oyente merced a la segunda Demo de los suecos como primer plato (‘Damnations Pride’, 1987), la tercera de 1992 como segundo y finalmente la primera y más primitiva (‘Ovations to Death’, 1986) como postre y colofón al devastador menú.

Indudablemente, el mejor material lo encontramos en las cuatro primeras pistas, que son las que integran su segunda y mítica demo de 1987, aunque debo avisaros de cómo eso no debe suponer ningún prejuicio para con las dos pertenecientes a su última grabación (‘Demo ‘92’), porque incluso tratándose de sus horas más bajas y decadentes (por momentos me recuerdan vagamente a las épocas post-80’s thrashers de los D.R.I.) todavía es posible hallar un buen puñados de riffs con los que sacudir furiosamente la cerviz.

En cualquier caso, lo que es más que evidente es como tanto su primera entrega como la segunda, son material de primerísimo orden y de mandataria escucha para cualquier ávido explorador de los albores del Metal extremo. De hecho, su primera cinta ‘Ovations to Death’ desprende un insoportable hedor a ‘Hell Awaits’ y ‘Seven Churches’ que no te lo quitas de encima en una semana, y eso por descontado quiere decir que no puedes dejarlo escapar. Técnicamente los suecos muestran ciertas limitaciones -normal después de todo- pero que nadie malpiense o tema consecuencias nocivas al respecto, porque contrariamente a lo razonable, el efecto es precisamente el opuesto.

Ambas grabaciones (refiriéndome a las dos primeras) fueron igualmente reeditadas por separado durante los 90’s en formato 7” (siendo ya bastante dificultosas de encontrar), pero que no cunda el pánico, porque con algo de paciencia y buscando por los canales apropiados, todavía es posible hacerse con casi todo el botín (la tercera Demo no se incluye en la edición vinilo de 2010) y disfrutarlo como es debido; Aunque eso sí, la tirada fue bastante restringida, no yendo más allá de las 500 unidades.

Queda poco más que añadir a lo ya expuesto. ‘Damnations Pride’ es una imperdible retrospectiva sobre otra de esas bandas de culto primigenias que durante los 80’s forjaron a golpe de esclusa el Metal extremo tal y como lo conocemos hoy día, y nuestro deber no es otro que descubrirlo, saber apreciarlo y buscarle el hueco que, indiscutiblemente, merece en nuestra colección.

Valoración: 8.5

Daniel Vala: Voz & Bajo
Janne Johansson: Guitarra
Jörgen Lindhe: Guitarra
Martin Brorsson: Percusiones

Sello
Scarlet