Nazareth - Hair Of The Dog

Enviado por FarBeyondDriven el Dom, 06/04/2014 - 19:37
961

1. Hair of the Dog
2. Miss Misery
3. Guilty
4. Changin' Times
5. Beggar's Day - Rose In The Heather
6. Whiskey Drinkin' Woman
7. Please Don't Judas Me
8. Love Hurts

El sexto trabajo de la influyente banda de hard-rock Nazareth, publicado en 1975 bajo el nombre de ‘Hair Of The Dog’, es considerado por muchos como la gran obra maestra del grupo escocés, además de ser el álbum que los catapultó definitivamente hacia el éxito.
En un principio, el disco se iba a llamar ‘Son of a Bitch’ (Hijo de Puta), inspirándose en el famoso taco que a menudo utilizaba John Wayne en sus películas, pero al parecer en EEUU se negaban a comercializar un disco con semejante título, así que optaron por llamarlo ‘Heir Of The Dog’ (Hijo de Perra). Se publicaron casi un millar de discos bajo ese nombre, pero finalmente el sello decidió cambiarle de nuevo el título, llamándolo esta vez ‘Hair Of The Dog’, que es una expresión coloquial para referirse al remedio contra la resaca, algo así como tomarse una cerveza por la mañana para contrarrestar su efecto.

Tal y como nos tienen acostumbrados, en el disco encontramos tanto temas originales de la banda como algunas versiones, de entre las cuales hay una que gozó de gran éxito como single, la balada ‘Love Hurts’ de los Everly Brothers, con cuyo emotivo cover se dieron bastante a conocer.
En la edición USA, ‘Love Hurts’ aparecía en el álbum como la tercera pista, mientras que en la edición internacional aparecía otro tema en su lugar, un cover de ‘Guilty’, de Randy Newman. No obstante, las ediciones internacionales tienden a ser las más completas, ya que ‘Love Hurts’ suele aparecer igualmente como octava pista a modo de Bonus Track.
‘Guilty’ por su parte, pese a ser el tema que menos me apasiona del disco, tampoco está nada mal, tratándose de una balada blusera con influencias de música gospel, que gana muchísimo en directo.

Sin embargo, de entre las versiones que Nazareth grabó para este disco, la que para mí realmente pone los pelos como escarpias es ‘Beggar's Day’, todo un ejemplo de cómo coger una canción que de por sí era buena y convertirla en un auténtico pepinazo. Nazareth sustituye las partes instrumentales de la canción original de Crazy Horse, por potentes y carismáticos riffs nacidos de la mano de Manny Charlton, que dirigen el tema a un terreno más propio del Metal. Dan McCafferty roba nuestra atención desde el primer momento, con esa imponente frase al comienzo de la canción: If this is Heaven!, Then I'm in Hell... , y a lo largo del tema el portento vocal alcanza su máximo apogeo, mientras vocaliza en un tono mucho más rabioso y enérgico que el de la canción original.
‘Beggar's Day’ culmina en una hermosa y relajada parte instrumental llamada ‘Rose In The Heather’, que destaca por el solo de Charlton y que vale su peso en oro como tema aparte (de hecho, creo que en algunas ediciones aparece como pista independiente).

Prestando ahora atención a las canciones “Made in Nazareth”, el disco da comienzo con el inmortal tema título ‘Hair Of The Dog’. Con exótico ritmo de batería, nos meten en el bolsillo gracias a un riff mágico, de esos que mediante aparente sencillez son capaces de expresar mucho más que el más complejo de los riffs. Con ese acompañamiento musical tan cañero y una letra que es para aprenderse, Dan tiene vía libre para lucirse, y así lo hace. Cabe destacar ese famoso estribillo acompañado de coros (cantados por Pete Agnew y Darrell Sweet) que todo fan de Nazareth debería conocer, responsable de que mucha gente apodase el tema como ‘Son of a Bitch’: Now you're messin with a... son of a bitch (En estos momentos te estás metiendo con un hijo de puta).
Memorable también la parte de talk box que aparece a mitad de la canción. Cuando Nazareth toca este tema en directo, Dan suele realizar esas partes con una gaita, que realmente no es una gaita, sino una especie de talk box camuflado, o al menos eso parece. Tal vez sea una forma de rendir homenaje a sus raíces escocesas, ya que además suelen terminar la parte de gaita tocando un himno.
Guns N’ Roses hizo un cover de este tema para el disco ‘The Spaghetti Incident?’, y de más está decir que la áspera y potente voz de McCafferty fue todo un ejemplo a seguir para Axl Rose, y también para muchos otros artistas posteriores; incluso pudo servir como enorme inspiración para Brian Johnson ¿no creen?

‘Miss Misery’ comienza con un contundente riff muy en la onda de Black Sabbath. Los escoceses siguen cuidando hasta el más mínimo detalle (atentos al solo) y Dan no tiene excusas para no hacer otra gran interpretación. Poco a poco nos vamos haciendo a la idea de que este álbum de Nazareth tiene un sonido más duro de lo habitual, estamos a mitad de los 70 y aquí los colegas ya sabían bien por dónde tirar.

‘Changin' Times’ es otro puntazo, nuevamente Manny Charlton juega a sacarse de la manga sublimes riffs bluseros, tocados con chulería, dejando por cada estacada un silencio para que Dan pueda lucirse con su discurso mientras rima la canción de forma bestial, hasta llegar a un matador estribillo muy a lo AC/DC. Al final, el tema desemboca en un interminable solo que definitivamente le pone la guinda al pastel.

Otra de las más importantes es ‘Whiskey Drinkin' Woman’, tema de Blues Rock que recuerda al estilo de ZZ Top. La canción es realmente pegadiza, y Dan canta con una voz mucho más limpia de lo habitual, demostrando su versatilidad mientras Charlton se marca unos punteos bastante molones.

Seguimos con ‘Please Don't Judas Me’, cuyo juego de palabras vendría a significar algo así como “Por favor, no me judas”, o coñas aparte, “Por favor, no me traiciones”. Curioso título, ya que más o menos por esa época aparecieron los Judas Priest.
Esta balada psicodélica resulta bastante lenta y gélida en su comienzo. Darrell Sweet abre el tema con desconcertantes golpes de batería que parecieran dientes chasqueando, para a continuación acompañar con redobles los estremecedores punteos y solos de Manny Charlton, que junto al bajo de Pete Agnew y el sintetizador crean un ambiente de decadencia muy logrado a lo largo de los casi 10 minutos que dura (y se hace corto), progresando poco a poco y ganando cada vez más intensidad hasta llegar a una parte mucho más definida, con coros y todo. Es una de esas canciones que debes escuchar unas cuantas veces para poder valorar como es debido, ya que de primeras es difícil apreciar todos sus matices. Buen mensaje además el que transmite, no está bien traicionar ni manipular a alguien que te ofrece su confianza.

Nazareth demostró una vez más su enorme talento, tanto a la hora de versionar temas como a la hora de crearlos de su puño y letra, ofreciéndonos un breve pero exquisito listado de canciones, que brilla tanto por su lado más cañero y hard-rockero como por sus baladas; estamos ante un disco soberbio, de esos que no defraudan a nadie que lo escucha. Es curioso que tal banda siga resultando algo desconocida para mucha gente, pese al éxito rotundo que tuvieron en su momento, así que os animo a que le metáis caña a esta joya, si no lo habéis hecho ya.

Saludos /,,/_

Dan McCafferty: Voz y talk box
Manny Charlton: Guitarra y sintetizador
Pete Agnew: Bajo y coros
Darrell Sweet: Batería y coros

Sello
Mooncrest (UK), A&M (US)