Mike LePond's Silent Assassins – Whore of Babylon

Enviado por TenzaZangetsu el Sáb, 04/07/2020 - 05:47
4572

1. Dracul Son - 3:54
2. Ides of March - 4:45
3. Tell Tale Heart - 6:13
4. Night of the Long Knives - 6:06
5. Champion - 6:53
6. Ironborn – 4:56
7. Lady Bathory - 3:31
8. Power of Steel - 4:29
9. Whore of Babylon - 4:40
10. Avalon – 8:25

Mike LePond es uno de los bajistas más conocidos y activos en la escena del Metal Progresivo. Si bien es cierto que es principalmente conocido por su trabajo con los titanes de Symphony X, el bajista estadounidense tiene múltiples proyectos que ha realizado con el paso de los años: Affector, Eternity’s End, Ross the Boss, Distant Thunder, Death Dealer y la lista continúa; el hombre no deja de trabajar y su productividad es admirable.

Pero si hay un proyecto suyo que siempre ha resaltado para mí es su grupo solista, Mike LePond’s Silent Assassins. Iniciado en 2014 con su debut homónimo, LePond quería que este grupo fuera una representación absoluta de sus influencias y gustos musicales; si bien el estadounidense es conocido por la música compleja, épica y progresiva de Symphony X, las inclinaciones de LePond van más por el Heavy Metal clásico de los ochenta, como ha resaltado en múltiples entrevistas, y de eso se han tratado los dos álbumes previos de la banda, el homónimo del 2014 y el Pawn and Prophecy del 2018. En esta aventura lo ha acompañado Alan Tecchio, quien ha sido vocalista de otros titanes Progresivos, Watchtower, y también del grupo underground Hades, y en este álbum ha agregado en la guitarra a Lance Barnewold, cuyo mayor crédito fue su participación con Ross the Boss.

Su tercer álbum, Whore of Babylon, ha salido hace unos pocos días y ya notamos la fórmula establecida por la banda con los álbumes previos: riffs pesados, velocidad, mucho énfasis en el bajo (por supuesto), las vocales estridentes de Tecchio, buena melodía y letras inspiradas en eventos históricos, grandes guerras y algunas de las historias de fantasía favoritas de LePond, como el caso de la influencia de Game of Thrones en la canción Ironborn.

Si vienen a buscar algo similar a The Odyssey o Iconoclast, no lo van a conseguir en este Whore of Babylon; aquí lo que impera es un Heavy Metal clásico con algunas tendencias modernas y uno que otro toque Progresivo en donde LePond y compañía muestran de lo que están hechos como músicos.

El álbum no anda con dubitaciones desde el comienzo; Dracul Son es un trallazo potente y certero en donde la banda muestra que el tiempo entre los dos últimos álbumes no les ha afectado en lo más mínimo. También es la oportunidad perfecta para que LePond se luzca en la guitarra rítmica (sí, además del bajo, aquí toca la guitarra junto a Barnewold).

La voz de Tecchio es penetrante, con muchas reminiscencias a la de Bobby “Blitz” de Overkill en los últimos álbumes de las leyendas del Thrash Metal. De hecho, hay un cierto toque Thrash en esta canción. Es una manera muy buena de comenzar el álbum y te prepara para lo que viene, que en realidad es más variado de lo que te puedas imaginar.

Ides of March, que nada tiene que ver con el tema de Iron Maiden, nos muestra el talento de LePond como bajista con esa apocalíptica introducción de bajo. Aquí se le oye más desatado que en Symphony X; no solo porque es su proyecto solista, sino también porque el tipo de música, tal vez menos cargada que la de la banda de Michael Romeo, le permite dicha libertad.

Es otro tema rápido, pero aquí hay más cambios de ritmo y en donde Tecchio hace más uso de su registro, especialmente con ese estribillo melódico que se va a quedar en tu mente tras la primera vez que lo escuches. El solo de Barnewold es bastante bueno y se complementa bastante bien con lo que hemos escuchado hasta el momento. Una de las fortalezas de Silent Assassins es que hay un amplio abanico de influencias; pueden tocar desde Thrash Metal pesado y cortante hasta baladas épicas con toques de música clásica. Este Ides of March es un gran ejemplo de la capacidad de esta banda.

Tell Tale Heart es el tema escogido para el video musical y es uno de mis temas favoritos del álbum, con LePond otra vez luciéndose en el bajo y Tecchio soltando algunas de las líneas vocales más bestiales de su carrera.

Inspirada en el clásico de Edgar Allan Poe, es una de las composiciones más oscuras de todo el álbum y un medio tiempo en donde el énfasis esta en los riffs, con un Tecchio alcanzando algunos de sus registros más altos en ciertos pasajes de la canción. El cambio de ritmo a un pasaje melódico es brillante y fluye con completa naturalidad. Definitivamente una de las canciones que deben escuchar de este álbum.

Night of The Long Knives es el primer alejamiento marcado de la fórmula de Metal clásico que LePond tiene en esta obra. Aquí cuenta con los teclados de su camarada de Symphony X, Michael Romeo, y un enfoque de música celtica en esta canción. Es un cambio bienvenido en este punto del álbum y es una canción optimista, con un ritmo bastante gozador y animado. También hay que destacar la voz de Tecchio, quien muestra su versatilidad como vocalista a través de cada canción de este álbum. Y si bien no considero a esta canción tan buena como las anteriores, es más que disfrutable.

Tal vez la canción más alejada del estilo de la banda es Champion, en donde se cuenta con las vocales de Sarah Teets. Es una balada bastante placentera y con un toque ciertamente comercial; no creo que una de las canciones más fuertes del álbum, pero Teets da una actuación sentida y los elementos instrumentales están más que bien. En el momento en el que escribo esta reseña la canción no me ha convencido mucho porque no encaja con el estilo de Whore of Babylon, pero tal vez en unos meses tenga una opinión diferente (no sería la primera vez).

Volvemos a las andadas con el Speed Metal de Ironborn, en donde se nota más que nunca la influencia de los Overkill modernos. De hecho, me ponen esta canción antes del coro y les juro que eran Bobby y sus muchachos. El estribillo tiene fuertes tendencias de Power Metal y el cambio del ritmo a medio tempo muestra la influencia de Accept en los Silent Assassins de LePond. Tambien vale la pena leer las letras si eres fan de Game of Thrones y en especial de la Casa Greyjoy.

Lady Bathory simplemente me encanta. No tengo una gran razón o un análisis técnico para explicarlo; sencillamente me parece una canción desenfadada, directa y con un coro lleno de personalidad de la vieja escuela. Tecchio canaliza su King Diamond interno y LePond lo acompaña de muy buena manera con un riff sencillo, pero directo al punto. Creo que este álbum (y la banda como tal) muestra la versatilidad de LePond como compositor, probando diferentes cosas en el mismo trabajo, pero manteniendo una cierta línea sonora.

Luego tenemos Power of Steel (título de tema de Manowar a morir, por cierto) en donde hay un enfoque más melódico que en la canción anterior y una marcada influencia del Heavy Metal ochentero en el que LePond creció y se formó. Los riffs son muy buenos y Tecchio se crece en estas tesituras; es una canción que llenaría de orgullo a Judas Priest, Manowar y Accept. Como siempre, destaco el gran trabajo de LePond en el bajo, permitiéndose en su banda los momentos para brillar.

El tema título es ciertamente una de las canciones más trabajadas del álbum, con una marcada influencia árabe y con ciertas temáticas progresivas, como la escala de la canción y cómo va a in crescendo a medida que avanza. Me encanta la atmosfera del tema y el hecho de que Tecchio se acopla con una voz muy melódica y cálida, en comparación con la estridencia que ha mostrado en casi todo el álbum.

Me gusta mezcla del bajo y los punteos de guitarra a mediados de la canción; encaja muy bien y le da al tema título un toque más único. Me gusta el hecho de que no hayan ido por un estilo extremadamente metalero o épico, sino por algo un poco más atmosférico y minimalista, en donde los detalles de los instrumentos se sienten con mayor notoriedad.

Pero definitivamente la épica de Whore of Babylon es Avalon, la cual LePond ha calificado como la composición más desafiante de todo el álbum. Además de ser la canción más larga de todo el álbum, es también la más compleja, con más cambios de ritmos y en donde se muestra un poco de todo lo que se ha hecho a través de la obra. Las influencias celtas y folklóricas que hemos escuchado en algunas canciones salen a relucir aquí, con LePond luciéndose en los primeros minutos en el bajo y sacando todo el jugo posible al instrumento.

La canción estalla y es un vendaval de diversas influencias, con Maiden siendo una de las principales, por supuesto. Te das cuenta de eso en la manera en la que LePond toca en los pasajes más movidos de la canción y como eso influye en las guitarras. También escuchamos a un Tecchio más épico, navegando a través de la canción y haciendo una de las mejores actuaciones vocales que le he escuchado recientemente. Hay mucho que diseccionar en este tema y les digo desde ahora que merece toda su atención.

Whore of Babylon es uno de los mejores álbumes que han salido este ano por el momento y creo que debe ser el más sólido de Mike LePond’s Silent Assassins hasta el momento. También es una demostración del talento de LePond como compositor; como fan de Symphony X, sé que a veces puede quedar un poco relegado por los talentos de Michael Romeo y Russell Allen, pero aquí se luce y se le nota en su plenitud.

Definitivamente un álbum que merece ser escuchado y valorado.

Cuatro cuernos (medios) para Whore of Babylon. Gran álbum y gran banda.

• Mike LePond – Bajo, guitarra rítmica
• Alan Tecchio – Vocales
• Lance Barnewold – Guitarras
Invitados:
• Michael Romeo – Teclados, mandolina
• Sarah Teets – Flauta, vocales y voces de fondo

Sello
Silver Lining Music