Mad Max - Night Of White Rock

Enviado por Gibson el Mié, 10/02/2016 - 15:30
1639

Con más de 30 años a sus espaldas dentro de la escena musical, el vocalista y guitarrista alemán Michael Voss iba a recuperar en el nuevo milenio a su grupo de toda la vida, los Mad Max, después de un considerable parón durante la década de los 90s donde se vió inmerso en otros proyectos como Casanova o Demon Drive.

Como dato, deseo apuntar particularmente en esta reseña que el grupo siempre será recordado por editar a finales de los 80s aquella monumental adaptación del clásico de los Sweet, "Fox On The Run", sintonía habitual del célebre programa radiofónico de Juan Pablo Ordúñez "El Pirata" y que, para el que redacta, es uno de esos pocos casos donde una versión supera al tema original... su muy conseguido dinamismo y arreglos -en su interpretación- brillan por encima de la pieza primigenia publicada en el año 1974.

Volviendo a lo que hoy nos ocupa, en pleno año 2006, el grupo teutón nos regalaba este "Night Of White Rock", con una propuesta muy enfocada al Hard-Rock con ese más que suficiente toque melódico lleno de clase y elegancia en las propias estructuras de los temas que conforman esta obra, y donde, una vez más, la exquisita y característica voz del referido Michael Voss vuelve a ser el ingrediente principal donde se sustenta el atractivo de este plástico...

...Naturalmente (todo hay que decirlo) bien apoyado por una coherente sección instrumental en la cual destaca la buena labor en la guitarra solista de Jurgen Breforth (dicho sea de paso, compositor en solitario de todo este disco).

Evidentemente Mad Max siempre ha sido un grupo que se ha mantenido -a lo largo de su carrera- en una segunda fila dentro del panorama rockero, aunque poseen composiciones acertadas, con el suficiente gancho como para deleitar a aquellos seguidores del género de onda más actual y que no viven -o se conforman- exclusivamente de rentas pasadas... Y esto se constata desde el inicio de este álbum con el tema "To Hell And Back Again", un buen ejercicio de puro Hard-Rock europeo con un necesario toque de velocidad en su definición para que éste no pase desapercibido, y donde la nota melódica la otorga Michael Voss con su particular rango vocal.

También encontramos cortes interesantes, como el medio-tiempo "Losin' It", con una armonía cadenciosa de guitarra que deja buenas sensaciones, resultando las líneas vocales el elemento más destacable de un corte que se asemeja al planteamiento de los Stryper más rítmicos; o con el siguiente "Hope To See You" que sigue confirmando que estos alemanes saben estar resolutivos en el terreno más suavizado/AORero de su propuesta rockera.

Obviamente son cortes que tal vez no dejan una profunda huella en el oyente, pero que se mantienen disfrutables a primera escucha, como sucede con la fínísima y delicada balada "Unbelievable", una pieza especialmente diseñada para el lucimiento vocal de Michael Voss... Aunque no todo resulta tan pulido, y algo más inofensivo se presenta un corte como "Sun", que pasa un poco de puntillas en esta obra y al cual le hace falta más 'chicha' compositiva para que logre convencer.

Sí se muestra algo más atractiva la pieza "Homeless", con un elegante juego de voz en su estribillo y un refinado/sugerente riff de guitarra que hace ganar enteros al tema; asimismo también logra llamar la atención del oyente los compases hímnicos/rockeros de "Raise Your Voice", que sin llegar a maravillar, el grupo se manifiesta solvente con una aceptable interpretación sin demasiadas complejidades.

La vertiente más hardrockera de Mad Max vuelve a aparecer con "Upon My Soul", quizás con unas líneas vocales poco apropiadas en las estrofas (ganando algo de acierto en su enérgico estribillo), siendo el trabajo guitarrístico el punto fuerte de un corte que -sin ser malo- no se revela como de los más destacados del plástico... Todo lo contrario sucede en el preciosista y vistoso medio-tiempo "Bad Day In Heaven", donde se adivina mayor inspiración en un tema de índole deliciosamente melódica en su concepto, y en el cual se pueden apreciar algunas claras influencias de los Scorpions de la etapa "Pure Instinct".

El tramo final continúa ofreciendo un significativo nivel con el homónimo "Night Of White Rock", que favorecidamente gana en progresión en su desarrollo y en el cual encontramos varios matices melódicos y cambios de ritmos en la parte central/instrumental que le otorgan una apropiada y atractiva versatilidad al tema. El cierre nos llega con el escueto pasaje acústico "(Just A) Melody", que finaliza de manera un tanto evocadora este sexto trabajo discográfico del grupo de Michael Voss.

En resumidas cuentas, interesante y a la par entretenido álbum de Hard-Rock (dentro del estilo, decantándose a lo largo de su minutaje hacia el lado más melódico) el que nos entregaron los alemanes Mad Max en el año 2006, y que, sin ser para nada un "imprescindible del género", sabe dejar un apreciable sabor en el incondicional adepto a este tipo de propuestas musicales.

3 cuernos, sinónimo de buen disco.

Michael Voss - Voz, Guitarra
Jurgen Breforth - Guitarra
Roland Bergmann - Bajo
Axel Kruse - Batería

Sello
AOR Heaven