Dark Fortress - Séance

Enviado por Hawkmoon el Dom, 08/07/2012 - 15:49
2544

1. Ghastly Indoctrination
2. Catawomb
3. Requiem Grotesque
4. While They Sleep
5. To Harvest the Artefacts of Mockery
6. Poltergeist
7. Revolution: Vanity
8. Incide
9. Shardfigures
10. Insomnia

Los alemanes Dark Fortress, combete blacker con mogollón de ínfulas noruegas (con Emperor, Mayhem o Dimmu Borgir como dioses), que ya habían demostrado su nivel con trabajos como el excelente "Tales from Eternal Dusk", "Profane Genocidal Creations" o "Stab Wounds", nos escupen su mejor trabajo, su onda más espiritual, y, a la vez, más inferno-atmosférica: "Séance".

Elegancia, brutalidad, tinieblas, blast beat y una buena ensalada de riffeo, de desgarro vocal. La banda, demasiado anclada en el material de otros, mejora como el buen vino. Aún miran atrás, aún copian en los exámenes. Pero están mejorando, macho. Se están curtiendo. Tocan mejor, dominan mejor la hechicería. Aún no son astros (bueno, nunca serán amos), pero lucen como tales. Si te olvidas de que un dia existieron magnos gigantes guerreros, combos en onda Emperor, Dark Fortress te darán mucho más.

A cagarse en Dios, en su hijo, en la perra que lo amamantó y en todo aquel que no lleve greñas, que no queme iglesias y no devore, y a muerte, el material de los primeros Bathory. Satanizando a la parroquia, vamos. Y con esmero.

¿Te hace un viajecito a lo más oscuro y jodido del alma? Nihilismo y mala leche. Se acabó lo de estar contento.

Venga, a por ello. A empero-dimmu-mayhenizarse se ha dicho.

"Ghastly Indoctrination", que nace con latido militar, con delays, a lo Mayhem de la última década, a lo Marduk mientras se preparan para lanzar granadas, se pone a mil por hora, arrasando con todo. Carne noruega servida en bandeja alemana. Y no notas la diferencia. Dark Fortress han hecho los deberes. Llevan años flipando con el material clásico de los titanes y saben dónde darnos, lo que deben hacer, por que rutas avanzar. La voz del vocalista, a caballo entre la de Mayhem y la de Dimmu, le va, y mucho, a la estampa musical. Varias capas, varias esferas musicales, para un láser misántropo.

"CataWomb", que, a base de un riff gélido y un paso muy Immortal te reduce, te deja sin fuerzas, hecho fosfatina, y "Requiem Grotesque", de nuevo en plan Mayhem, nos dejan en la compañía de la más innovadorcillo-industrio-dimmuborgista "While They Sleep" (algo cansina) y "To Harvest the Artefacts of Mockery" (híbrido Stormblast-Panzer Division). Referencias a tutiplén.

"Poltergeist" (Darkthrone + Emperor), "Revolution: Vanity" (mediotiempera, con exceso de minutaje) e "Incide" dejan que la hechizante "Shardfigures", realmente lograda, y con una hipnótica y bellísima parte media parida por unas guitarritas españolas, nos vaya acercando al final de obra.

"Insomnia", la más épica de todas las canciones que aquí se han dado cita, mega-Emperor en muchos pasajes, deja caer, como se ha hecho en "Shardfigures", cierto peso progre, cierto saborcillo gafapastas, sobradote, elegantón. Magos que visten bien, claro. Nada de harapos de monje. Túnica negra, medallón dorado, cintos de los caros. Han estudiado en un convento malévolo de los que no valen cuatro duros.

Black Metal atmosférico, ladino, cabroncete y con mucho peso potentorro. Demasiado poco osado, pues suena a muchos (y a trabajos editados lustros atrás), pero que no te niega un buen mamporro, un buen dolor de alma, una mirada de odio.

Dark Fortress no serán lo más. No colocarán su culo en tronos ni una corona se les pondrá en el cabezón. Llegan tarde. Pero te harán disfrutar, y mucho, si valoras a los mejores Emperor, a los Mayhem de Attila o a los Dimmu Borgir pre-2000.

3 cuernos (altotes) para "Séance".

Azathoth: Voz
Asvargyr: Guitarra
V. Santura: Guitarra
Draug: Bajo
Seraph: Batería
Paymon: Teclado

Sello
Century Media