Behemoth - The Apostasy

Enviado por Hawkmoon el Jue, 19/05/2011 - 22:49
Behemoth_-_Front.jpg
377

1. Rome 64 C.E.
2. Slaying The Prophets Ov Isa
3. Prometherion
4. At The Left Hand Ov God
5. Kriegsphilosophie
6. Be Without Fear
7. Arcana Hereticae
8. Libertheme
9. Inner Sanctum
10. Pazuzu
11. Christgrinding Avenue

Behemoth, el combo polaco que, junto a Vader, también compatriotas, han puesto patas arriba todo el reino del Death, llevaban ya, en pleno 2007, un carrerón, atroz, de lo más envidiable.

Discos tremendos, como "Satanica" (1999), "Thelema 6" (2000), "Zos Kia Cultus (Here and Beyond)" (2002) o Demigod (2004), colocaron a la bandaza de Nergal a la cabeza del movimiento Deather mundial, aplastando, del todo, en ventas y llenazos, a sus amigos-rivales, Vader. Ni que decir tiene que los grandes nombres del reino, caso de Morbid Angel, Deicide, Cannibal Corpse, Obituary (que nunca volvieron igual de intensos) o Nile, tenían el culo bien prieto, y los cojones por corbata. Nadie, o pocos, más bien, habían llegado tan alto, y en tan poco tiempo. Los inicios de milenio marcaron el principio del reinado oscuro de Behemoth como adalid del Death polaco, y el año 2007, por cojones, iba a ser, también, un año de oro para Behemoth. ¿La razón? Bien sencilla: "The Apostasy".

"Rome 64 C.E", intro-instrumental, que nace con un canturreo de fémina de lo más majo, pero que, en cuestión de segundos, se convierte en un temible huracán riffero y "Morbidangelista", sirve de antesala para "Slaying The Prophets Ov Isa", ultra-feroz diatriba, poderosa, densa, y tan influenciada por Morbid Angel como por sus coleguitas, Vader. La cosa va a mutando a criatura épica, con unos coros, la mar de peliculeros, que quedan de alucine. Un trabajo seminal en las cuerdas, un ataque, "Petesandovalista" total y mega-arrollador, en la batería, y un Nergal que se establece como un vocalista triunfal para el género. David Vincent, Glenn Benton, temblad. Death abrasador, épicamente demoledor.

"Prometherion" (más "Morbidangelismo" veloz, pero empapado de sabor "Behemothiano", es decir, con el doble de munición) nos deja ante "At The Left Hand Ov God". Temazo. Impecable factura, colegas. Unas sinuosas cuerdas, elegantonas y brillantes, pero nada carentes de peligro, con una ambientación de lo más blasfema, pronto se destapan como un infierno riffero, con baterías que parecen la artillería pesada de un puto Panzer, con unas guitarras furiosamente dotadas para cortar músculos, una velocidad asesina, que se pausa a su antojo, y como si se tratase de un puto ser vivo, el jodido tema, parece ser, que camina solo y se dirige como quiere. A veces, avanza con paso lento (pero decidido), otras, el muy cabrón, se pone técnico y vuelve a coger carrerilla. Material solista, de nuevo, de primera clase. Yo no sé si Behemoth conocen el Infierno, pero, joder, a juzgar por como suenan, parece que fueron allí, aprendieron lo suyo, mataron al Diablo y subieron, de nuevo, para conquistarnos. Y a aplastar a los demás que quieran conducir por su misma carretera. Atmósfera, violencia, herejía sonora y cojones para dar y tomar. No sé que tiene Polonia, pero no parecen gente con la que uno pueda meterse. Si lo haces, estás en un buen lio. Descarao. Menudo trueno de tema.

"Kriegsphilosophie" (Behemoth a 500 Km/hora), "Be Without Fear" (aura Fear Factory, y bañada en pantanos Deathers) , "Arcana Hereticae" (puro blast beat, ligado a unas melodias intensísimas, intrincadísimas y cojonudísimas) y "Libertheme" (Behemoth, intentando alimentarse de la esencia de bandas como Slayer o Kreator, pero sirviendo su propio plato, eso sí) presentan una colección, intensa de narices, hirviente total, y más que dotada para ejercer de, futurible, "Bíblia" del género, en años venideros. Se nota que Behemoth son de la casta de los grandes. Toman prestadas muchas ideas de antiguos maestros (Morbid Angel, Vader, Sepultura, Celtic Frost, Kreator, Death...) pero, como pocos, las dotan de una tremenda personalidad y un carisma atronador. Técnica por un tubo, oscuridad, letras cojonudas. Material de primera, oiga. Hay bandas que te parten en dos. Pues bien, Behemoth no te parten en dos. Te reducen a escombros. Y en cuestión de dos segundos. Que te pierdes todo el tema, vaya. Eres fiambre antes del primer cabeceo. Asesinos.

"Inner Sanctum", cantada a medias por Nergal y Warrel Dane, vocalista de Nevermore, y que no acaba de casar con todo lo escuchado, no me funciona. Ambos músicos son una pasada, el tema suena que alimenta, Dane cumple, pero el aura semimodernilla, "groovie", facilona y pseudo-industrialota, me pega poco (nada, más bien) en una onda tan "desértica", nihilista, poética y extraña como es "The Apostasy". Soy todo un fan declarado de Nevermore y adoro la voz de Dane, pero aquí sobra del todo. Impagable la labor de los guitarras. Lujazo extremo. Hay cierto tono a lo Dimmu Borgir, incluso. No sé, que no me entra, vaya.

"Pazuzu" (con Seth manejando las cuerdas que da gusto) y "Christgrinding Avenue" (brutalidad oscura, sabiamente guiada, y con mucha carnaza Black) ponen el punto y final a un tremendo trabajo, épico a rabiar, incontestablemente poderoso, y portentoso, técnico, feroz y mágico.

4 cuernos (altos) para Behemoth y su octava maravilla.

Nuevos reyes, junto a Vader (of course) del cotarro Death.

Nergal: Voz y guitarra
Seth: Guitarra
Orion: Bajo
Inferno: Batería

Músico invitado:

Warrel Dane – Voz en "Inner Sanctum"

Sello
Regain Records