Ancient Moon - Benedictus Diabolica, Gloria Patri

Enviado por Mendoza M. el Jue, 27/02/2020 - 04:08
4462

1. Benedictus Diabolica, Gloria Patri I
2. Benedictus Diabolica, Gloria Patri II

Disco Completo

Ancient Moon, enigmático proyecto de origen suizo, realiza un Black Metal bastante tenebrista. Después de un debut un tanto regular a mi parecer y un EP con los realmente temibles Prosternatur, la banda acierta rotundamente y da un importante salto de calidad con la publicación de este estupendo "Benedictus Diabolica, Gloria Patri".

Interesante trabajo del averno, donde la finura en composición reemplaza acertadamente la cacofonía del trabajo anterior y moldea poco más de media hora excelsa para los aficionados a estas aguas. Confeccionado a modo de leñazo conceptual y dividido en dos capítulos, "Benedictus Diabolica, Gloria Patri" proyecta una amplia gama de elementos que me invitan a situarlo en un dignísimo pedestal.

Una propuesta efectiva, con un fuerte pozo simbólico de pura imaginaria ocultista para exaltar su mensaje y puesta en escena, siempre con intenso énfasis en la creación de atmósferas y dramatismo generalizado. Por más distorsión que le inyecten, el invento sabe sonar moderno. La teatralidad es absoluta, y una constante sensación de mala onda define los derroteros del álbum en compañía de unas guitarras tensas y alarmantes que poco virtuosismo se preocupan en mostrar, sino que se apela más a lo puramente emocional.

La voz de Bornyhake (Borgne, Cryfemal, Enoid) le disecciona el alma a las canciones por medio de un gruñido estremecedor con el reverb a mil, rayando el growl en varias ocasiones. El resultado es pavoroso, con letras ahogadas en latín y alineadas a modo de invocación o oscura súplica. La batería es protocolar, pero el teclado juega un rol fundamental, ya que este será el pilar que va a sostener la estructura del álbum y que propicia a su vez esta atmósfera emocionalmente intensa donde se desparraman todo tipo de efectos chirriantes, ecos y detallitos que estrangulan las sutiles progresiones que se pueden llegar a percibir.

Ambos temas gozan de una elevada calidad y en ellos es muy palpable la amargura que destilan las guitarras. Veloces, toscas a veces, siempre entretejiendo melodías malintencionadas bajo ese pútrido sonido de mazmorra que asfixia todo halo de luz. Introducciones cavernosas, meramente dramáticas, cobijan una instrumentación áspera y confusa de a ratos, pero que atesora en su haber interludios de gran presencia, arpegios serpenteantes emanados del mismísimo abismo, pasajes narrados, y una clara tendencia a la brutalidad descarnada que te incinera las pestañas en sus tramos de mayor vehemencia.

A medida que el disco avanza se torna más misterioso, insondable e íntimo. Encontramos momentos realmente brillantes que rematan la faena con autoridad, bien a la par con cambios de ritmo indispensables que se toman su tiempo para manifestarse. Se manipulan los diversos matices a placer, nunca se renuncia a la melodía e incluso se vislumbra cierta sensación de continuidad entre ambos capítulos, ya que la monumental outro así lo da a entender.

Con momentos interesantes, sombríos y cautivadores, Ancient Moon moldea así un trabajo con capacidades y formas típicas de los tiempos que corren. Destaca el ambiente tan opresivo que se percibe, producto de una gran inteligencia para ensamblar todas las piezas en el lugar justo en el que tienen que ir. Austero, fantasmagórico y con un sonido enmarañado e insidioso, "Benedictus Diabolica, Gloria Patri" ofrece buenas sensaciones y evidencia una ascendente curva de calidad a la que he de prestarle atención de cara al futuro. Tres cuernazos.

B: Todo

Sello
Iron Bonehead