Cathedral/Anathema - Marquee (Londres) - Septiembre 1995

Enviado por Ganton el Sáb, 07/02/2009 - 00:06

Este concierto fué el primero que tuve la suerte de ver en la capital de la Pérfida Albión. Sinceramente no conocía nada de ellos, pero como recién llegado pudo más las ganas de sumergirme en el mundo del metal británico. ¿Qué me encontré?.Lo primero una entrada baratísima,5 libras, al cambio 750 pts.Pero claro, el nivel de vida es más alto.Por hacer una comparación, solía pagar 3 libras, por el Metal Hammer.Créo que con eso está dicho.Más tarde me di cuenta, que los actos culturales en Inglaterra, por alguna razón eran mas baratos que en España.Buena forma de promocionar la cultura musical.Podían ir aprendiendo por estas tierras. Bueno, a lo que iba, que me desvío del tema.Todas las entradas vendidas,unas 800, y el Marquee a rebosar.Primero tocaba un grupo, cuyo nombre no recuerdo, por lo tanto doy por hecho que no llegaron a ningún lugar.Era un típico grupo que lleva una fémina como vocalista, tipo Nightwish.Lo que si recuerdo,es que en mitad del concierto, de repente se abrió una puerta que había en la parte de atrás del escenario, y salió un despistado con la botella de Jack Daniels en la mano.Vaya cara que llevaba de despistado, como diciendo "ups, me confundí de puerta". Toda la peña se empezó a descojonar, y debió de ser alguien conocido, porque empezaron todos a corear el nombre de John.

El siguiene turno, era de Anathema. Y ahí empezó el cachondeo.Todo Dios saltando del escenario, sin parar, como en los vídeos que había visto de ciertos grupos.Destacar lo brutal que sonó ese Sleepless Nights, de su créo primer disco.Muy buenos.

Y llegó el turno de Cathedral, liderado por Lee Dorrian, ex-Napalm Death.Sensacional concierto, con un sonido brutal, y unos ritmos muy machacones.Estaban presentando el Carnival Bizarre, que fuí a comprarlo al día siguiente.La Gente?Madre del amor hermoso,qué locura.Bendita locura.El guitarra encontró un hueco en la esquina al lado de la batería.y tal como lo cuento, el pobre voceras, Lee Dorrian,intentaba asomar la cabeza por algún lado para que se le viese.Por que el cuerpo no se le veía.Estaba tapado totalmente.Haciendo cuentas,un escenario donde apenas entraba los cuatro miembros, llegué a contabilizar 15¡¡¡¡¡¡¡¡tíos del público a la vez en el escenario.Lo dicho, de locos.Un 10