Unleashed - Dawn Of The Nine

Enviado por MetalPriest el Sáb, 06/06/2015 - 13:14
2202

1. A New Day Will Rise
2. They Came to Die
3. Defenders of Midgard
4. Where Is Your God Now?
5. The Bolt Thrower
6. Let the Hammer Fly
7. Wheree Churches Once Burned
8. Land of the Thousand Lakes
9. Dawn of the Nine
10. Welcome the Son of Thor!

Suecos, deathers y y vikingos. ¿Os interesa saber algo más?

Unleashed han regresado, camaradas... desde el Odalheim parecía que a penas se prestaban para aparecer en algún que otro festi veraniego y poco más. Pero este año caen muchas (¡muchas!) sorpresas. Y una de las mejores promesas del death sueco (desde 1989, con amor) no iba a quedar fuera. Queriendo re-afirmarse como los más cabrones al Oeste del Báltico, se nos echaron encima con Dawn Of The Nine, álbum cargado con un death metal de alta factura, que pretende seguir el rumbo trazado por álbumes como el Hammer Battalion, As Yggdrasil Trembles o el Odalheim. Vamos a notar la vibrante fuerza de estos disco en el último retoño de los Unleashed. Ya saben... esa esencia clásica del death sueco Old School, las guitarras solistas melodiosas, los momentos black-lóbregos de turno... y la fuerte pose vikinga que llevan poniendo desde mediados de los noventa.

No hay cambio respecto a sus últimos trabajos, de hecho podría decirse que hay algún que otro corte que recuerda en los estribillos a otros de entregas previas. Unleashed parecen quedarse un poco acorralados a nivel creativo, no obstante... lo que viene a ser la música, sigue siendo una apisonadora de puro acero adornado con sangre. El poderío de las hachas de Olsson y Folkare se hace notar tanto en las secciones rítmicas; pariendo unos riffs bastísimos y silvestres, como en los punteos donde sacan su faceta más cromática. Johnny sigue sin mostrar el más mínimo atisbo de vejez en su enérgica voz, y Ander el bataca, sigue adornando las composiciones del resto de Unleashed con franco acierto, demostrando por qué él sigue siendo el puto batería de la banda desde su fundación hasta el día de hoy. Venga, un repasito rápido... a ver qué tenemos.

Para empezar, A New Day Will Rise sale a escena, malévola y cortante. Machacando, sí... pero con una sofisticación encomiable. Entra fácilmente en cabezón. They Came to Die pegaría tranquilísimamente en el As Yggdrasil Trembles. Nos sale más directa y sin bajar el nivel en modo alguno. Lo más chocante es que los Unleashed nos saquen un estribillo en latín: "In Nomine Patris, et Filii et Spiritus Sancti". Pero lo que es ya una gozada absoluta, es Defenders of Midgard, mandándose ese riff principal en plan Morbid Angel blackerizados... pérfido track, y sobre todo contundente. Va muy en la línea de los temas del Odalheim, con esas cuerdas "al aire" que se quiera o no evocan a los vikingos.

La velocidad que nos corresponde, corre a cuenta de Where Is Your God Now?, que se disfruta especialmente por sus intrincados cambios y ese estribillo pegadizo. The Bolt Thrower es uno de los momentos más crudos del Dawn Of The Nine, y me atrevería a añadir que incluso suena a los Amon Amarth de la etapa del Fate Of Norns... Sobre la siguiente canción Let The Hammer Fly, poco hay que decir; no tiene fisura alguna salvo tal vez (si nos ponemos un poco sibaritas) que suena excesivamente familiar, como a recopilatorio de retazos de otros temas de la banda. Mención a parte merece Where Churches Once Burned (título como la copa de un pino), que suena gélida.. maligna... a puto cañonazo en los directos. Me llama la atención lo bien plagada que está de los clásicos "Yaaaaaaaaay!" de J. Hedlund. Berridos hoy por hoy marca de la casa.

Land of the Thousand Lakes no cambia nada la tónica, pero del mismo modo tampoco baja el listón... y es que la música de Unleashed aunque comienza a sonar algo redundante no deja de tener una calidad totalmente fuera de serie. Estos suecos mejoran como el vino, y por si te quedaban dudas, escúchate el solo de guitarra que se factura por aquí. Dawn of the Nine pone las cosas en su sitio: alcanzando una fúnebre mezcolanza entre el death y el doom caracterizada por el acertado uso de melodías y los secos versos de Johnny. Uno de los tracks más característicos del álbum, junto con Where Is Your God Now?, A New Day Will Rise y Defenders of Midgard. El final se acerca mientras Unleashed todavía conjuran esta mastodóntica Dawn of the Nine... pero el golpe mortal lo va a asestar Welcome the Son of Thor!, que resalta sobre las demás por su melodía principal; me recuerda a algo ya escuchado, del palo Amon Amarth, Arch Enemy o de de los propios Unleashed. A saber... el caso es que la canción es una jodida droga. Un pepinazo de despedida, de esos que te dejan totalmente cansado de menear la cabeza y con el puño en alto cuando al fin llega el silencio.

Unleashed lo han vuelto a hacer: se han sacado de la manga un disco totalmente digno de sus antecesores. Puede que no supere al Odalheim pero ahí cerca le anda el muy cabrón. Dawn Of The Nine es uno de esas novedades del año que dejan el pabellón del death por lo más alto. Y no es de extrañar: puto death metal sueco, del de la vieja escuela, y revestido de jodido metal cromado. Una delicia. Queda claro que Unleashed siguen totalmente en forma; que siguen componiendo música aterradora, cargada de fuerza y actitud. A pesar de su repetición de esquemas y recursos... ellos siguen conquistando los corazones de su público, que al final... es lo único que cuenta. A raíz de todo esto, se me viene a la cabeza la expresión de un usuario que tras su simplicidad oculta una gran verdad: "¿Por qué arreglar algo que no está roto?". Es que en este caso Unleashed son el ejemplo perfecto. Puede que se repitan un poco en este, su doceavo disco de estudio, pero aún con todo siguen enganchando, atronando como si acabasen de debutar hace solo un par de años... es una pasada.

Cuatro cuernos medio-altos y un 8,5 para Unleashed y su Dawn Of The Nine: todo un homenaje a la escena extrema escandinava, donde el death metal ocupa lógicamente el puesto de honor. Altamente recomendado para deathers ¡Faltaría más!

Johnny Hedlund: voz y bajo.
Tommas Olsson: guitarras.
Fredrik Folkare: guitarras.
Ander Schultz: batería.

Sello
Nuclear Blast