The Ugly Kings - Of Sins

Enviado por Dieguitoacdc el Dom, 12/08/2018 - 23:17
4187

1. Devil Heart 03:17
2. Goodbye (feat. Pierina O'Brien) 03:32
3. Control Freak 02:52
4. Of Sins 04:26
5. Wicked Witch of Wonder 03:20
6. Out of Time 04:09
7. Nobody but Me 02:04
8. Little Birdy Told Me 04:16

Ayyyyy Australia querida. Un país que ha visto nacer a tantísimas bandas de renombre como AC / DC, Midnight Oil, Airbourne, Rose Tattoo, Wolfmother o Parkway Drive, entre otros tantos, y que a día de hoy sigue dando a luz a nuevos artistas que en un futuro no tan lejano podrían gozar de fama mundial. No obstante, ni las leyendas que he nombrado anteriormente, ni las promesas del Rock actual, vivieron/viven en un mundo idílico en el que la fama musical se obtiene de la noche a la mañana, salvo un par de excepciones. Ya cantaba Bon Scott hace muchas décadas eso de “It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock N’ Roll)” y no se equivocaba el legendario cantante de mis queridos AC/DC. Por ello me gusta mucho la idea de que esta página sirva también para presentar nuevas bandas a un público rockero como el nuestro.

Nuestros protagonistas de este Blog son “The Ugly Kings”, cuarteto procedente de Melbourne, un grupo que, como podréis comprobar, combina el Hard-Rock clásico con numerosos géneros como el Blues o subgéneros como el Stoner. Su sonido guarda ciertas similitudes, por compararlos con algún artista, con los australianos Morphine, y en algunos instantes pueden recordar a Led Zeppelin, Black Sabbath o a los Doors. Aunque recientemente han publicado su primer álbum de estudio, me gustaría retroceder un poco más en el tiempo, más concretamente hasta 2015, para rescatar y reseñar su primer EP, que lleva por título “Of Sins”. Ciertamente este trabajo está compuesto por 8 canciones, por lo que eso de “EP” se queda corto, por lo que la propia banda ha llegado a definirlo como un “mini-album”. En internet, contrariamente, hablan de EP. Sea como sea, es un trabajo que creo que puede gustar y por ello lo comparto a continuación.

Y comienza el disco…
"Devil Heart” tiene un inicio pausado, con cierto regusto a Blues-Rock, hasta que termina convirtiéndose en un tema mucho más pesado y sólido. Su riff principal es sencillo, pero suficientemente bueno para acompañar al excelente Rusty, quien nos regala una interpretación al micrófono chulesca, con cierta desgana y mucha personalidad. En ocasiones tiene un registro similar al del legendario Jim Morrison (guardando las diferencias), líder de The Doors, banda que, según estos músicos, ha sido una de sus mayores influencias. Otro elemento a destacar de esta canción es su logrado solo de guitarra, que es uno de los mejores de todo el plástico.

Unos precisos baquetazos anuncian la llegada de "Goodbye", canción en la que colabora la cantante australiana Pierina O'Brien, quien hace una gran labor cantando a dúo con Rusty. El estilo de esta canción podría definirse como una positiva combinación de Stoner y Doom con ciertos matices de Blues que terminan conformando un tema muy logrado del que resalto el poderoso puente, el ya mencionado dúo al micro entre ambos vocalistas y la base instrumental (especialmente en los diversos cambios de ritmo que se experimentan en el segundo minuto). Es una verdadera lástima (ojo que no será la única vez que lo diga) que no hayan incluido un solo de guitarra para rematar la canción.

El Blues-Rock se despliega con más contundencia en "Control Freak", otra apuesta agradable de escuchar y con un riff peligrosamente adictivo muy en la onda de los primeros Black Sabbath o de Led Zeppelin. Los versos muestran una gran conexión entre la provocadora voz de Rusty y el sonido de la banda. No puedo dejar de alabar el instrumental que se inicia en la parte central de la canción pese a carecer, nuevamente, de un buen solo.

Pero si hay una canción que me ha llamado la atención, esa ha sido "Wicked Witch Of Wonder". Pegadiza pieza de Hard-Rock, con nuevos guiños blueseros, en la que se suceden varios riffs descomunales sobre los que Rusty se va a desenvolver a la perfección, cantando una vez más con un registro más desganado, rebelde y, por instantes, rabioso. El estribillo es tan pegadizo, en gran parte, por la repetición constante de la letra W (si pruebas a decir el título, descubrirás lo adictivo que suena eso de “wikewichofwonda” jejeje). No obstante, como única pega, vuelve a producirse ausencia de un solo de guitarra. Finalmente resalto el curioso videoclip que acompaña a este tema, inspirado, según los propios músicos, en el cine gótico y de terror de los años 20.

Muy similar al anterior número es la atractiva “Of Sins” (otra de mis preferidas), canción que da nombre a este trabajo, con un sonido que podríamos etiquetar de Hard-Rock, pero sin obviar las más que notables influencias de Blues. El riff que surge después del estribillo me parece una auténtica genialidad, así como el momento a capella que nos regala Rusty, mostrando su más que llamativo registro.

“Out Of Time” probablemente sea la canción más puramente Blues de todo el trabajo, especialmente debido a los cautivadores versos del mismo. Nuevamente tengo que destacar al señor Rusty, quien cuaja una actuación magistral con el micrófono, cantando con muchísimo dramatismo toda la pieza. Poco antes de alcanzar el tercer minuto, la pista toma más fuerza y suben las revoluciones notablemente hasta devolvernos al sobrio riff con el que comenzaba la misma.

Posteriormente nos topamos con dos temas más cañeros como la breve “Nobody But Me” (riffs martilleantes, un sembrado Krusty y un estribillo pegadizo) y la sabbathica “Little Birdy Told Me”, un tema caracterizado por sus riffs y punteos de escándalo, además de por el uso de mucha distorsión. Finalmente, “Smith Street Paranoia”, que combina una vez más el Blues y el Metal más cavernario, pone el broche de oro al disco.

A modo de resumen, el cuarteto es capaz de mantener nuestra atención durante todo el EP a base de una buena dosis de un Rock oscuro e influenciado por muchos géneros y subgéneros diferentes. Rusty tiene una voz formidable e inspirada en grandes cantantes del pasado como el ya mencionado Jim Morrison, siendo el amo y señor del disco. En 2018 el grupo ha lanzado su debut discográfico, que lleva por título “Darkness Is My New Home”, cuya escucha recomiendo con total convicción.

“Of Sins”, como EP que es, muestra a una banda que, como tantas otras, posee un potencial muy elevado que el tiempo dirá si saben, o no, aprovechar en posteriores entregas. Tres cuernos bien altos para este trabajo.

Wicked Witch Of Wonder

Devil Heart

Rusty: Voz
Christos: Guitarra
Nick: Bajo
Andy: Batería

Sello
Independiente