Status Quo - Dog of Two Head

Enviado por Garfunkel el Mié, 12/02/2014 - 13:59
2073

1. Umleitung
2. Nanana (Extraction I)
3. Something's Going on in My Head
4. Mean Girl
5. Nanana (Extraction II)
6. Gerdundula
7. Railroad
8. Someone's Learning
9. Nanana

La música da alma al universo, alas a la mente, vuelo a la imaginación, y vida a todo. (Platón)

En 1977 las sondas Voyager fueron lanzadas al espacio con el objeto de dar a conocer la civilización terrestre a las posibles formas de vida alienígenas. Para ello se sirvieron de un disco gramofónico que contenía, además de saludos en todos los idiomas conocidos, un "grandes éxitos" de toda la música de la Tierra. Entre los cuales se hallaba, entre tantos otros, Bach, Chuck Berry, Louis Armstrong, los cantos nocturnos de los navajos, o el blues de Willie Johnson. Y sin embargo, no dejaron espacio alguno para la que posiblemente sea el mejor grupo de boogie rock de toda la historia: los Status Quo. ¡Vergüenza debería darles!

Es una tremenda injusticia que al hablar de Rock siempre parezcamos olvidar a determinadas bandas que, pese a lograr éxitos ejemplares, nunca parecen lograr emerger por encima de nombres mucho más masivos. En el caso de Status Quo es algo imperdonable. Los británicos son toda una institución musical que, a lo largo de sus cincuenta años de carrera, se ha encargado de brindar alegría e iluminar las vidas de millones de terrestres. Con su constancia y saber hacer, se han ganado por derecho propio un lugar en el gran podio del Rock. El hecho de contar con 60 singles de éxito en su Inglaterra natal - por encima de gente como los Stones - es sólo uno de los más ejemplares de su larga lista de méritos.

Legendario es un adjetivo que describe perfectamente a los Status Quo. Nadie podrá olvidar jamás a clásicos del imaginario colectivo como "In the Army Now", "Paper Plane" o el ultra-conocido "Wharever You Want". Y es que si en algo son expertos los británicos es en que logran ser tarareados y rememorados, incluso, por gente que desconoce quiénes son los propios Status Quo. Sin vacilación alguna puedo afirmar que, de igual manera que sucede con otros referentes como Motörhead o AC/DC, los "Quo" son igualmente expertos en ésa extraña fórmula del "menos es más" que sólo parece funcionar para unos pocos privilegiados. Y aunque su discografía es extensa e irregular, su música es como un preciado vino que coge cuerpo y sabor con el paso de los años.

En este trabajo, los británicos ya muestran las formas y maneras que les llevarían al éxito en su siguiente Piledriver. Pero sí hay algo que diferencia a éste último de su predecesor de 1971 es la presencia de un sonido mucho más orientado hacia el blues, "progresivo" quizás, de extensas y generosas improvisaciones grupales. Un elemento distintivo que, lamentablemente, no se halla presente en el resto de su discografía. Dotando así a Dog of Two Head de un carácter ciertamente más innovador y creativo decididamente irrepetible.

La salida de Roy Lynes deja a la banda como un cuarteto equilibrado. Consolidándose así la alineación clásica de los Status Quo más recordados e inolvidables. Para la banda, el período de 1970 a 1976 marca el apogeo de su creatividad y de su éxito, produciendo obras - indispensables en cualquier hemeroteca que se precie - del calibre del mencionado Piledriver (1972), Hello! (1973), o el magno Blue for You de 1976. Esto no quiere decir que el resto de su discografía no sea meritoria de escucha alguna, ¡todo lo contrario, queridos lectores! Pero la carrera de los Quo es tan longeva e interesante que no puedo resumirla sucintamente en unas pocas líneas.

Desde la apertura con 'Umleitung' hasta su cierre, el disco es todo una joya olvidada que se deja querer muy fácilmente. La dupla de Rick Parfitt y Francis Rossi - infravalorada donde las haya - de buen seguro hará las delicias del respetable con sus geniales improvisaciones. Pues la belleza intrínseca de las composiciones, como la acústica 'Gerdundula', son auténticas maravillas auditivas.

La producción minimalista del disco, junto con el fenomenal juego dibujado por las guitarras y el piano es uno de los puntos fuertes del disco. Los entusiastas de Thin Lizzy y los duelos de Gorham/Moore/Robertson, a buen seguro encontrarán semejanzas a lo largo del disco, especialmente, en la tremenda 'Someone's Learning'. Un auténtico diamante en bruto donde salen a escena las mejores virtudes de los Quo en este momento de su carrera. Partes bluesy, largos solos de guitarra, e improvisaciones de espectacular despliegue instrumental son algunas de las señas de identidad que la banda despliega aquí. El cierre acústico con 'Nanana' - la cual, por cierto, aparece a lo largo del disco en forma de reprise - pegadizo y efectivo, reminiscente del 'Brown Eyed Girl' de Van Morrison se encarga de dejarnos con un buen sabor de boca, demostrando, además, que los Quo poseen una mayor calidad de la que parezca aparentar a primera vista.

Pese a la indudable calidad de sus lanzamientos posteriores, jamás volvieron a ofrecer un planteamiento experimental semejante a este disco de 1971. Dog of Two Head es, a día de hoy, un trabajo de indudable valía y singularidad. Es un disco transitorio que deja atrás la inicial propuesta psicodélica de la banda y que comienza a definir el sonido clásico por el cual los Quo serán conocidos. Desgraciadamente, la limitada distribución del disco por parte de Pye Records lo condenará al ostracismo musical, pese a las críticas muy favorables de la prensa especializada.

En definitiva, un disco único e irrepetible, propio de una añada y una cosecha igualmente magnas. La magia musical puebla todos y cada uno de los rincones del disco, siendo éste una obra disfrutable por todos. Sean amantes del blues y el rock, o no. Hete aquí la grandeza de Status Quo.

Francis Rossi: Guitarra y voces
Alan Lancaster: Bajo, guitarra y voces
Rick Parfitt: Guitara, piano y voces
John Coghlan: Batería

Sello
Pye Records