Sparto - Víctimas, héroes

Enviado por Alexrock el Vie, 05/08/2011 - 13:25
2159

En el mundo del rock, y cuando digo rock me refiero al amplio abanico de estilos que se amalgaman en la mayor expresión cultural que el hombre jamás conoció, hay cosas que no se entienden.

No se entiende como determinados artistas sin un ápice de calidad, fuerza ni sapiencia llegan a lo mas alto, a la cúspide; no se entiende como existen artistas que quieren “vestirse” de rock cuando no tiene ni la mas remota de las ideas de lo que significa dicho movimiento cultural; no se entiende como determinados medios de comunicación cuentan en sus filas con pseudoperiodistas que, sin asistir a un concierto, se permiten la licencia de hacer una crónica de lo que vieron la noche anterior cuando hay cientos de grandes periodistas que, como muchos hoy en día, están en la cola del INEM; y no se entiende como bandas con una calidad enorme, con unas ganas fuera de lo común y con un trabajo a sus espaldas encomiable de ensayos, solo hacen bolos ante 10 o 20 personas, no llegan a nada, no venden discos, no hacen conciertos o no aprovechan la puntual fama que les dio tal o cual canción.

El caso de SPARTO no se muy bien donde podría encuadrarse; no se si fue mala suerte, dejadez por parte de la discográfica, desilusión, desesperanza, hartazgo, no lo se, pero que es una de esas cosas que no se entienden en el mundo del rock, al menos una de esas cosas que yo no entenderé jamás, de eso, no me cabe la menor duda.

Sparto fueron una banda pamplonica de heavy metal, sin mas etiquetas, fundada en el año 1983 que ganaron un concurso en su tierra natal allá por el año 1987 y que en aquella época en la que quien suscribe contaba con 14 añitos ocuparon alguna línea en la HEAVYROCK de la época, aquella que los adolescentes nos aprendíamos mes a mes casi de memoria y después recortábamos para poner fotos “chulas” en la carpeta del instituto y ser “malos malotes” , aunque cuando llegábamos a casa flipábamos con “El coche fantástico” y con las croquetas de mamá.

La cuestión es que entre apuntes de matemáticas y episodios de “Kitt. Te necesito” quien suscribe escuchaba un programa en la radio (supongo que Radio 3) que presentaba Carlos Pina denominado “Rompehielos” y un buen día el Sr. Pina tuvo a bien poner un tema del E.P (publicado en 1988) que hoy os traigo… ¡¡ Y a tomar por culo la bicicleta!!!. Que fuerza, que rabia, como cantaba aquel tío, que riffs de guitarra, pues claro que el heavy no es violencia, coño!. A partir de ese día necesitaba encontrar ese E.P., tenía que ser mío. Y no lo conseguí ni hablando con el tío de la tienda de discos, comprometiéndome a dejarle 300 “pelas” a cuenta para que lo pidiese, nada; hasta que llegó la red de redes y lo pude encargar; es curioso como después de muchos años, habiendo escuchado la canción dos o tres veces a lo sumo, la tienes intacta en tu memoria. Me impactó.

¿Y sabéis una cosa?, a pesar del paso del tiempo, de tener las letras un tanto, o un mucho, desfasadas, me sigue transmitiendo la misma fuerza y la misma garra que cuando era un chaval, y ya me sale alguna canilla cabrona.

Víctimas, héroes”, el tema homónimo comienza con una martilleante batería a la que no tarda en unirse una guitarra bastante heavy para finalmente unirse el resto de banda, destacando ya desde el principio Ion Pino, esa voz la tengo metida en la cabeza desde la primera vez que lo escuché. El tema habla de una pandilla de colegas que se van a ver un concierto y tienen un accidente, contando como pasaron la noche viendo a sus ídolos. Joder, ya se que es un tema una tanto pasado, pero en 1988, yo me imaginaba en un concierto de rock, con chavalitas y cerveza y todo eso.

Después “Unidos de verdad” y “S.I.D.A”. Eran temas de actualidad en aquel entonces (muy mítico también era el tema de no a la mili y la insumisión, OTAN no, bases fuera y todo aquello). El primer tema…. Pues eso, “Hermanooo, colegaaa… no nos pueden separar, unidos de verdad!!, muy buenas guitarras, sonido muy compacto y caña; el heavy por bandera, en aquella época ser heavy era algo contestatario, diferente, llevar pantalones de pitillo y parches de KISS molaba, si veías a alguien por la calle que iba igual que tú te sentías identificado, formabas parte de algo…. (no se si los chavales de 15 años de hoy sienten lo mismo). El segundo comienza como un medio tiempo que va ganando velocidad y en el que Ion utiliza más sus agudos.

Estos tres primeros temas son heavy metal, tal cual, sin más, recuerdan a una mezcla de Accept, con algo de Judas, incluso algo de Leize (que mítica “Muros”).

Y me dejo para el final “El heavy no es violencia”; si a lo anteriormente citado, le unes una pizca de Assassin y un poquito de los Muro españoles, tenemos el tema que tantas veces, hasta hartar, se repetía en mi cabeza. “Puede ser… todo lo que quieras decir… pero nunca aceptareeeeé… que el heavy es violenciaaaa..! Nada que ver con el tema de Pedro Bruque, también mítico, pero este es cañero, cañero, heavy metal casi speedico me atrevería a decir, con una base demoledora, la voz de Ion sin dar tregua ni un segundo, y en fin… tantos clichés y tantas historias que podría contar, desde mi madre diciéndome “córtate ese pelo que pareces un delincuente”.. hasta la frase de la pija de la clase “todos los heavies sois unos drogatas” ; clichés que afortunadamente hoy en día ya han desaparecido, afortunadamente.

Posteriormente, según he leído por ahí, Sparto editó un L.P. llamado “Todos juntos” y en el que, en alguna edición volvieron a meter los temas de este “Víctimas, héroes”. Grabaron un segundo L.P, al parecer menos cañero, y nunca mas se supo de ellos como SPARTO, una verdadera pena porque eran muy buenos, o al menos a mí me lo parecían.

Ion Pino: Voz
Tito Trujillo: Guitarra
Txutxo Villarroya: Bajo
Txus Casanova:Batería

Sello
Arión