Serious Black - Mirrorworld

Enviado por Marcapasos el Dom, 11/09/2016 - 20:45
3528

1. Breaking the Surface (01:52)
2. As Long as I'm Alive (04:01)
3. Castor Skies (04:23)
4. Heartbroken Soul (03:45)
5. Dying Hearts (05:02)
6. You're Not Alone (03:41)
7. Mirrorworld (05:01)
8. Emotional Blackmail (Bonus track) (04:07)
9. The Life that You Want (Bonus track) (04:27)
10. State of My Despair (04:27)
11. The Unborn Never Die (03:52)
12. This Machine Is Broken (bonus track) (04:34)
13. Hello Moon (Bonus track) (04:11)
14. Goodbye My Angel (Bonus track) (04:32)
15. I Show You My Heart (acoustic) (Bonus track)
16. Sealing My Fate (acoustic) (Bonus track)

Hace no mucho comentábamos el nacimiento de una nueva formación de Power Metal y Metal Melódico de la cual se esperaba mucho. Con la llegada de su primer álbum, As Daylight Breaks, estrenado a principios de 2015, quedé bastante desencantado con el resultado. Sin ser un disco malo, sí es cierto que las expectativas puestas en ese trabajo eran bastante altas, dando a entender que podrían haber dado mucho, mucho más.

Más tarde, se encaminarían en pos de varios tours con bandas de renombre como Kamelot o Gamma Ray y junto a otras de reciente generación como Dragony. A la espera quedamos muchos de la edición de un segundo álbum que elevara a Serious Black al nivel que sí debería estar de verdad.

Sin más dilación, es un gusto para mí presentar al merecido sucesor de As Daylight Breaks, el cual lleva por título Mirrorworld.
En esta ocasión, la formación (ahora encabezada por uno de sus fundadores, Mario Lochert) ya no cuenta con los ex-Helloween y ex-Blind Guardian Roland Grapow y Thomen Stauch, disponiendo, actualmente, de Bob Katsionis (Firewind) como guitarrista y Alex Holzwarth (Rhapsody of Fire) como baterista.

Y es verdad, es una pena que Grapow y Stauch (principales bazas a la hora de hacer de Serious Black una formación de Metal tan llamativa) ya no formen parte del proyecto. Sin embargo, hay que decir que, con los nuevos integrantes, y por medio de Mirrorwold, Serious Black, al fin, ha dado el paso justo que tanto necesitaba. ¿Te preguntas cómo? Te invito a descubrirlo ahora mismo.

A través de la introductoria Breaking the Surface (que me hizo recordar a cómo abría el Prometheus de Luca Turilli) se nos ofrece un buen puñado de temas que no dan tregua: As Long as I'm Alive (portadora de unas coloridas guitarras y una rítmica rompedora) y Castor Skies (puro Power Metal refulgente y de técnicos teclados clásicos, procurando mandar en primera fila a un Urban breed en un estado vocal inmejorable).

A continuación, Serious Black vuelve a demostrar su excelente gusto por las canciones de medio tiempo. Heartbroken Soul suena genial con sus densos riffs de guitarra y ese sentido estribillo, mientras que la sangrante Dying Hearts ofrece las justas dosis de melodía a través del uso del teclado y un estribillo que encandila.
Con You're Not Alone volvemos el paso hacia el Power Metal más veloz. Holzwarth desenvuelve con presura el doble pedal, y las guitarras de Dominik Sebastian y Bob Katsionis cobran un importante protagonismo. Cabe anotar que la propia canción se construye como un puente entre las influencias más clásicas de la banda (como Uriah Heep o Deep Purple, cosa que ya olía desde As Daylight Breaks) y el Power Metal europeo, desde Helloween hasta Stratovarius.

Sin darnos cuenta, ya nos encontramos frente al tema homónimo, Mirrorworld, uno de los más interesantes a nivel compositivo, con diversos juegos en su rítmica, preciosos matices instrumentales y, así mismo, una estupenda avanzadilla para el octavo track del disco, State of My Despair, otra pista que vuelve a apostar por el estilo dulce de Dying Hearts, con una mayor participación de las cuerdas acústicas y un estribillo afortunadamente prolongado y que se deja disfrutar de forma elocuente.

Y llegamos al último tramo de la mano de The Unborn Never Die, un tema notable de principio a fin, desde ese pausado comienzo (onda Helloween en Time) hasta el momento en que estallan las guitarras con esa energía Power tan fantástica, y terminando la faena con Urban breed y su grand finale.

Y así acaba el segundo periplo de Serious Black, mucho mejor que el primero y que señala que la cosa avanza saludablemente.
Cierto es que su propuesta no será la más virtuosa ni original, y aún queda cierto trecho para alzarse como uno de los grupos más vistosos del momento, pero, con discos como Mirrorworld, dejan bien claro que ellos escriben una música mucho más que asequible, facilitando la escucha por cada minuto y cada track, y siempre conectando con la audiencia. Y todo eso se nota.

Vale la pena disponer o, por lo menos, echarle un vistazo a la edición bonus, también lanzada por AFM Records, en las que entran canciones extra incluso a mitad del álbum, como la bonita balada Emotional Blackmail y The Life that You Want, mas dos canciones extras al final (la encantadora Hello Moon, la creativa This Machine Is Broken y la romántica Goodbye My Angel) y dos versiones acústicas.

En conclusión, recomendado queda Mirrorworld para todo aquel que guste de empaparse de un buen álbum de Metal Melódico, sincero y sin pretensiones inconclusas. No cabe duda de que Serious Black van en la dirección correcta.

Tres cuernos bien altos (7.5/10) que se merece Mirrorworld. Sin duda, una buena nueva para estos músicos y para quienes disfrutamos de este estilo de hacer Metal.

Mario Lochert / Bajo
Dominik Sebastian / Guitarra
Jan Vacik / Teclado
Urban breed / Voz
Bob Katsionis / Guitarra
Alex Holzwarth / Batería

Sello
AFM Records