Saxon - Unleash The Beast

Enviado por Rob Jalford el Lun, 22/02/2010 - 22:38
162

1. Gothic Dreams 1:33
2. Unleash the Beast 5:16
3. Terminal Velocity 4:43
4. Circle of Light 5:26
5. The Thin Red Line 6:20
6. Ministry of Fools 4:29
7. The Preacher 4:55
8. Bloodletter 5:31
9. Cut Out the Disease 5:23
10. Absent Friends 4:54
11. All Hell Breaking Loose 4:31

Saxon es una banda que se ha mantenido fiel al estilo de heavy metal de toda la vida, con alguna excepción a finales de los ochenta (aquel irregular y pasteloso “Destiny”), desde sus orígenes han tenido claro un sonido y lo han ido adaptando a los tiempos que corren. Hoy día suenan mas potentes y modernos, pero guardando su esencia, su potencial, su identidad. En los noventa no sufrieron ninguna mutación extraña pese a la creciente ola del sonido grunge de Nirvana y derivados. Así como aquello significó la muerte del hair/glam metal o la suavización de muchos grandes del thrash como Metallica o Megadeth. Saxon se pasó por el forro estos nuevos aires y siguió en su línea guerrera, con discos como “Solid Ball of Rock”, “Forever Free”, “Dogs of War” o este suculento “Unleash the Beast”, cerrando la década con “Metalhead” que a mí me decepcionó bastante.

Sin duda este disco es junto con “Solid” el mejor de esa década de los británicos, sin menospreciar los otros trabajos, creo que es mas completo, agresivo y oscuro que los otros. Bajo una inquietante portada de gárgola maléfica, la banda se pone las pilas y ataca con varias piezas directas, recuperando el espíritu de sus hits ochenteros (Warrior, 20.000 Ft) puro heavy metal, con riffs sobresalientes y mucha velocidad. Hablo de mis tres favoritas del disco: el tema titulo (trepidante y con un minuto final de infarto con un hostión padre hecho riff y solo heavy a muerte), Bloodletter y All Hell Breaking Loose (que cierra el disco de manera apoteósica). Cremita para los seguidores de Saxon y para cualquier “metal heart”.

Mención honorífica merece la descomunal Terminal Velocity un himno a la altura de Denim and Leather,Wheels of Steel o Strong Arm of the Law, ritmo de headbanging, un medio tiempo rockero con un estribillo para el recuerdo, Biff canta de puta madre. El trabajo a las guitarras es adictivo a tope, con multitud de solos decorando el tema,me encanta el riff que nos inmola en 2.01, sabor añejo y alta escuela rockera inunda toda la pista. El solo está a la altura del resto, como os digo, un clásico para su discografía.

Como novedad en el grupo, se incorpora el guitarrista Doug Scarratt en sustitución de Graham Oliver, haciendo un gran papel y cubriendo la ausencia del veterano sin ningún complejo ni problema, compenetrándose realmente bien con Paul Quinn. Hasta la fecha continúa con ellos, lo cual habla de perfecta simbiosis con los otros componentes.

Dentro de los ambientes mas oscuros (tanto en estructura de temas como en la forma de cantar de Byford) tenemos Circle of Light con su gran pegada (Nigel Glockler se sale tras los parches) y atrapante estribillo (“follow me…), un currado tema de formidable trabajo en las seis cuerdas o Cut Out the Disease con elaborado riff principal y un inquietante ambiente.

The Thing Red Line con su temática bélica es otro pelotazo del disco, que ya os anticipo no tiene tema malo, ni de relleno, un corte hímnico y muy épico, de mas de seis minutos de duración, que no aburre en ningún momento, con gran protagonismo del bajo en su mitad.

Siguiendo la estela de We Will Remember la banda nos obsequia la melódica y emotiva Ministry of Fools, otro caballo ganador del disco, pegadiza y con las constantes clásicas de los sajones, muy buena.

Tal vez la menos conseguida, sin ser mala, es The Preacher que me resulta mas típica, eso sí, el solo de guitarra es de alto standing.

El tiempo de los pañuelos y los sentimientos a flor de piel lo tenemos con Absent Friends balada acústica realmente bonita, un poco de calma ante tanto ataque al corazón siempre viene bien. De los mejores lentos del grupo, aunque yo siempre me quedare con Broken Heroes del “Innocence is no Excuse”.

En resumen un imprescindible disco de Saxon de finales de los noventa, en un gran estado de forma tanto compositivo como técnico, que hará las delicias de cualquier devorador de buen heavy. Cuatro cuernazos, rozando los cinco, 8.75 Jalfords para este “Unleash the Beast”.

Unleash the Beast

Terminal Velocity

Bloodletter

Ministry of Fools

The thin red line

Absent Friends

Biff Byford - Vocalista
Doug Scarratt - Guitarrista
Paul Quinn - Guitarrista
Nibbs Carter - Bajista
Nigel Glockler - Bateria

Sello
EMI