Rocka Rollas - Conquer

Enviado por MetalPriest el Lun, 15/07/2013 - 14:41
2186

El poder de los jóvenes no puede subestimarse, jamás. Os presento a Rocka Rollas tíos, los más aguilillas ya los conocerán puesto que otro compañero ya reseñó su primer discazo: The War Of Steel Has Begun. Esta banda procedente de Suecia tiene una sola mente compositiva, una mente brillante y temprana de 24 años tan solo: Ced. Este chico compone los ritmos de batería, las líneas de bajo y atruena con las guitarras, tras trabajar en el álbum del 2011 con Josef en las voces ahora cambió a Joe Liszt. ¿Cómo resultó el cambio? Si bien Josef era un vocalista tremendo con detalles a lo Mike DiMeo de Riot y a Steve Grimmett de Grim Reaper y Lionsheart, Joe Liszt suena más grave y corero a lo Rolf Kasparek de Running Wild o incluso a Hansi Kürsch en algunos matices.

Rocka Rollas siguen arrasando, con su estilo speedico, su sonido fácil y la técnica increíble de Ced. El estilo cambió, y de un modo similar al cambio de vocalista. Antes sonaban más a Riot, Accept e incluso a los Judas más cafres del Defenders y del Painkiller, todo esto con un poso a los Helloween de Kai Hansen que no se perderá en este EP. Los derroteros que este trabajo sigue son los de los Running en su época dorada (Under Jolly Roger, Port Royal, Death or Glory…) pero con un estilo menos crudo, más melódico y técnico.

Metámonos en este EP, el Conquer del 2012, que viene justo a eso, a conquistar. Solo hay que echarle un ojo a esa portada tan cimmeria para ver que estos no pueden ir más en serio. Trues y devotos defensores de la fe, seguidme.

Bloodbath comienza con mucha melodía Helloween pero acaba por imponerse ese estilo pirata a lo “Riding The Storm”. Coros impresionantes, riffs potentes, punteos tremendos y feeling, mucho feeling. Conquer llega más cabalgadora, triunfal y calmada. Joe Lizst continúa en la misma línea, bajo los parámetros ya descritos. Las guitarras se manifiestan por momentos deudoras de Maiden pero sin pasarse. Como veis las influencias se palpan con facilidad, y es que este heavy-power está muy trillado, pero la cosa es que suena todo de vicio. Ced sabe sonar a grande, y es más: podría llegar a ser un grande si hubiera nacido hace diez o quince años ¡Que talento compositivo, amigos! Tras la épica y elaborada Conquer tenemos Riding The Metal Storm (emulando los títulos mega-trues de su primer disco). Este tercer corte suena más power, mucho estilo Kai Hansen, con voces a lo Blind Guardian. Influencias muy germánicas y resultonas. Los coros y guitarras suenan más alegres y gloriosas. Calidad por un tubo, del cerebro de Ced a vuestros oídos. Para acabar Steelweeler llega implacable. Pieza instrumental veloz que recoge una técnica impresionante, entramando armoniosas melodías de guitarra a lo largo de sus dos minutos con una batería feroz. Así de breve, así de contundente.

Veinte minutejos de nada. Una pequeña dosis de “true” metal que puede servir como una inyección de adrenalina. Nada nuevo en el horizonte, compañeros. Todo sea dicho. Pero sabed que es material súper disfrutable, llevadero, épico y sobre todo natural. Salido del alma. Rocka Rollas pueden ser poco originales pero traen calidad y apuesto un huevo y parte del otro a que seguirán así por mucho tiempo.

En virtud de todo este análisis creo que lo más justo son unos cuatro cuernos. Eso sí, flojos de cojones. Todo es más fácil cuando emulas a los grandes, ¿no? Sobre todo con tanto descaro… Sobre diez… pongamos un 7 pelado, por sonar bien, muy bien. Disco para seguidores del power o heavy speedico de finales de los ochenta. Salud y metal.

Ced: guitarras, bajo, batería
Joe Lizst: voz

Sello
StormSpell Records