Nazareth - Close Enough for Rock 'n' Roll

Enviado por ChrisJiménez el Mié, 23/09/2020 - 18:17
Nazareth

1. "Telegram" - 7:53
2. "Vicki/
Homesick Again" - 6:52
3. "Vancouver Shakedown" - 4:05
4. "Born Under the Wrong Sign" - 3:55
5. "Loretta" - 3:17
6. "Carry Out Feelings" - 3:19
7. "Lift the Lid" - 3:50
8. "You're the Violin" - 4:44

(9. "My White Bicycle" - 3:27
temas adicionales
)

[Full album]

Cumplidores y currelas como ellos solos, el indisoluble cuarteto ya llevaba en 1975 seis álbumes realizados, y el último de ellos (y primero con el que se estrenaban en la autoproducción) había sido un éxito de crítica y público.
Sobre todo gracias a sus "singles" estrella, "Hair of the Dog" y su sentida versión del "Love Hurts" de los Everly Brothers; quedar entre los veinte primeros puestos del Billboard y acabar siendo certificado Platino significó que el esfuerzo obtuvo merecidamente su recompensa.

Tras degustar las mieles del éxito tocaba girar, e incluso el inquieto cantante se permitió publicar su curioso primer disco en solitario (con la colaboración de sus compañeros, por supuesto...). Como ya dije (léase https://www.elportaldelmetal.com/critica/nazareth-playn-game), 1976 iba a resultar un año algo agitado para los muchachos, además de para el rock en general, pues mientras Deep Purple o New York Dolls rompen sus lazos, jóvenes revolucionarios como los Ramones, Sex Pistols, Patty Smith o Buzz Cocks toman la escena implantando una nueva corriente, el punk, que desaparecerá con la misma rapidez que llegó.
Los veteranos ahora son considerados dinosaurios, pero los escoceses van a su rollo, de nuevo presionados para grabar en estudio, y no tardan mucho, volviendo Charlton a desempeñar el rol de productor; sin embargo dejan Londres para irse a trabajar a Canadá. Quizás este cambio de atmósfera determina el sonido del siguiente LP, en el que varían su dirección hacia terrenos más experimentales, con la melodía como principal aliciente en detrimento de la crudeza de su anterior "HAIR OF THE DOG".

El nuevo y esperado trabajo lleva por título "CLOSE ENOUGH FOR ROCK 'N' ROLL", cuya referencia parece ser una máxima de los guitarristas: la de que "no importa si la guitarra no está del todo afinada, con tal de que quede lo suficientemente cerca de tocar rock 'n' roll". Ahora la intensidad de musculosos temas como "Beggar's Day/Rose in the Heather" o "Changin' Times" se relaja un poco con la acusada presencia de claros devenires comerciales; el ejemplo más radical de este cambio lo protagoniza "Carry Out Feelings", tierno medio-tiempo colmado de inofensivas melodías y pegadizos estribillos hecho con la intención de triunfar en la radio.
Prosiguen los nuevos conceptos con "Born Under the Wrong Sign", robusto y oscuro corte de aires funk y melancólicas letras dominado por el retumbante bajo de Agnew; la chulería campa a sus anchas, si bien es cierto que nunca Nazareth se mostraron tan evocadores como en esta ocasión...o tal vez sí. La acertada versión del "You're the Violin" de Rosey Grier lo confirma; McCafferty aprovecha los regustos blues y lo sugerente de la letra (donde se relaciona la sordidez sexual con la música) para sonar provocador y enigmático. El resultado es vibrante, sobre todo al llegar un soberbio puente con percusiones (a eso de los 3:39 minutos) que vuelve la canción aún más exótica de lo que ya era.

Pero no todo es experimentación; esa deliciosa "Loretta", regalándonos un solo vertiginoso por parte de Charlton, y la más acelerada "Lift the Lid", no son sino muestras del mejor rock clásico que los escoceses llevan impregnado en sus raíces desde el principio. También lo es "Vancouver Shakedown", una de sus piezas antológicas; más suave que las anteriores pero indudablemente vigorosa, dinámica, con magníficos estribillos y amargas letras (que revelan cómo el grupo se vio estafado en dos ocasiones...¡por el mismo promotor musical!).
Mientras, la sensibilidad emerge de la mano de "Vicki", dando paso a "Homesick Again": la primera, una preciosa instrumental; la segunda, una emotiva balada de añejos aires "dylanianos" cantada a coro por todos los integrantes, algo en lo que nunca fallan. Pero si hay una triunfadora es la suite progresiva dividida en cuatro secciones "Telegram", donde una vez más los de Dunfermline, con su particular sentido del humor, tratan los pros y los contras del negocio musical; de hecho puede que nunca se haya compuesto una canción sobre los entresijos del mundo del rock tan minuciosa, tan potente, tan soberanamente épica. Abramos un paréntesis:

[Un rasgueo de guitarra brota de la nada y entran al mismo tiempo el piano y McCafferty, que se raspa las cuerdas vocales dotando de una premeditada rudeza a sus diatribas, siguiéndole de cerca el bajo de Agnew, apoyándole en su ácido discurso, y corroborando dicho enfado los golpes de Sweet. La presión en la discográfica, los fans, las cadenas FM, los largos viajes en avión, los hoteles, las limusinas, las fotos para las revistas, las insulsas "groupies", y sobre todo la carretera; cada sección sermonea una temática en concreto (la tomada de los Byrds "So you Wanna be a Rock 'n' Roll Star", por ejemplo, alienta al que quiere ser estrella de rock a dejar de soñar, colgarse de una vez su guitarra y empezar a tocar).
El inspirado solo/puente de Charlton nos hace alcanzar el éxtasis para luego bajarnos de las nubes y seguir sacudiéndonos con la verdad; ahora él y McCafferty están compenetrados, cada verso es secundado por afilados fraseos mientras el ya trepidante ritmo se intensifica, hasta desembocar en un gran estallido a la batería. En realidad todo el tema representa el arduo y agotador viaje del artista, del estudio al concierto. Y allí vamos a parar: tras el "jet lag", las noches de juerga y los ensayos, llega el momento de salir a escena; el grupo se presenta amable y humilde ante una audicencia ficticia para compartir con ellos una gran noche de diversión, de amistad, una noche que jamás olvidarán...un maravilloso sueño hecho realidad: el de poder estar juntos de nuevo, unidos por y para la música. Y eso no tiene precio
].

Arrolladora. Una de esas canciones que valen por un álbum, por una discografía, por toda una vida; no es de extrañar que la hayan usado hasta nuestros días para abrir sus shows. "CLOSE ENOUGH FOR ROCK 'N' ROLL" sale al mercado a inicios de Marzo con una impresionante portada de los Hipgnosis dando imagen a las letras de "Telegram", siendo además la última en utilizar un logo del grupo distinto del original (ya rescatado en el posterior "PLAY'N' THE GAME"). Como pequeño obsequio algunas ediciones contienen el divertido y algo empalagoso "single" "My White Bicycle", versión de Tomorrow.
Obviamente no estamos ante un segundo "HAIR OF THE DOG", eso sería imposibe, pero la mezcla es heterogénea y atractiva, y el riesgo, la experimentación y la calidad son incentivos suficientes para catalogarlo entre los trabajos más emblemáticos de la carrera de los escoceses ("Telegram" se alza responsable absoluta de ello). También sirve, curiosamente, como ventana para observar la dirección musical que seguiría el cuarteto en años venideros...

Canción favorita: "Telegram" (¿no se nota?)

Dan McCafferty: Voz
Manny Charlton: Guitarra
Pete Agnew: Bajo/guitarra/piano
Darrell Sweet: Batería

Sello
Mountain/Vertigo/A&M