The Michael Schenker Group - Rock Will Never Die

Enviado por El Marqués el Lun, 17/12/2012 - 22:49
287

1. Captain Nemo
2. Rock my Nights Away
3. Ready to Rock
4. Attack of the Mad Axeman
5. Into the Arena
6. Rock Will Never Die
7. Desert Song
8. I´m Gonna Make you Mine
9. Doctor Doctor

Buceando el otro día por los océanos de los blogs metálicos, me encuentro uno en cuyo encabezado no figura el martillo de Thor, ni los rayos de la cubierta del "Ride the Lightning", ni Eddie ni un demonio cornudo mostrando la dentadura. No. El blogger, en esta ocasión, es más práctico, y regala de entrada un consejo, una frase atribuida a Murphy, ese que acuñó el dicho de la tostada y la mantequilla (sentencia absolutamente acertada, dicho sea de paso), quien nos pide que sonriamos, porque mañana las cosas pueden estar peor. Hostias, qué razón tiene.

Hay un mundo, un periodo, en que las cosas no solo no estaban peor, sino que encima era fácil que te las encontraras mejoradas, y ese mundo, huelga decirlo, es el del Heavy Metal. Los dobles en directo eran grandiosos, claro, pero si no podías permitírtelos, tenías sencillos que en menos de 45 minutos te recordaban lo grande que podía ser un grupo. Cassettes que encontrabas por 500 pesetas, que podías llevar a cualquier lado, hacer sonar en cualquier mísero reproductor, y que condensaban en 9 o 10 canciones una emoción inalcanzable.

Voy a citar a continuación una serie de sencillos en directo que avalan mis palabras, y si alguien es capaz de nombrar una lista similar en calidad que se haya editado en los últimos 15 años, juro y prometo que me doy de baja esta misma noche del Portal: "If you Want Blood" de AC/DC, "The Eagle Has Landed" de Saxon, "No Sleep till´Hammersmith" de Motörhead, "Rockin´ Every Night" de Gary Moore, "At Budokan" de Cheap Trick, "Kaizoku Ban" de Accept, y el que nos ocupa esta noche, "Rock Will Never Die", de Michael Schenker, hermano pequeño -en contenido, que no en calidad-, de "One Night at Budokan", publicado en 1984, una vez que el rubio solista había rescatado a su alma gemela el vocalista Gary Barden, tras la experiencia con Graham Bonnett, con quien había terminado a guantazos en pleno escenario, tras grabar, eso sí, la obra maestra de su interminable trayectoria en solitario, el inmejorable "Assault Attack".

Tras la edición de sus dos primeros álbumes, "The Michael Schenker Group" y "MSG", el Dios de la Flying V probó fortuna con el ex de Rainbow, y aunque juntos dejaron para la posteridad aquel incendiario vinilo con Schenker en la portada alzando el brazo bajo un torrente de lava, la alianza nunca terminó de funcionar, y Barden regresó al seno materno, para registrar el más discreto "Built to Destroy", que devolvió a la carretera a la mejor versión del MSG jamás escuchada. Chris Glen, Ted McKenna, Andy Nye a los teclados, y el vocalista de Ted Nugent y St. Paradise, Derek St. Holmes, completaron la formación, y la gira del 84 quedó inmortalizada en un artefacto como "Rock Will Never Die", sobre el que pueden comentarse varias curiosidades.

De entrada, siempre me llamó la atención el horrible sonido que tenían las grabaciones originales, aquel disco sonaba a bootleg por los cuatro costados, y no ha sido hasta 2009 nuevamente que hemos podido disfrutar de una edición en condiciones, muy mejorada, y con la inclusión de una serie de hits del germano, entre los que destaco esa increíble y oculta "Looking for Love", del segundo disco en estudio de MSG, con algunos de los mejores, mas virtuosos y a su vez feroces punteos que ha registrado este artista.

La imagen de la portada también parecía estar distorsionada, ¿pero el contenido? ¡Ay amigo, ese contenido! Esto forma parte del mejor Hard Rock jamás compuesto. Aquí da igual que encontremos imperfecciones en los "agudos" de Gary Barden en mitad de "Attack of the Mad Axeman" (más bien eso recuerda al gallo gigante que pelea a muerte sin motivo con Peter Griffin en los episodios de Family Guy), o que el tema "Walk the Stage" se rebautizara como "Rock Will Never Die" precisamente, para titular el disco, que lo que importa es el aura, de absoluta urgencia e inmediatez, que transmite el disco.

Escuchemos la toma casi punk de "Ready to Rock", canción que nunca me ha dicho gran cosa, y aquí suena llena de emoción, el inicio monumental con "Captain Nemo" y "Rock My Nights Away" fundidas -impresionantes, suenan como "Rock&Roll" y "Celebration Day" en el "The Song Remains the Same" de Zeppelin, por poner un ejemplo-, la inclusión de "I´m Gonna Make you Mine", el mejor tema de "Built to Destroy", "Desert Song", rescate de la era Bonnett, con la guitarra rozando la gloria, y sobre todo ese "Doctor Doctor" con la estrofa cantada por Klaus Meine, en un pase que contó tambièn con la participación del hermano mayor, Rudolph Schenker. No hay palabras, esto es Hard Rock a un nivel de candidatura al nobel.

Una era irrepetible, unos músicos irrepetibles. Dejo abierto el reto que os he lanzado unos párrafos más arriba. Y no dejéis de ver el link, que esto es crema pura, de verdad que hoy día nadie es capaz de desarrollar un show a esta altura:

http://www.youtube.com/watch?v=FmztnmRkMuY

Gary Barden: Voz
Michael Schenker: Guitarra
Chris Glen: Bajo
Ted McKenna: Batería
Andy Nye: Teclados

---------------------------

Derek St Holmes: Guitarra Rítmica
Klaus Meine: Voz en tema 9
Rudolph Schenker: Voz en tema 9

Sello
Chrysalis