Lizzy Borden - Give 'em the Axe

Enviado por stalker213 el Sáb, 16/10/2010 - 20:22
1774

1. Give 'Em the Axe (2:55)
2. Kiss of Death (2:24)
3. No Time to Lose (2:36)
4. Long Live Rock 'N' Roll (3:54) *

Glam mis huevos.

Sintetizando, eso es lo que podría decirles a todos aquellos insensatos que gratuitamente tachan a los americanos LIZZY BORDEN (y a tantos otros, entre los cuales ¿qué duda cabe? no rescato ni a POISON o MOTLEY CRUE) de practicar puñetero Glam pasteloso camuflado bajo la apariencia de banda de Heavy Metal, y es que este MLP de debut de los angelinos, así como el resto de su discografía clásica ochentera, transpira por cada poro de sus jodidos surcos una potencia, una clase y un saber hacer incontestable que no puede ser tomado así a la ligera. LIZZY BORDEN es material de culto y pasamos a otra cosa…

Ineludiblemente, aquí hay que destacar como -perteneciendo a unas coordenadas no demasiado distantes en cuanto a estilo- la música de los californianos no presenta ni por asomo el prominente poderío escrotal de sus paisanos W.A.S.P. (Lawless es demasiada telita), pero que nadie se equivoque al juzgar a los BORDEN como una bandita blandengue de tres al cuarto, porque nada más lejos de la realidad. Por el contrario, aquí lo que tenemos es el soberbio trabajo de debut de una banda en plenas facultades, bajo la forma de una intachable placa comprendida de tres cañonazos de cosecha propia y un estupendo cover de los míticos RAINBOW de Ritchie Blackmore y aquel pequeño gigante apellidado Padavona.

‘Give 'em the Axe’, mediante un título difícilmente más explícito, es el torpedo con el que los BORDEN disparan a la línea de flotación del tímpano del oyente, y ya desde su primer segundo, esto apesta a Metal de élite por los cuatro costados. Todo, y digo absolutamente todo, raya casi en la perfección, pero eso sí, hay que destacar dos cositas por encima del resto: por un lado la estratosférica voz de Borden (clara, poderosa e inundada de pasión) y por la otra el estelar papel desempeñado por Allen y Matuzak a las seis cuerdas. La sección de solos –en un plan Randy Rhoads total- comprendida entre (01:55) y (02:22) es simplemente para caerse de la silla, y en definitiva sólo cabe decir que el corte roza prácticamente en la perfección; Sin duda lo mejor del disco.

Por su parte, ‘Kiss of Death’ se muestra definitivamente más Queensrÿchesca y esto se intuye sobretodo en los versos, muy al estilo Wilton-De Garmo (en cierto modo, no demasiado lejos tampoco de la siguiente ‘No Time to Lose’, quitando el que pueda sonar notoriamente más acelerada al rollo de los de Tate), aunque cabe resaltar como esta vez el riff-set de la parte central va más en un rollo épico antes que no en el más descaradamente gamberro de ‘Give 'Em the Axe’. Como apuntaba hace nada, ‘No Time to Lose’ -que no sé porqué me evoca nombre de baladita- presenta también muchas similitudes con el material clásico de QUEENSRYCHE (insisto, en las líneas de guitarra que suenan por debajo de las estrofas), aunque esta vez no debemos pasar por alto como de nuevo Gene Allen y su acólito Tony Matuzak vuelven a disparar a bocajarro en la cabeza del oyente con un riffing galopante de los de tomo y lomo.

Cierra el trabajo, el cover al que hacía referencia antes -el legendario ‘Long Live Rock ‘n’ Roll’ de los inimitables RAINBOW- y lo único que puedo señalar es que esta pero que MUY BIEN parido (el solo suena muy, muy, pero muy Blackmore; cosa que habla de la calidad de los músicos). Lógicamente, no vamos a ponernos en comparaciones absurdas (DIO fue, es y será sencillamente intocable), pero vaya… que versionar a unos monstruos del calibre de RAINBOW no es tan fácil, ni lo hace así de bien mucha gente que se diga.

En definitiva, un notabilísimo MLP de estreno a cargo de una señora banda, comprendido de un himno a fuego, dos enormes temas y una buenísima versión, que por mi parte se lleva un cerrado aplauso y un merecido 8.7

Lizzy Borden: Voz
Gene Allen: Guitarra
Tony Matuzak: Guitarra
Mike Davis: Bajo
Joey Scott Harges: Percusiones

Sello
Enigma