Lita Ford - Out for Blood

Enviado por El Marqués el Dom, 02/01/2011 - 11:56
1913

1.Out for Blood
2.Stay with me Baby
3.Just a Feeling
4.Ready, Willing and Able
5.Die for me Only (Black Widow)
6.Rock and Roll Made me What I am Today
7.If you can´t live with it
8.On the Run
9.Anyway that you Want me
10. I Can´t Stand It

Hace nada se ha estrenado en los cines un biopic sobre The Runaways, la banda femenina de rock de los 70 de la que salieron personalidades como Cherie Currie, Joan Jett y Lita Ford. La carrera posterior de la primera la desconozco por completo. Joan Jett ha orientado siempre su música al rock más clásico y obtuvo cierto éxito con su single “I Love Rock ´n´Roll”. Lita Ford en cambio se integró en el mundo del heavy metal, grabando una serie de discos de metal melódico. El tema “Kiss me Deadly”, de 1988, fue su mayor éxito. Su mejor disco, sin embargo, lo editó cinco años atrás.

Aquella adolescente de 16 años de facciones redondeadas que el excéntrico productor cazatalentos Kim Fowley había reclutado para The Runaways en 1975, posó para la portada de “Out for Blood” en 1983 más sexy que nunca, enfundada en lencería de cuero, con una preciosa guitarra totalmente negra sostenida por su mano izquierda, con las uñas pintadas a juego. Debe ser una de las pocas mujeres en el mundo a la que le quedaba bien ese cardado tan “eighties” en su melena.

Betty Blowtorch, la banda de la tristemente desaparecida Bianca Butthole, sabían del talento y de la belleza de la joven Lita, y la dedicaron en 2001 la canción “Big Hair, Broken Heart”.

Otros que sabían del encanto de la guitarrista inglesa fueron Nikki Sixx, con quien tuvo un affaire en los días de “Shout at the Devil”, llegando a participar en sesiones de espiritismo con el bajista, según nos cuentan en “The Dirt”, la autobiografía de Mötley Crüe, y Tony Iommi, el señor de las sombras y los riffs diabólicos, que también tuvo un romance con la atractiva Lita.

Terminó casada con Chris Holmes, entonces guitarrista de W.A.S.P., y a día de hoy supongo que estará más tranquila junto a su actual pareja, un músico llamado Jim Gillette, que destacó en una banda de metal de Los Angeles llamada Nitro.

“Out for Blood”, su debut en solitario, no es ningún bombazo. Es hard rock agradable y directo, con buenos punteos de guitarra y la carismática voz de Lita al servicio de buenas canciones, como la inicial “Out for Blood” con sus breaks de batería, la pegadiza “Stay with me Baby” con una guitarra juguetona e incansable, una semibalada como “Just a Feeling”, la rápida “Die for me Only (Black Widow)”, o la declaración de principios que es “Rock and Roll Made me What I am Today”, donde recrea la inocencia juvenil de su primera banda.

Son temas que demuestran el oficio de la inglesa, si bien se echa en falta algo más de agresividad, acorde con su imagen felina. Nunca fue una punk- rocker como Wendy O´Williams, pero supo explotar esa feminidad perversa que se esperaba de una mujer que lidera una banda de rock duro en un mundo como el heavy metal, mayoritariamente asociado al público masculino en aquellos días.

Un dato curioso de “Out for Blood” es que los tres mejores temas son los que cierran el disco. “On the Run”, en concreto, vale por sí solo la compra de este álbum. Debería estar en segundo lugar como mínimo, y no escondido en la cara B. Ahí sí que alcanza Lita unas cotas de intensidad y buen hacer musical que hubieran hecho de este disco una obra maestra si se repitiera en seis o siete temas más.

“Anyway that you Want Me” tiene un ritmo más pausado que queda de maravilla, y la final “I Can´t Stand It” es otro excelente tema hardrockero casi tan bueno como “On the Run”.

Lita Ford continúa en activo en pleno siglo XXI. En 2009 editó un nuevo disco en solitario, y visitó España en un festival de verano en Zaragoza, coincidiendo con su viejo amigo Nikki Sixx, que actuaba en Bilbao. Se mantiene en buena forma, y el cuero negro la sigue quedando de maravilla, con lo que no sería raro que se presenten nuevas ocasiones de verla en directo en el futuro.

De su antigua compañera Joan Jett no podemos decir lo mismo. La pantera negra de las Runaways juró hace tiempo que no volvería a pisar España. En 1984 teloneó a Scorpions –gira del “Love at First Sting”- en nuestro país, y algún bestia la arrojó a la cara ¡un enchufe! El público heavy no entendía qué pintaba esa morenita de media melena que tocaba rock and roll abriendo para la banda de Klaus Meine, Rudolph Schenker y Matthias Jabbs, y tuvo que terminar la actuación antes de tiempo bajo una lluvia de salivazos.

Menos mal que los tiempos han cambiado, como cantaba Dylan.

Lita Ford: Guitarra, voz
Dusty Watson: Batería, coros
Neil Merryweather: Bajo, coros.

Sello
Polygram Records Inc