Kawir - Αδράστεια

Enviado por MetalPriest el Mar, 11/08/2020 - 17:18
4527

1. Tydeus
2. Atalanti
3. Danaides
4. Limniades
5. Colchis
6. Medea

Parece que, providencialmente, Kawir volvieron a ser tema de conversación en la actualidad, y es que se conoce que Therthonax estuvo ocupado últimamente. MUY ocupado. Porque decir que evidentemente los griegos tienen a su camada de seguidores y simpatizantes es una cosa, pero dudo que ninguno de ellos esperase algo tan apoteósico como lo es Αδράστεια. Este trabajo suyo, salido entre finales de 2019 (digital) e inicios del 2020 (físico) parece haber aparecido como propulsado por un cohete de inspiración enchufado ve tú a saber dónde. No olvidemos tampoco que en los últimos años Kawir han estado más activos y fuertes que nunca, y uno de los elementos clave que explican esto es la perseverancia de Therthonax, no cabe duda... pero quiero remarcar que en los últimos cinco años se rodeó de buenos músicos también. Y esto se nota y hay que agradecerlo a gente como Hyperion (percusión), Melanaegis (guitarras), Pandion (instrumentos de viento) y, cómo no, a Porphyrion, quien a estas alturas tiene más que ganado su sitio en la banda como la “voz” de Kawir.

Y… hablábamos de Αδράστεια (o Adrasteia) precisamente porque es la novedad y sorpresa, pero ahí está casi toda la discografía de Kawir también; toda ella a un nivel nada despreciable. Eso que no quede por decir tampoco. Pero sobre todo destaco los tres álbumes que han sacado en los últimos cuatro años.

Lo que quizás sorprenda de Αδράστεια, es su limpieza, orden y presentación. Los griegos nunca fueron especialmente retorcidos pero en Αδράστεια se puede encontrar uno de los mejores puntos de entrada para su discografía, reivindicando las influencias de Bathory y del folk con un gusto y moderación impresionantes. Posiblemente sea el álbum más pulido y maduro que hayan sacado jamás. Y además con melodía y feeling pero sin tirar por tierra su reputación en lo más mínimo. Aquí no hay subida de falda (o bajada de pantalones) de modo alguno.

Con todo esto, queda claro que Therthonax y la entidad Kawir han madurado con el paso de los años, y también que hoy día gozan de una alineación relativamente estable y competente. Todo eso está dicho y puedo asegurarlo. Lo que pasa es que el nivel de elaboración alcanzado en Αδράστεια sigue impresionando a pesar de los precedentes. Y no se trata únicamente de lo que venimos comentando, sino también del excelente trabajo compositivo per sé perpetrado aquí y también a la perfecta labor de producción; la cual no queda ni demasiado cristalina ni demasiado sucia. Simplemente es limpia, equilibrada y lo bastante perfilada como para no ensombrecer un solo elemento instrumental del pack.

Αδράστεια arranca con la “bathoriana” Tydeus, muy al estilo de los Nordlands pero con más pulcritud y mejor hacer. Por supuesto, Kawir no tienen la personalidad y carisma de Quorthon, pero sí que supieron tomar ideas del sueco y llevarlas a su terreno honradamente. Ya Tydeus engancha cosa mala con su pagan metal épico y aventurero, pero ya de cara a su desenlace, se acelera y “blackeriza” momentáneamente dejándonos listos para las intrépidas Atalanti y Danaides. Menuda primera mitad, camaradas… porque llevamos tres de seis canciones y joder, esto suena que alimenta. Lo mismo a finales de 2019/comienzos de 2020 Αδράστεια no viene a traer algo genuino, pero como dicen algunos: “¿Para qué intentar arreglar aquello que no está roto?”. Ni falta que hace.

Además pasa que Kawir meten pequeños adornos como flauta, gaita, acústicas o voces limpias aquí y allá de manera muy comedida y sobria, aportando ese toque de personalidad y variedad que todo álbum de Black Metal necesita para destacar a día de hoy. Sin ir más lejos y respetando el orden de canciones: Limniades y su obertura de gaita ¡Cojonudo momento, oye! Y mira que es fácil caer en lo paródico cuando utilizas gaitas, pero Therthonax sabe lo que conviene para Kawir y ató bien en corto al gaitero (Pandion). Hablando de acústicas, ahí está la penúltima canción Colchis, que se distancia del metal y aterriza directamente en el folk, con aires antiguos y hasta legendarios. Excelente corte para encaminarnos al desenlace de Αδράστεια; sin cansar ni sobresaturar al oyente. Te deja listo para la finalísima Medea, con sus casi nueve minutos de Black/Pagan Metal. Medea nace con vitalidad y avanza de manera gloriosa, dejando bien alto el pabellón del black helénico y cerrando un álbum que para muchos es candidato a ser de los mejores álbumes del año (bien sea 2019 o 2020).

Kawir están más vigentes que nunca. Lo mismo el Black Metal en Grecia vivió días más gloriosos, pero la verdad es que el movimiento nunca estuvo tan fuerte como lo está ahora. No solo por las joyas que van saliendo en los últimos años, sino por lo vigente que siguen estando los grandes clásicos de los noventa e inicios de los “dosmiles” y su consiguiente influencia. Y Αδράστεια es simplemente un ejemplo que enlaza a la perfección lo clásico con la actualidad. Es un excelente trabajo. Recomendado para las legiones negras que disfrutan de movidas emparentadas con Bathory, lo heleno y (como si no fuese incluido en lo anteriormente citado) lo pagano.

Cuatro cuernos medio-altos. Un 8,25.

Therthonax: guitarras (líder, rítmica y acústica), composición y letras.
Porphyrion: voz.
Echetleos: bajo.
Hyperion: batería y percusión.
Melanaegis: guitarras (líder, rítmica y acústica).

Músicos de Estudio:

Pandion: gaitas e instrumentos de viento.
Lindy Fay Hella: voz femenina en track 5.
Melechesh Ashmedi: solo de guitarra en track 3.
Alexandros: voces limpias y coros.

Sello
Iron Bonehead Productions