Joliette - Atáxico

Enviado por GLaDOS el Sáb, 09/06/2018 - 17:27
4158

1. Verdadero Por Accidente 01:48

2. Tionkel 02:34

3. Henry Coyote 03:10

4. Vibraparrot 03:39

5. Las Arepas de mi Padre 04:11

6. Apáccico 02:52

7. Código 10:22

Disco Completo

“Me está enfermando,
me da asco esta ciudad…”

Cuando una banda busca cambiar su sonido solo tiene dos alternativas: ablandarse o endurecerse, siendo la primera opción aquella que una gran mayoría de los músicos/bandas toman, sin embargo, siempre existen las excepciones.

Desde sus primeros EP’S y Splits con otras bandas antes de lanzar su debut “Principia”, “Joliette” demostraban ciertas maneras que los colocaron en la mira de la escena metalera mexicana más contemporánea, alejándose totalmente de lo que las bandas de metal más tradicionales como “Strike Master”, “Aggressor” o “Raped God 666” estaban haciendo y acercándose más al sonido contemporáneo” deudor del Post-Hardcore, Metalcore, Deathcore y Metal Alternativo de agrupaciones como “Here comes the Kraken”, “Everyone Likes Cathleen” (ahora rebautizados simplemente como Cathleen) o “The Hong Kong Blood Opera”. Aun así, los “Joliette” tenían las suficientes credenciales como para alejarse de los tópicos del metal latino cantado en inglés con algo tan simple como preferir lanzar todos sus temas en español. Para muchos tal vez esto no signifique mucho, pero la cuestión del lenguaje le da un plus muy grande a su música, pues es inevitable pensar en estar escuchando a unos CONVERGE o THE DILLINGER ESCAPE PLAN latinos. Esta comparación no es gratuita, pues la evolución de su sonido a través de su trayectoria desde sus primeros lanzamientos hasta el “Principa” fue gestándose de forma gradual y orgánica, culminando en su maduración con el álbum que hoy nos ocupa: “Atáxico”.

Con apenas 29 minutos de duración y 7 canciones lo suficientemente infectas, la banda se enfoca en sacar a flote su lado más frenético, más demencial y más CONVERGE, encontrándonos ante un ejercicio de agresión auditiva sin tregua, haciéndole justicia a la portada del disco con un estilo quebrado, roto y caótico.

Redobles y fills esquizofrénicos, cambios de ritmo impredecibles, riffs violentos y rápidos conducidos por los berridos del vocalista que sirven como fuerza de cohesión entre el caos de los temas y letras cargadas de odio e inadaptabilidad social son lo qué, básicamente, encontramos a lo largo de la placa desde “Verdadero por Accidente”, pasando por “Tionkel” y “Henry Coyote” hasta “Vibraparrot” y “Apáccico”, siendo “Las Arepas de mi Padre” y “Código” las únicas excepciones a este esquema compositivo al desenvolverse en terrenos más atmosféricos.

Estos dos temas mantienen un tempo moderado, riffs densos y líneas vocales que se balancean entre lo limpio y lo agresivo, siendo ambos los más largos del disco. El primero rondando los 4 minutos y el último de poco más de 10, aportando las secciones más “tranquilas” y “coreables” del álbum.

Aún así, la canción final es la más "campechana" del disco y viene a ser un "resumen" de todo lo que hemos escuchado hasta entonces. Acelerando, bajando el ritmo, reposando algunas secciones y tomándose su debido tiempo para materilizar los matices sobre la marcha.

La producción y mezcla del disco están a la altura, permitiendo que todos los instrumentos y voces tengan la suficiente nitidez para lucirse, aunque el sonido de las guitarras es lo que resalta sobre el resto de instrumentos gracias a la distorsión tan agresiva, pero pulcra y orgánica.

Poco más que decir respecto al álbum en cuestión, excepto que considero que es una de las piezas musicales más relevantes del metal hispano de los últimos tiempos y que, aunque hasta ahora mismo no haya tenido gran repercusión mediática (una de las desventajas del Do It Yourself) su influencia va a sentirse en los años venideros.

Una escucha obligada para todos aquello fans de GLASSJAW, THE DILLIINGER ESCAPE PLAN, CONVERGE y los REFUSED más agresivos.

Valoración final: 92/100.

Fernando Obregón - voces/guitarra

Juan Pablo Castillo - guitarra

Gastón Prado - gritos/bajo

Gabriel Mendoza - batería

Sello
Pobre Diablo