Ivory Tiger - Metal Mountain

Enviado por stalker213 el Mié, 30/05/2012 - 21:46
2469

No bajamos todavía de las neblinosas cumbres donde culminan con furia los Alpes Casposos del Metal, aunque esta vez vamos a rebajar, drásticamente, el histérico tono alcanzado con los entrañables WARMINISTER, para irnos al punto con otros hijos perdidos de la movida yanqui de mediados de los 80’s y lo vamos a hacerlo nada menos que con los trabajadores, y por momentos hasta disfrutables, IVORY TIGER que, desde Chicago (Illinois), dieran a conocerse en el año de 1986, únicamente a través del MLP que justo hoy nos llevamos a la saca.

Su título, ‘Metal Mountain’, y su suculenta portada (Mostrando a una amazona de prominente busto a lomos de un tigranco, que la transporta por las citadas montañas) nos ponen ya en antecedentes de lo típico y tópico que va a resultar aquello con lo cual van a propinarnos, aunque felizmente os informo de cómo esta vez, aunque la cutrez reine, sí vamos a topar con algo que por lo menos se deja escuchar y que hasta por instantes –como apuntaba antes- incluso permite al oyente mover la cabeza al vaivén de sus cumplidores temas. Como efectivamente sucede con el corte de inicio, ‘Stand Up (Watch Out)’, en el que ya de buenas a primeras uno puede sentirse poderosamente atrapado por la tremenda aura de cheese y macarronismo tan y tan característicos de su época y género. Guitarras densas y hasta imponentes -diría- manejan el cotarro desde el principio, acompañadas a su vez de una contundente sección rítmica y la voluntariosa, aunque corriente, sirena de Hoffman. Buen tema de inicio, por eso, sí. Manejar tu pequeño poder sin perder el control, reviste hasta clase; Aunque el punteado es algo torpe, la verdad.

‘Starchild’ sigue las coordenadas dictadas por el jodido y divino cheese ¿No es cierto? Y Bobby Hoffman se crece -pareciendo dominar la situación con más agallas- en esta ocasión, pero es mi sentir cómo, aunque el tema no pierde la cara, se antoja un pelo inferior su predecesora. Metal Tradicional de pulso firme, a la par que musculoso, es lo que aquí tenemos, pero les queda mucho a estos tipos para impresionarme de verás. De parecida guisa arranca la desafiante ‘Chandar’, a medio tiempo y amenazadoramente tambaleante como un tigre en India (¡Ha!), pero más pronto que tarde, llegamos a la conclusión de cómo llamar casi a una canción tuya “chándal” no puede conducirnos sino hacia algo nefario y maligno; Sin embargo, sus tres minutos transcurren con solvencia y el trabajo de Mike Salisbury, puede decirse que es de lo mejor de la placa.

Con ‘Metal Mountain’ encauzamos el tramo final de la obra, al punto que sin duda el más notable y acreedor de mayor punch. El estribillo suena algo pastelosillo, pero el bridge que salta de los versos al mismo, sí puede decirse que tiene gancho, sin dejar de lado al nuevo alarde de testosterona derrochado por el bueno de Hoffman ¡Atmósferas calenturientas y pechos sudorosos en pleno desierto polar, pollos! Cuanto menos, la cosa tiene su gracia ¿Ah?

Nadie lo pone en duda: Ni IVORY TIGER, ni su entrañable ‘Metal Mountain’, pasarán jamás a la historia del género por ser nada más que otro grano de arena sepultado entre millones en la vasta inmensidad del desierto, pero que tampoco nadie olvide esto otro, y es que conocer tus limitaciones y potenciar con clase lo poquito que tienes, quizás, no es de titanes, pero sí de buen soldado que sin rechistar acata las órdenes: “Entrega todo lo que tengas y en la puta vida cedas, marcándote una jodida e innecesaria baladita”.

Caña correcta, tampoco burra, para pasar un cuarto de hora agradable en el contexto de una sabrosa sesión de tarde con tus vinilos.

Valoración: 7.0

Bob Hoffman: Voz
Michael Salisbury: Guitarra
Kenny Ike: Bajo
Timmy Petersen: Percusiones

Sello
Ambush