Infrahumano - Echoes Of Decay

Enviado por MetalPriest el Mié, 03/02/2021 - 14:11
4694

1. Intro
2. Primal Hunger
3. It's Time to Bleed
4. Blinded
5. Death Toll Rising
6. Human Cordyceps
7. March into Oblivion
8. Holy Emptiness
9. Point of No Return

Con el paso de los meses, los gallegos Infrahumano lograrían acumular suficiente música para sacar adelante un álbum de larga duración en condiciones. La única pega al respecto sería que, al igual que su demo Thousand Eyes, seguirían sin conseguir el apoyo de un sello discográfico. Por tanto, Mauri, Fabio y cía tendrían que auto-gestionarse nuevamente. Por suerte, Infrahumano tenían un as en la manga… y ese as sería el poder disponer de la ayuda de Zoilo Santiago Loira (Unreal Overflows) para el trabajo de producción en su estudio de Marín.

Si bien queda claro que al Death Metal más old-school no le favorece una producción excesivamente pulcra, el caso de Infrahumano y su debut Echoes Of Decay confirma esta premisa por su sonido crudo y audaz. Independientemente de que todo suene en su sitio (que lo está), o de si este brebaje es del gusto de tu paladar, pienso que muestra una clara mejoría respecto a la maqueta del 2017. El producto que aquí te traigo, con un ojo flotando y olor a vísceras frescas a modo de adorno (cuán sombrilla y limaduras de cítrico en un cóctel caribeño), no tiene nada que envidiar a lo que te puedas encontrar allende nuestras fronteras (tanto gallegas como españolas). Vale que Machetazo son los clásicos locales, y que hay unos barceloneses hijos de puta (Graveyard) que no dejan de establecer los topes del nivel en la actualidad, amén de otras muchas bandas que se me escapan… pero que Echoes Of Decay cumple instrumental, técnica y estilísticamente, no se puede tener menos claro.

Infrahumano estarán todavía “arrancando” como grupo, y no les ha tocado el mejor momento para crecer y buscarse las habichuelas, pero una banda que crea abortos como Death Toll Rising (por ejemplo), no se puede tachar de “amateur” a la ligera. Estos tipos han sabido beber de los grandes clásicos de los Estados Unidos y es algo que se nota muchos en su “saber crujir” tan del estilo de Florida. Ya comentaba en otra ocasión una influencia a los Morbid Angel y a otras cosas como Cannibal Corpse, pero ojo porque también hay sabor a peña como Deicide o Malevolent Creation, y si eso no te da pie a caer en las peligrosas redes de Infrahumano, lo mismo es que esto no es “tu taza de té” (como dicen los ingleses). Pero vamos. Que pocas cosas me han llamado tanto la atención en el entorno del Death Metal más clásico como estos Infrahumano; no solo por influencias sino por calidad y cercanía.

Antes hablaba de Death Toll Rising (la quinta del pack), pero podríamos mencionar otras varias… porque insisto que pincharse entero Echoes Of Decay no es ninguna pérdida de tiempo. Ya desde la Intro / Primal Hunger Infrahumano logran hacerse con tu atención gracias a su contundencia y a una descarga lo suficientemente catchy. Pero ahí no termina la cosa: por ahí tenemos otras joyitas como Blinded (técnica, machacona y no menos espesa), o mi favorita Human Cordyceps, que desde sus primeros segundos sabe revolverte el estómago para luego hacerte echar fuera el café de la mañana (¡Ah! ¡Haber elegido muerte!). Y es que cualquier canción que tenga las maneras arquitectónicas de pedrolos como Summoning Redemption de los míticos ángeles mórbidos… me tiene conquistado desde los primeros compases.

Cualquiera que esté medianamente metido en este Death Metal al que no dejo de hacer alusiones y que me esté leyendo sabrá que poca novedad podrá encontrar en Echoes Of Decay. Infrahumano no se juntaron para hacer metal de vanguardia ni se ponen a ensayar para re-inventar el género de Evil Chuck ni mucho menos componen y sacan música para ganarse la vida con esto. Lo hacen porque para ellos el Death Metal es pasión. Los cristianos tienen la misa de los domingos, las marujas tienen Telecinco, los gordos sus pizzas de Casa Tarradellas inundando sus neveras y los deathers tenemos cosas como Infrahumano. Nuestra dosis de atrocidad controlada diaria.

Finalizando: No te espera nada nuevo con Echoes Of Decay, pero tras su cojonuda portada te esperan cuarenta y pico minutos de violencia, riffacos, baterías carniceras y una innegociable actitud. Cuatro cuernos medio-bajos. Un 7,5.

Maury: voz y bajo.
Damian: batería.
Fabio: guitarras.
Alex 23: guitarras.

Sello
Independiente