Hollow - Architect of the Mind

Enviado por Hawkmoon el Mar, 26/06/2012 - 22:11
991

1. Transcending Sorrow
2. Cogito
3. Rain
4. Shadow God
5. Secluded Dreams
6. Walls of Confusion
7. Binary Creed
8. Deified
9. Alone in Darkness
10. Shutdown
11. Father

Los suecos Hollow, portadores de un Heavy-Power mega-pétreo, nos vuelven a sorprender, dos años después de su sensacional debut ("Modern Cathedral"), sirviendonos una estupenda de combinación arrasadora e impecable.

Después de un buen disco, claro, toca uno mejor. La ley metálica, chato. Si no mejoras, a tomar viento. Aquí, en el reino del Heavy Metal, se exige calidad y agallas. Menos mal que los suecos, que de eso andan sobrados (a tenor de lo desplegado en el susodicho debut), se van a comportar.

Hora de echarle un ojillo a la portadita, macho. Un tributejo al "Forgotten Tales" de ciertos bardos ciegos, pero sosote de cojones. Y el prota, un monje de lo más rarote, en plan androide mesiánico, frente a un portátil. Lamentable. Es como poner a Conan con una Coca-Cola o al Juez Dredd con un plátano. Una cutrez que no casa, vamos. No todo el mundo sabe dar con el concepto futurista con la calidad, y respeto, que merece el fan. No todo el mundo es Agent Steel.

Lo dicho...mejor pasamos al interior. Hay casas que dan penita si las ves por fuera. Hay que entrar y probar la hospitalidad de de sus dueños, flipar con sus interiores, disfrutar de la comida. No juzguemos por el exterior. Es feo.

"Transcending Sorrow", con mucho peso groovie en las cuerdas, con cierto poso noventerista, despierta. Poco a poco, a lo Transformer, se va creando una figura altísima, metálica, que no servirá un Power al uso (amariconado), sinó que servirá algo híbrido, algo a caballo entre el poder de los mejores Iron Maiden (con el que el vocalista tiene más de una similitud), la onda progre, mucho cambio de ritmo, cabalgadas y, ante todo, un buen despliegue de técnica, de personalidad. Jugando en varios carriles. Y ganando en todos.

"Cogito" (Pantera '90 + Helloween) y "Rain", tan épica como riffera, con su buena distorsión, nos muestran a una banda en estado de gracia. No es que los mendas hayan dado con el material más innovador, ni siquiera el más demoledor. Pero son artistas de la fusión. Ondas a lo Iced Earth, a lo Maiden, a lo Morgana Lefay (el toque groovie, el rollo oscuro), a lo Helloween o a lo Queensrÿche. Le dan cera a lo progresivo, pero no aburren. Le dan al Heavy clásico y, aún teniendo deudas sónicas con otros, cumplen. Y cuando se ponen vacilones, cuando te quieren arrancar la piel, lo logran.

Y seguimos con más: "Shadow God" (de lo mejorcito del disco: velocidad y mucho Metal), "Secluded Dreams", "Walls of Confussion" (Iron Maiden + Iced Earth), "Binary Creed" (movida dreamtheateresca y kamelotista) y "Deified". No nos cansamos, colega. Y eso tiene mérito. Darle al Power en pleno 1999, justo cuando la cosa nos saturaba cosa fina (ya llevábamos años con el lastre de no superar a los pasados titanes), y hacerlo con el estilo con el que la banda hace las cosas, joder, es de medalla. No vienen a cambiar nada. Vienen a mejorarlo, a darle un toque de distinción. A pasarle el trapo a un vehículo mega-polvoriento. Convirtiendo a un Clio en un Delorean.

En las aulas hay mucho tipos de seres. Está el empollón, el malote, el gordo, el gilipollas, el raro, el comprometido a nivel político (que suele ser el delegado de clase, el chupapollas mayor), el osado, el punkie, el metálico, el moñas (también, claro, la lesbiana), y unos cuántos más. Desde que les pegas el primer ojo, zas, ya sabes a qué esfera pertenecen. Los sabes ubicar. El gordete sudado, y con una horrible camiseta de las olimpiadas de Barcelona 92, por regla general, es el gordete (que también cumplira, sobretodo si lleva gafas y va sudado, con la de gili). Pues con Hollow, joder, no pasa. Empieza el tema y te dices "ok, a lo Helloween". Pero pasa el rato, la naturaleza del tema muta y están sonando a cruce entre Fates Warning, los Maiden de "Piece of Mind" y los jodidos Morgana Lefay. Es entonces cuando ya no sabes dónde ubicar a los suecos. Solamente sabes que son la leche y te están haciendo mover el cuello. Unos Dream Theater con cojones. Con muchos cojones. Con todos los que le faltan a la banda de Petrucci. Así se podrían definir Hollow. Sí.

El talento, la visión y el poderío del mago Merlín en un cuerpo cimmerio. Robot gigante, a lo Mazinger Z, dominado por un cerebrín. El Maestro Golpeador de "Mad Max 3: Más Allá de la Cúpula del Trueno".

"Alone in Darkness", la densa "Shutdown" y "Father", el último track, que resulta ser la típica baladita, muy a lo Metal Church, pero con cierto sello Hard, cierran el asunto 2009 de los Hollow. Una tripleta perfecta para cerrar un disco mega-disfrutable.

Acero sueco para el amante de lo progre, para el más metálico del lugar, para el maidenesco y para todo aquel que disfrute de la calidad.

4 cuernos (medios) para Hollow. Heavy-Power de verdad. Bien heavy, bien poderoso.

Andreas Stoltz: Voz y guitarra
Marcus Bigren: Guitarra
Thomas Nilsson: Bajo
Urban Vikstrom: Batería

Sello
Nuclear Blast