Dark Funeral - The Secrets of the Black Arts

Enviado por Hawkmoon el Vie, 25/03/2011 - 21:10
427

1. The Dark Age Has Arrived
2. The Secrets of The Black Arts
3. My Dark Desires
4. The Dawn No More Rises
5. When Angels Forever Die
6. The Fire Eternal
7. Satan's Mayhem
8. Shadows Over Transylvania
9. Bloodfrozen
10. Satanic Blood (Von cover)
11. Dark Are the Paths to Eternity (A Summoning Nocturnal)

El movimiento Black Metal se extendió como la pólvora por la vieja Europa, y más después del estruendo mediático que significó la muerte (asesinato, vaya) de Euronymus. El legado sonoro de las tribus del norte (Emperor, Immortal, Mayhem, Darkthrone...) llegó a todos los rincones del planeta. Miles de bandas se unieron a la cruzada blackmetalera. Ya no importaba si habías nacido en Oslo capital o en una república banarera. Lo indispensable para formar parte de la armada tenebrosa, made in Quorthon, era, además de llevar el pelo largo (y teñido de negro), tener un alto compromiso blasfemo y un par de cojones, y bien puestos, en esto de tocar Black Metal. El resto no importaba. Imagen oscura, actitud y un buen material que defender, y con el que atacar.

Suecia parió la que es considerada, por muchos, la madre del Black Metal (o sea, Bathory) y por ende, sus hijos legítimos, y nacidos en el mismo suelo, reivindican su parcela en el reino. Toda la vida se ha denostado el "Black Metal no-noruego", amparándose muchos en que el género original se haya en las entrañas de Oslo. Mentira. Suecia fue la cuna del género (una cuna que Venom y Celtic Frost ayudaron a pulir) y Dark Funeral quieren impugnar el testamento. Se acabó eso de que las cenizas musicales de Bathory sigan en Noruega. La urna vuelve a Suecia y Dark Funeral van a devolver los restos de su padre a su lugar de origen. Dark Funeral (junto a los seminales Marduk) se iba a encargar de demostrarle a la parroquia entera que el Black Metal sueco tenía tantos cojones, y épica dantesca, como el de sus enemigos.

Después de un EP (de nombre "Dark Funeral") la banda se preparaba para entregar un debut sagrado. Suecia iba a salirse con una obra total, a la altura de cualquier disco clásico de sus "coleguitas" noruegos. "The Secret Of The Black Arts" nació para demostrar la calidad de una tierra a la que se menospreciaba, y mucho, teniendo enormes talentos. Dark Funeral querían derribar a sus enemigos e ir a por el trono a la primera de cambio. Con un par.

Una noche azulada ("la noche americana" que se llama en Hollywood) envuelve, como un manto sinuoso, una escena medieval y oscurota, muy de peli italiana setentera. Unos monjes transportan un féretro, desde la cumbre de lo que parece ser las ruinas de un monasterio (¿quizás satánico?) para adentrarse en un enmarañado bosque digno del cuento europeo más aterrador. Dark Funeral han hecho los deberes y saben qué tipo de portadas venden en el rollo. Aura "In The Nightside Eclipse" de Emperor para ir haciendo boca. Veamos que as en la manga se guardan nuestros suecos con el sonido...

"The Dark Age Has Arrived", intro de marras, actúa como entremés a "The Secrets of the Black Arts", un portentoso cabronazo sónico que se dispara muy crudo, pero a la vez, con un sentimiento muy melódico y directo. Dark Funeral no son los amos de la técnica, para nada. Pero se lo curran a muerte. Sobredosis de blast beat y riff machacón. Sentimiento oscuro de primera. Ejemplo tremendo de como funciona el sonido de Dark Funeral. A toda castaña y con mucho rollo orgánico.

"My Dark Desires" atruena sin piedad y se lanza, al igual que el anterior track, a por nosotros. Fiereza, un ataque total a los parches, un sonido malsano y mucho estoicismo. Un temazo con mucho músculo, sin duda. Riffeo perfecto y un aura a Emperor, en la parte media, que queda de lujo. Themgoroth cumple, y sobradamente, como vocalista (además de bajista) con un rasgado tremendo y cierto sello personal (dentro de lo dificil que resulta tener un sello personal en un registro de voz blacker). Himnazo de los Funeral. Carne clásica en vivo.

"The Dawn No More Rises", que baja, al inicio, un poquitín el pie del acelerador, pronto se vuelve a poner al rojo vivo y nos sirve un plato plagado de mucha guitarra humeante y batería hecha trizas. Impagable el sentimiento que, con cuatro acordes, la banda nos vende. Atmósfera y empaque. Conjunción de las buenas.

"When Angels Forever Die" (con unas baterías intrincadas y portentosas), "The Fire Eternal" (uno de mis predilectos), Satan's Mayhem" (ira al máximo, con la banda entregada como nunca), "Shadows Over Transylvania" (himno para los fans), "Bloodfrozen" (con una armonía entre guitarra y parche colosal, y con cierto saborcillo a Immortal) y "Satanic Blood" (versión de Von) no son composiciones que marquen un antes y un después en el reino del Black Metal, pues, en 1996, casi todo se había dicho ya, pero la fuerza de Dark Funeral radica en su convicción total en el pasado. Se aferran al estilo de los primeros noventa y lo defienden a capa y espada con una integridad total.

Llegamos al final de trabajo y bajo el manto salvaje y nihilista de "Dark Are The Paths of Eternity (A Summoning Nocturnal)" Dark Funeral, antes de cerrar el ciclo del 96, siguen por los derroteros de la velocidad obsidiana y la garra riffera. No paran los tios. No paran. Una tralla total, muy bien armada, con mucho coraje y que destila una pasión, por el género, y los antiguos dioses, enorme.

4 cuernos (altos) para la primera joyita de Dark Funeral.

Themgoroth - Voz y bajo
Blackmoon - Guitarra (y voz en track 10)
Lord Ahriman - Guitarra
Equimanthorn - Batería

Sello
No Fashion Records