Ceremonium - Into the Autumn Shade

Enviado por francosc13 el Mié, 10/06/2020 - 23:21
4553

1. Nightfall in Heaven (02:32)
2. Serenity (06:07)
3. Incarnated Entity (06:30)
4. Unveiled Tears (05:20)
5. Our Mourning Forever Shrouds (05:46)
6. Into the Autumn Shade (08:25)

Álbum Completo

Es sabido que el Death/Doom Metal suele ser asociado a aquel subgénero oscuro, melancólico y “bello” representado por el trío de Peaceville y Katatonia, sin embargo, al salirse de esa superficie uno puede encontrar una vertiente del género más bruta y “horrenda” teniendo como ejemplo a bandas como Winter, Rippikoulu y los legendarios diSEMBOWELMENT, incluso tenemos una etiqueta llamada “Funeral Doom” para cierto tipo de bandas. Con esto se puede concluir que el subgénero más allá de los clásicos ha tenido una variedad suficiente para dedicarle un buen tiempo en su exploración.

El día de hoy estamos con unos exponentes que bebieron tanto de la vertiente bella como de la horrenda para crear uno de los destacados trabajos de segunda fila del género. Ellos son los estadounidenses Ceremonium (New York, 1992), quienes en su corta carrera dejaron como recuerdo un buen exponente del Death/Doom, su álbum debut Into the Autumn Shade (Fadeless, 1995), el cual a pesar de llegar algo más tarde que muchas de las obras cumbres del género no significa que sea un material despreciable para aquellos degustadores de estos terrenos tan pantanosos.

Sin más dilación vayamos a explorar la propuesta de Ceremonium, ¿qué tenemos como banquete inicial? Pues una bella introducción acústica, la cual nos hace pensar que nos vamos a acercar a una infinidad de pasajes de este estilo con voces femeninas, violines y demás accesorios. Obviamente es muy pronto para sacar conclusiones, así que demos paso a Serenity, la cual inicia con pasajes lentos y melodías sombrías que luego se convierten en estructuras de un Death Metal tradicional, así que parece que esta experiencia no va a ser muy bella que digamos.

Uno de los puntos más importantes de Into the Autumn Shade es la voz de Oscar Matter, un gutural que suena como una verdadera bestia del inframundo gracias a la producción que la coloca por sobre los demás instrumentos. Dicha producción es cruda, la cual a pesar de ser un desacierto en la introducción acústica, acierta de mejor forma en los demás temas, brindando ese toque cavernoso y asfixiante propio del género, el cual te va a hacer pasar ratos incómodos a lo largo del álbum.

En Incarnated Entity podemos apreciar la entrada de los blast beats, de esos que te terminan por destrozar luego de los tortuosos tiempos funebres, y es que estas explosiones son de mis elementos favoritos en este tipo de propuestas, demostrando que no es obligación manejar velocidades lentas al 100% en un material Death/Doom para crear un sonido aplastante.

Aquella intensidad vuelve a aparecer en Our Mourning Forever Shrouds, presentándose en esta ocasión junto a unos teclados que le imprimen un toque aún más devastador. Fuera de estas pocas menciones lo que prima en Into the Autumn Shade es aquella lentitud que genera esa atmósfera característica del género sin la necesidad de muchos edulcorantes.

Un buen álbum siempre debe cerrar con un broche oro y en esta ocasión se cumple esta premisa con el homónimo Into the Autumn Shade, donde se recuperan las melodías heredadas de Paradise Lost y consiguen desarrollar un gran final mediante una melodía que se repite por casi dos minutos hasta que se apaga quedando solo los teclados.

Into the Autumn Shade tiene una duración menor a los 40 minutos, así que si eres de aquellos que le tiene respeto a este Death/Doom espeso puedes intentarlo ya que la tortura no va a ser muy larga. Una material enterrado en el underground que vale la pena rescatar si es que te gusta el Death/Doom en cualquiera de sus vertientes, ya que Ceremonium consiguieron utilizar tanto melancolía como brutalidad para crear a este singular monstruo.

Cuatro cuernos bajos/medios es la calificación que se lleva Into the Autumn Shade, un trabajo que si bien está varios pasos atrás de la grandeza de las bandas clásicas (algo obvio), cumple con los retorcidos requisitos para que un fan de este simpático y accesible género lo pueda añadir a su colección si es que quiere abarcar a todas las bandas del Death/Doom que valgan la pena.

Chris Tredici: Batería
Tom Pioli: Guitarras, bajo
Oscar Matter: Voz
Brandon Diaz: Guitarras

Sello
Fadeless Records