Candlemass - Tales Of Creation

Enviado por MetalPriest el Jue, 17/07/2014 - 18:08
1310

1. The Prophecy
2. Dark Reflections

3. Voices in the Wind
4. Under the Oak
5. Tears
6. Into the Unfathomed Tower
7. The Edge of Heaven
8. Somewhere in Nowhere
9. Through the Infinitive Halls of Death
10. Dawn
11. A Tale of Creation

Poniendo fin a un legado incorruptible, lleno de grandes momentos para la posteridad, Candlemass los herederos del Doom Metal y de los mismísimos Sabbath nos regalaban la que sería su última gran opus con Messiah Marcolin. Al menos la última que se esperaba hacer con él pues en 2005 volverían a reunirse para traer otro gran disco. El caso es que en 1989 tras haber compuesto tantas masterpieces para el género sin pausa ni descanso deberían estar agotados, sin fuelle ni afán compositivo... Y por supuesto no pudría estar más errada esa hipótesis tras la llegada de la cuarta opus magnum.

Es que fueron en tres años tres joyas, tíos... y este sería el cuarto lance en el cuarto año, cifra imponente para cualquier individuo avezado a la música. Y este Tales of Creation se manifiesta grandilcuente, orgulloso y por supuesto oscuro. Está lleno de poderosos riffs, melodías fantasmagóricas y cánticos tétricos, los cuales a pesar de no ser novedad lucen con renovadas fuerzas y sin aburrir al seguidor de Candlemass. Pocas cosas habían cambiado hasta ese instante dentro de la formación, y Tales sería el testimonio de ello, lo que nadie se imaginaría es lo que ocurriría tres años más tarde en su quinta placa, la cual sería un claro paso adelante para lo que restaba de banda. No obstante y aún con todo, vuestro narrador siempre, siempre y siempre se quedará con esta clásica trilogía con Messiah Marcolin, el sacerdote diabólico, el regordete malvado, el Ozzy Osbourne de Suecia.

En un principio este Tales of Creation fue creado como tercera parte de la saga con Marcolin, como continuador del Nightfall y el Ancient Dreams, detalle que Leif Edling deseaba representar con una tercera pintura americano Thomas Cole, que probablemente sería esta. El caso es que, creo que por presiones de la discográfica o algo así, al final decidieron utilizar un grabado de Gustave Doré que tendría su significado propio al titularse "La Creación de la Luz". No negaré que yo siempre me quedaré con sus anteriores artworks pero... este trabajo con la imagen de Doré no está nada mal... y pega bien con el sonido Candlemass por supuesto...

Para comenzar el Tales, The Prophecy pone las cosas en su sitio. Lo ideal sería catarla (al igual que el resto) con un reproductor con buenos graves para poder sentir la delicadeza de las texturas de las guitarras. Esta intro hablada da paso a Dark Reflections, la que cuenta con un Messiah muy Osbourne, que hasta se permite soltar algún "allright!". Instrumentalmente hablando la veo muy bien desarollada, con los típicos rasgos arquetípicos de Candlemass. No es mala opening esta, ya vicia en su inicio con esas guitarras tan potentes y virtuosas y ¿qué decir de Lindh que no haya dicho ya en otras reseñas? Un gran percusionista, me encanta su modo de acompasar las piezas de los suecos. Under The Oak toma el testigo tras la breve intromisión de Voices in the Wind (track que solo sirve para cohesionar los temas 2 y 4 y aportar un toque misterioso). Continuando donde lo dejó Dark Reflections, tenemos un breve aunque intenso solo de guitarra que enseguida nos pone en guardia. Las composiciones se tornan más doomicas si cabe y Marcolin alcanza sus registros más mágicos. Enorme, bella y majestuosa esta Under The Oak, sus melodías y pasajes no son de este mundo, pero ¿qué les voy a contar? Si es un tema del legendario Epicus Doomicus Metallicus re-grabado con la portentosa voz de Messiah Marcolin.

Un arpegio plagado de distorsión da paso a Tears, el listón está altísimo tras la anterior canción y todos lo sabemos bien pero Tears no sale nada mal. Tenemos mucha atmósfera y dejes fúnebres que dan paso lento a la pieza, ideal para luego romper con todo con la instrumental Into the Unfathomed Tower. Auténtica dinamita guitarrera con una percusión totalmente a juego pero es eso: los leads son la atracción estelar por su alta factura.

The Edge of Heaven trata de sonar más sentida y melancólica en un comienzo pero no tarda en soltarnos uno de los riffs más densos y envolventes del Tales of Creation y el viaje comienza de nuevo. Es la magia de Candlemass: cuando dejas correr el álbum con voluntad de no hacer otra cosa que no sea escucharlo detalladamente es cuando te das realmente cuenta de lo que estás catando, de lo mágico e intenso que es. No me extraña que estas melodías y atmósferas tétricas sirvieran tanto de inspiración para las posteriores generaciones de doom y black metal de los noventa y en especial para las ramas del atmospheric o depressive black. Y como dije muchas otras veces ya, lo repetiré con la misma convicción (o incluso con más): Candlemass crearon escuela, y la crearon de verdad, llevando a otro nivel la música que creó Iommi.

Somewhere in Nowhere trae unos sabores aún más oscuros de lo esperados, junto con una pesadez inmensa, no obstante nos regala un bello pasaje de guitarra a medida que se va apagando para así dejarnos todavía más cerca del fin. Es en este punto del Tales cuando llegamos a los mismísimos dominios de la muerte, el noveno track. Si Somewhere in Nowhere nos estremeció, entonces Through the Infinitive Halls of Death nos va a helar la sangre. Para que os hagáis una idea, os diré que tiene mucho parecido con la parte acelerada de la tétrica canción "Black Sabbath", aunque en esta ocasión se ve más saturada. Down al igual que Voices in the Wind es otro corto interludio hablado que nos deja ante la definitiva A Tale of Creation, track de cierre bastante ambicioso pero que a decir verdad no termina de cuajarme como el resto de temas. Solo el desenlace me llega a emocionar, cuando las guitarras toman la hermosa melodía con la que abría The Prophecy y por tanto este Tales of Creation, una acertada forma de cerrar el círculo, no solo el de este Tales, sino también el de la más gloriosa era de Candlemass, la era de Messiah.

¿Qué más decir? A partir de aquí Candlemass mantuvieron el nivel de un modo incuestionable, con grandes y compactos discos que contentarían a gran parte de los fans, pero... a opinión personal, no sería lo mismo. No me malinterpreten: la calidad nunca se ausentó en las placas de estos suecos, lo que insinúo es que ya no emanarían ese mismo néctar que Nightfall, Ancient Dreams o Tales of Creation... Discos que abruman por su sabor a clásico, su sonido barroco y añejo. Masterpieces, caballeros, simple y llanamente. El orgullo del doom.

Cinco cuernos bajos: y un 9,25 para Las Historias de la Creación. El fin de la era ochentera de Candlemass.

Leif Edling: bajo.
Mappe Björkman: guitarra rítmica.
Jan Lindh: batería.
Lasse Johansson: guitarra solista.
Messiah Marcolin: voz.

Artistas invitados:

Jim Bachman: narraciones.
Jay Larseen: narraciones.

Sello
Music for Nations