Back to R´lyeh - The awakening/Last fight to the primordial

Enviado por Alexrock el Lun, 16/06/2014 - 15:39
3346

1. Basil Abscond
2. Warnings
3. Massacre & Escape
4. The Awakening
5. Ghosts & Vengeance
6. Erase
7. Verticalus
8. Last Fight of the Primordial
9. The Doorway
10. Nuclear Warhead
11. The Triumph of men

Menudo discazo debut se han sacado de la manga los madrileños Back to R`lyeh, mostrando desde el primer tema una mezcolanza de estilos que lo llevan a beber desde unos pletóricos Mastodon, hasta bandas tan dispares como Pain of Salvation, Mr Bungle o Katatonia, de los que se declaran seguidores en su página de facebook.

Sin embargo, no solo de metal se han alimentado los cinco miembros del combo, pues este proyecto, que bien podemos tildar de progresivo, también coge influencias del avant garde más avezado y del jazz menos ortodoxo, dando incluso, a través de la versátil voz de su cantante, pinceladas death metal, pasando por tamices incluso "blackerizados".

Por otro lado, un dato sorprendente, y más teniendo en cuenta el debut del que hablamos y la dificultad de su propuesta (en tanto en cuanto resulta complicado ir asimilando todos y cada uno de los matices que nos encontramos), es el hecho que se trata de una obra conceptual basada en el mundo salido de los imaginación de H.P. Lovecraft y los celebrados "Mitos de Cthulhu", contándonos la historia de Basil Abscond quien descubre una raza perdida adoradora de dioses oscuros y misteriosos, como lo es su música, misteriosa y llena, como ya quedó dicho, de mil matices.

"Basil Abscond" abre la veda a la sorpresa, iniciándose con un bajo acompañado de una guitarra, incluso "torera" y Hanz Beckert cantando muy en plan Mike Patton, con ese vacile propio del genio californiano; el tema tiene reminiscencias, efectivamente a Mr. Bungle, pero también tiene un deje stoner que se vuelve agresivo cuando el buen cantante muta a voces guturales, casi propias del "brutal death" con una facilidad fascinante; un inicio de trabajo inmejorable, que si bien es cierto hay que ir asimilando con tranquilidad, deja una impronta a primera escucha de que algo grande tenemos entre manos. Grandeza que se confirma con "Warnings", donde los Mastodon más primigenios se funden en un abrazo con, de nuevo, voces "deathers", ritmos extremos y cambios de velocidad que te descolocan, pues tras un desarrollo pesado como pocos le sigue melodías más propias de bandas como Maudlin of the well, con ese progresivismo amparado en secuencias jazzisticas que te embargan de emoción, otro tema para enmarcar.

"Massacre & Escape" comienza como una pieza completamente rockera, como si de un Lemmy acelerado se tratase, para poco a poco ir convirtiéndose en más extrema, hasta llegar al inevitable interludio, donde el cantante Beckert va medio susurrando, medio recitando parte del texto de la canción, acompañado en todo momento con las espectaculares cuatro cuerdas de Pedro Pérez y las sinuosas guitarras Adrián y Manuel, hasta que vuelven a explotar en una parte más "sludge", joder, y todo en un tema de seis minutos y medio!. Acojonante.

Después de todo ese mar de influencias, y caña atrapante, "The awakening" apenas nos da un breve respiro, utilizando para ello matices "doom" (lo que faltaba), en un tema muy pesado durante los dos primeros minutos, para luego acelerase, esta vez, con mucha melodía, mucha armonía, con una guitarra incansable que se nos va metiendo en el cerebro como un martillo pilón; cambio de ritmo, más "doom", que predomina durante toda la canción. Por su parte "Ghosts & Vengance" me resulta más difícil de encuadrar, y sin embargo es de los temas más "fáciles" de escuchar, por aquello que la agresividad da paso a voces más amables, melodías menos contundentes, y una gran labor a nivel instrumental, enorme diría, donde la destreza a la hora de ejecutar el tema no significa siempre, ni mucho menos, partituras enrevesadas y sonidos extremos.

"Erase", mucho más directa, también combina a la perfección la melodía y la velocidad; me sigue llamando mucho la atención Pedro Pérez y sus omnipresentes cuatro cuerdas conformando junto con Alberto una base rítmica contundente que sostiene de forma perfecta esos continuos cambios de ritmo y las cambiantes entonaciones de Beckert. Sirve, "Verticalus", a base de ritmos electrónicos y sintetizadores, de interludio entre su antecesora y "Last fight of the primordial", que surge como un susurro, con Beckert, enfadado, casi recitando acompañado de un suave pasaje musical que va "in crescendo" muy poco a poco, con guitarras distorsionadas a lo lejos, con Alberto golpeando los parches con una cadencia lenta pero segura durante todo el tema, haciendo gala de un "doom" muy agresivo pero envolvente.

"The doorway" vuelve a mostrarnos la parte más "Faith no more" en alguno de sus pasajes, aún combinándolos con voces guturales, contratiempos y progresividad como bandera. "Nuclear Warhead", suena psicodélico, acercándose a los Mastodon más recientes, sin utilizar esta vez voces guturales ni agresivas (salvo el último minuto en el que incuso encontramos algún matiz "blackmetalero", sino de nuevo buscando el equilibrio perfecto entre lo progresivo y lo melódico, y sobresaliendo, una vez más, y no me cansaré de decirlo el sobresaliente bajista, sin desmerecer, por supuesto al resto de músicos que muestran una destreza, no solo en este tema, sino durante todo el disco, descomunal. Qué guapo el final del tema, con toda la banda cabalgando con sus instrumentos!.

Y como no podía ser de otro modo, acaban el disco de una forma tan poco habitual como con "The triumph of men", donde si bien ese inicio con "Grandfather, tell me a history.." parece un guiño a Manowar, que seguramente lo será, imagino, parece más un aria en la que el cantante muestra sus dotes más operísticas.

En definitiva un disco enorme de una banda espectacular que con este debut debería andar en boca de todos; especialmente buenos, dentro de la excelsitud de todos y cada uno de los músicos, me han parecido el cantante y el bajista, con un alto grado de creatividad y de ejecución.

Muy buenos Back to R´lyeh. Esperemos que la cosa siga en la misma línea que su debut.

Hanz Beckert: Voces
Pedro Pérez: Bajo
Adrián Hernández: Guitarra
Manuel Novoa: Guitarra
Alberto Morillas: Batería

Sello
Noma records