Ares Kingdom - Return to Dust

Enviado por Hawkmoon el Jue, 25/10/2012 - 22:11
2691

1. Firestorm Redemption
2. A Dream of Armageddon
3. Failsafe
4. Fear Itself
5. Lamentations
6. None Escape (instrumental)
7. Sins of the Father
8. Ironclad

Hoy toca material peleón, hermano.

Guerreros que nos llegan desde Kansas, como Dorothy, la entrañable criaturita de "The Wizard of Oz". Aunque estos mendas ni llevan coletas ni buscan cantarle a una cámara rodeados de cincuentones disfrazados de león, de espantapájaros redneck o de Robocop pobretón. Ares Kingdom son gentuza. Parroquia infernal que viene para hacerse con tu piel... y tus cojones.

A disfrutar del buen riff y la agónica pegada del Death-Thrash cipotón, a dejarse llevar por los americanos Ares Kingdom y su "Return to Dust". No tienes otra. Demuestra tu hombría plantándole cara al trabajazo. Échale un par de cojones, hombre.

Nacidos como banda en 1996, los mendas no han escatimado a la hora de lanzar demos y EP's. Todo por irse curtiendo, por irse puliendo. "Return to Dust", debut de larga duración, demostrará la máxima "no hay gloria sin dolor".

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, convirtiéndose en lo que siempre quisieron ser: paladines mortalmente certeros del reino extremoide. Como Rocky Balboa, vamos. Entrenando y entrenando, levantando más pesas que un tonto, dándole al saco noche y día, convirtiendo tu panza cervecera en una tableta de jodido chocolate...hasta dar con el título de campéon de los pesos pesados.

"Firestorm Redemption", rescatada del anterior EP, es la que da el primer guantazo. Un guantazo de primera. Estructura sólida, cimientos de adamántium, distorsión, velocidad densa, doomie, combinada con potencia Thrash (made in Germany), mucha mala leche, mucha garganta deather-ácida (mixtura entre John Tardy de Obituary y K.K Warslut de Deströyer 666) y un par de hachas que ya los querría yo tener cerca. Arrasando, y con el primer rugido. Menudos elementos.

"A Dream of Armageddon" (movida mediotiempera que irá ganando peso conforme avanza), "Failsafe" (la más cafre de toda la obra, atmosférica y logradota), "Fear Itself" (Thrash con tufillo a 1985...y de puta madre) y "Lamentations" (en la que cabe de todo: Power, Thrash, Death, Heavy... y todo con un nivelón para quitarse el sombrerote). Cuatro disparos que dejan nuestro coco convertido en una masa ridículo-repugnante. La banda, amante de muchas movidas (todas ellas de alto nivel cañero), no tiene claro su destino, no sabe qué rumbo tomar... y se decide por varios a la vez. Alucinas con la paliza que te están metiendo, no puedes más... cuando, de repente, sin saber cómo, paran, se lucen, tocan mejor que los putos Dream Theater, "progresivizan" el ataque y se te meten en el alma. No hay quien pueda hacer frente a un enemigo así.

"None Escape" (instrumental bien redonda, con mucha chicha solista, y heavymetálica) y "Sins of the Father" (otro instrumental, acústico ahora, aunque menos currado que el anterior) ya nos han plantado en la salida del disco. Se acabó. La movida ha sido intensa, macho.... pero no nos espera una baladita para que la cosa acabe simpática. Nada de eso. Ares Kingdom buscan la muerte en el oyente, el dolor de huesos. No nos salvará el culo otro instrumental, ni una outro hablada con cuatro coros y un pad de saldo. "Ironclad" rebana cuellos, enamora, seduce y, joder, te acaba aplastando. Mixtura ideal, nada forzada, natural y controladísima, entre la pura agresión metálica y un concepto más relajado y progresivo. Como el resto del trabajo, un momento memorable.

Una bandaza a tener en cuenta. No crecen en los árboles elementos así todos los días. Fabricantes de riffs cañón, demoledores híbridos Death-Thrash y técnicamente geniales. No pueden no gustarte, colega.

Combo y debut de 4 cuernos (altos). Hechizantes y martilleantes.

Da gusto, coño, dejarse llevar por bandas que saben de qué cojones va el rollo de ser auténtico, gente que sabe dominar los elementos y los hace jugar a su favor.

Viaje total, y parando en las mejores eras del Metal (cuando era salvaje e indómito).

Thrash Metal, Death Metal, Progresivo, ramalazos Power-Heavy, cambios de ritmo colosales, riffeo espectacular, sonidazo, espíritu Voivod, Skeletonwitch o Destroyer 666, vozarrón hercúleo, cuerdas que dejan viudas, baterías crea-huérfanos, ataques solistas de primera... la polla.

¿Quién cojones quiere ir al cielo cuando en el infierno te espera peña como los Ares Kingdom?

Alex Blume: Voz y bajo
Chuck Keller: Guitarra
Doug Overbay: Guitarra
Mike Miller: Batería

Sello
Nuclear War Now! Productions