Antichrist - Pax Moriendi

Enviado por Javier Chuki Wakcha el Lun, 19/03/2018 - 02:12
2459

1. Forgotten in Nameless Suffering - 08:54
2. Obscurantism - 07:44
3. In the Dark and Mournful Corner - 10:53
4. Screams and Lamentations Drowned - 04:47
5. You Will Never See Sun Light - 12:16

Según el registro de los Metal Archives, en la actualidad, existen ocho diferentes bandas con el nombre de Antichrist. Inclusive, hay otras once que incluyen dentro de su rótulo dicha palabra. Algo entendible, dirían algunos, si tomamos en cuenta el gran impacto que ha tenido el anticristianismo en los subgéneros más extremos del metal. Algo criticable, dirían otros, señalando la poca creatividad de los miembros de estas bandas al escoger un nombre no tan original. Pero si somos algo objetivos aceptaremos que llegada la hora de presentar sus correspondientes producciones el nombre que la banda haya escogido no determinará por completo la calidad de su producto. Pues, si un disco es basura ni el nombre más innovador del metal podrá cambiar ese hecho. Quizás ni la mejor campaña de marketing. Por ello, es menester evaluar no solo el ámbito superficial de una banda sino también la calidad musical de su trabajo.

En ese sentido, decidí darle una oportunidad al álbum debut de los peruanos Antichrist. Una banda de doom/death metal que siempre ha tenido un perfil bajo dentro de su escena local pero que sin embargo ha sabido cosechar cierto reconocimiento internacional. Y quizás la mejor prueba de ello sea el estar distribuyendo su primer trabajo de larga duración a través de la añeja disquera alemana Iron Bonehead Productions. Un logro que claramente merece ser resaltado. Pero hecha ya la (necesaria) introducción pasemos a escuchar lo que los peruanos nos tienen preparado para la ocasión. El álbum, bautizado en latín como “Pax Moriendi”, contiene tan solo cinco canciones que increíblemente condensan a la perfección un doom bastante crudo pero no por ello menos ceremonial. El track de apertura, “Forgotten in Nameless Suffering”, despega de manera pausada y con una aura celestial distorsionada por los profundos guturales del vocalista. Una percusión bastante cuidada que en ningún momento se desalinea o rompe con la atmósfera creada. Y conforme avanzamos en el tema su solemne ritmo se va acelerando y deteniendo para generar algo de dinámica. Interesante inicio, por decir lo menos.

“Obscurantism”, la segunda canción, arranca con algo más de velocidad haciéndome pensar en reminiscencias del más clásico death. Un potente bajo va cabalgando impetuosamente por más de cuatro minutos. Sin embargo, se advierte un cambio: una aureola siniestra empieza a caer sobre nosotros dejando de lado la potencia inicial del death e intercambiándola por el estilo más sosegado del doom. Una transición bastante cuidada, dicho sea de paso. “In the Dark and Mournful Corner of Memory”, por su parte, es la pieza más ceremonial de todo el trabajo. Cabe señalar que a diferencia de muchas otras bandas de doom, los sintetizadores son usados con sobriedad y no llegan a distorsionar en ningún aspecto el tema. Algo que habla bastante del nivel de producción del trabajo. Ahora, como en los anteriores tracks, en este los cambios de ritmo no llegan de manera vertiginosa sino gradual. Se puede detectar el gran cuidado que la banda tuvo al componer pues dichos cambios no se dan de la nada. Es decir, no se siente como si pedazos de otros temas hubieran sido recortados y pegados uno detrás de otro para crear una canción larga; al contrario, se puede percibir como cada velocidad, cada transición, cada acorde encaja perfectamente.

Ya acercándonos al final del álbum, “Screams and Lamentations Drowned” despierta el lado más death de Antichrist. Una pieza directa, cruda y concisa. Es el tema más corto de todo el disco, dicho sea de paso. La canción me gustó bastante pues añade algo de dinámica e intensidad extra. Pero si vamos a centrarnos solo en el ámbito atmosférico, creo que “You Will Never See Sun Light” es la canción que merecidamente se lleva el premio mayor. La voz cavernosa del anticristo nos acompaña por última vez en este intenso recorrido cargado de nostalgia y resignación. Paradójicamente, es el tema más largo de “Pax Moriendi”. Los acordes y la percusión caen cual gigantes monolitos en la Plaza de San Pedro. Una colosal blasfemia que captura a la perfección toda la intensidad que un personaje como el anticristo debería representar. Atentos al final, donde la banda se despide con un aura redentora similar a la presentada al inicio.

Ahora, sé que me pueden crucificar por afirmar esto pero, tras haber escuchado más de tres veces el trabajo, me atrevería a decir que Pax Moriendi captura la verdadera esencia de lo que se cataloga como doom/death metal. Una atmósfera pesada, composiciones intensas, contenido lírico políticamente incorrecto, y una producción muy bien cuidada convierten este álbum en un digno precedente del subgénero referido. Un trabajo bastante sólido al que los años le sentarán bastante bien. Cuatro cuernos bien merecidos. Perú vuelve a estar en el mapa, nuevamente.

Agalariept - Voz
Manolo Zaren - Guitarra & Teclados
Gustavo Rodriguez - Bajo
Luis M. Guerra - Batería

Sello
Iron Bonehead Productions