Anal Cunt - Everyone Should Be Killed

Enviado por Heartbolt el Mié, 31/10/2018 - 17:41
4222

1. Some Songs (0:38)
2. Some More Songs (0:49)
3. Blur Including New H.C. Song (1:17)
4. Ever More Songs (0:33)
5. Tim (0:42)
6. Judge (0:43)
7. Spin Cycle (0:29)
8. Song #8 (2:10)
9. Pavorotti (0:53)
10. Unbelievable (0:54)
11. Music Sucks (0:26)
12. Newest H.C. Song #1 (0:12)
13. Chiffon and Chips (0:49)
14. Guy Smiley (0:59)
15. Seth (0:53)
16. I'm Not Alloweed to Like A.C. Any More Since They Signed to Earache (1:22)
17. A. Ex. A Blur (0:41)
18. G.M.O.T.R. (0:52)
19. I'm Wicked Underground (0:35)
20. Blur Including G (1:03)
21. Shut Up Mike (0:20)
22. Abomination of Unnecessarily Augmented Composition Monickers (0:49)
23. Radio Hit (1:02)
24. Loser (0:56)
25. When I Think True Punk Rock Bands, I Think of Nirvana and the Melvins (1:33)
26. Eddy Grant (0:49)
27. MTV is My Source for New Music (1:05)
28. Songs Titles Are Fucking Stupid (0:33)
29. Having to Make Up Song Titles Sucks (1:04)
30. Well You Know, Mean Gene... (0:52)
31. Song #5 (5:36)
32. Iron Funeral (2:01)
33. Chapel of Gristle (0:49)
34. Hellbent for Leatherman (0:43)
35. Alcoholic (2:44)
36. Chump Change (0:31)
37. Slow Song from Split 7" (1:41)
38. Les Binks' Hairstyle (0:58)
39. Newest H.C. Song #2 (0:18)
40. Greaftul Dead (1:20)
41. Ageing Disgracefully (1:07)
42.Brutally Morbid Axe of Satan (0:20)
43. Surfer (0:58)
44. You Must Be Wicked Underground If You Own This (1:07)
45. Choke Edge (1:07)
46. Otis Sistrunk (0:38)
47. Russty Knoife (0:39)
48. Fred Bash (0:11)
49. Guess Which 10 of These Are Actual Song Titles (0:47)
50. Our Band is Wicked Sick (We Have the Flu) (0:31)
51. Guy le Fleur (1:39)
52. Song #3 (1:05()
53. Empire Sandwich Shop (0:33)
54. Morrissey (0:41)
55. Selling Out By Having Song Titls on His Album (0:39)
56. Grindcore is Very Terryfying (0:29)
57. Song #6 (2:54)
58. Guy Lombardo (0:43)

Álbum completo

Se volvió loco y no avisó”, solía decir una amiga de mamá para referirse a mí cuando decía algo que a ella le parecía un "sinsentido"…

Y, después de todo, ¿qué es un “sinsentido”? ¿Lo que a los demás no les parece coherente? No lo sé. Pero si le preguntases eso a Seth Putnam (que en insana paz descanse…), seguro te mandaría a comerte una olla de pasta mientras gritase:

THE ONLY SHIT HERE IS MINE, MOTHERFUCKER!!"

Seth Putnam fue de esas personas con las que debió haber valido la pena quedarse hablando todo un día de cualquier cosa. El tipo fue un hijo de puta (en el buen sentido del término soez) al que se le ocurrió hacer lo que se le diera la maldita gana a un nivel que para cualquier otro ser humano resultaba inalcanzable. Y contaba con los tres recursos indispensables para hacerlo:

Una voz asquerosa.

Una mente brillante.

Dos manos y una boca (obviamente).

Y cuando ya tenía todo listo, decidió vomitar, cagar, orinar, estornudar, echarse pedos, escupir, comer, beber, fumar y dormir al mismo tiempo. Después de recuperarse, fundó ANAL CUNT (¡¿Vagina anal?! ¡¡Qué cabrón!!), para poder contar todas sus experiencias con muchísimo orgullo.

Pero para acompañar a este hombre en su travesía por ser la mierda más grande del universo desconocido tampoco había que tener los fusiles cerebrales en su puesto. ¡Y lo hizo! Con los dos señores que trabajan con él en este disco, pese a que con el tiempo se fueron rotando.

Banda y disco que nunca conocieron lo que eran el instrumento Bajo…

Antes de la obra presente el día de hoy (su “LP” oficial) se dieron la tarea de practicar orgías mentales aberrantes para dar formas a ciertos EPs con decenas incluso MILES de canciones (como el The 5643 songs EP). Trabajos donde Seth y sus Friends se encargaron de cagarse en la cara de todo el planeta.

Pero aún guardaban su mejor diarrea picante para 1994...

Everyone Should Be Killed (Todos deberían ser asesinados) es su disco debut, y el más representativo de la inteligencia toda pulcra y disfrazada de la porquería inútil más aberrante en forma de banda: ANAL CUNT. Y no es que los otros discos sean menores, es que en todos hay diferencias. Hasta en Picnic of Love la cabeza se le puso como Bob Esponja y comenzó a hablar del amor con canciones lentas y amorosas...

¡¡¡PUAGH!!!

Sé que a muchos (intuyo que al 98,47959% del planeta) esto le parecerá ruido sin sentido. ¡Y eso es! RUIDO llevado a la máxima pretensión. No sería música de no tener una batería carcomida por la sed más violenta de la destrucción más pacíficas, y guitarras afinadas casi que en Do Ultra Menor. Es como si a aquel Metal Machine Music de LOU REED lo pusieran a 10000 revoluciones y le agregasen una voz que está a medias entre la versión inglesa del Fantasma del Espacio y el doblaje español España de los Looney Toones.

El Noisegrind (Combinación de Noise con Grindcore, notoriamente) que está presente en este disco, es increíblemente rescatado y pulido por la visión que Putnam y los suyos decidieron darle al producto. Esto podría reducirse a “bueno, tocamos como cochinos teniendo orgasmos escuchando la banda sonora de Star Wars al revés”…

¡Y a eso está reducido! Porque esta gente no se TOMA EN SERIO N-A-D-A.

Los 58 (pocos para los trabajos regulares de ANAL CUNT) cortes de Everyone Should Be Killedle dan un enfoque ultrabajosupernatural a todo lo que he mencionado. La parodia más paródica, satírica y burlona de la sociedad entera. El álbum está dedicado a ser lo más grosero, controversial y maldito posible, pero también el más “cool”, cabroncete y culitosacatrapos del multiverso 6.

En los 58 temas básicamente no se entiende un carajo de lo que intentan mostrar, más bien uno va guiado por el título y la batería a tres mil por hora que te crean y terminan un cuento en menos de un minuto; incluso en 11 segundos interminables. Eso no es ser cabrón por serlo cuando en pocos instantes dices cosas como “maldito sea el nombre de tu mamá”, “fumo marihuana en honor al diablo”, “me cago en la cara de Morrisey” o “soy tan malo que si te veo en la calle me río”.

¿A que apunta esta maldición? A que por medio de la antinomia plástica llevada al verdadero extremo del horror, la felicidad y el asco, ANAL CUNT crea un sólido muro "musical" al que te hacen pegar la cabeza en cada “canción” (¿podría algún iluminado de la RAE decirme si es correcto llamarlas "canciones"?) CINCUENTA Y OCHO veces seguidas...

¡¡Pero qué tiempo libre tenía esta gente!!

Un disco que empieza con cuatro canciones intentando decir lo mismo, es algo que llama mucho la atención. Y si ese disco, comienza a nombrar celebridades, que Nirvana es una verdadera banda Punk, que saben lo mierda que son los títulos de sus canciones y que entienden que lo que están haciendo es horrible… amigas y amigos, se volvieron ‘fue locos.

¿Está usted en la capacidad mental de resaltar con auspicia algún track por encima del otro? Y si lo hace, le recomiendo que vaya a ver al ortopedista a verse la cabeza, creo que le arreglarán los problemas en los ojos. Puesto que salvo las canciones que llevan “#” en el título (llegando a superar los dos minutos de duración, demasiado largo…), el resto, pese a no ser bien monótono, es cuanto menos digno de mención por igual.

La coña coñísima coñera hecha un Grindcore disonante (¡¿Se puede realmente hacer eso?! ¿Como decir “Death Metal sangriento”? ¡Claro que sí!). Al que es preferible leerle las letras con verdadero agrado, porque si no es así, probablemente, siendo incluso un angloparlante de nacimiento, no entenderás UN CARAJO DE LO QUE SE "DICE".

A Putnam y a los suyos hay que respetarlos. ¿Por qué? Fijémonos: se meten directamente contigo (te dicen de gay a maldita basura), se meten con ellos (llamándose porquería inútil), se meten con tu mamá (llamándola perra), se meten con tu perro (llamándolo comida gratis), se meten con tus amigos (llamándolos bola de maricas), se meten con la música (llamándola ruido putrefacto), se meten con la discográfica que les financia el disco (llamándola vendedora de penes) y se meten con la vida (llamándola maldita mierda) y lo hacen increíblemente genial. Si no fuera porque es 100% imposible tomarte esto mínimamente enserio, estos tipos estarían ya en Guantánamo.

Pero son ellos.

ANAL CUNT.

ANAL CUNT con Everyone Should Be Killed literalmente restregaron sus bolas sudorosas por la cara de toda monja plesluteriana privada de las disonancias y tritonos que esta versión increíblemente más hijoputa y desvergonzada del Grindcore produjo ANAL CUNT con muchísimo amor. Y cuando le preguntaban a Putnam en las entrevistas sobre su música, se comportaba realmente serio y respondía así:

"Pienso que lo que hago en ANAL CUNT no es lo que verdaderamente ocurre por mi mente la mayor parte del tiempo. Creo que muchas vertientes del Rock a la final han optado por producir un sonido que intenta recrear verazmente la naturaleza de muchos humanos. Pretenden ser serios hablando de muchas cosas que todavía no entendemos. No critico eso, pero siento que a la final carece de la verdadera intención de hacerle pasar un buen rato al oyente. En ANAL CUNT prefiero burlarme de todo, porque es una manera de que quien oiga el disco diga ‘wow, estos tipos no están cuerdos, pero algo de lo que dicen es cierto’. Después reflexiona sobre nuestra dirección y algo bueno ocurre en su mente: aparece un cambio. No es nuestra intención que nos odien, pero incluso los que nos aborrecen, algún día descubren que sólo somos un impulso. Un puente entre la desfachatez tan característica de los humanos y las verdades que todavía no aceptamos".

Y lástima que Putnam haya muerto de un paro hace algunos años…

Pero ahí quedaron sus discos, llenos de reflexiones (a su modo, claro) y pensamientos divertidos que siempre escondieron una verdad debajo. No es lo que muchos buscan, pero si quieres pasarla bien, ahí tienes a ANAL CUNT para que te satisfagan el mórbido capricho.

Ojalá algún día Everyone Should Be Killedsea lo que oigan los jovenzuelos nuestros, y no Trap y demás mierdas que no hacen más que pervertir y arruinar los conceptos musicales del imperio mediático. Esos venden, estos no…

¿Pero a quién le importa? Sólo queda reducirlo a que hay tras ruido y locura más concepción bien hecha ignorada que la búsqueda insaciable de la perfección y el dinero. Y mucho habló Putnam sobre eso en Everyone Should Be Killed.

Clásico del Underground.

Valoración: 9.1

Seth Putnam - Voz y Guitarra.
John Kozik - Guitarra.
Tim Morse - Batería.

Sello
Earache