Amberian Dawn - Innuendo

Enviado por Marcapasos el Vie, 23/10/2015 - 21:21
3675

1. Fame & Gloria (04:25)
2. Ladyhawk (04:35)
3. Innuendo (03:38)
4. The Court of Mirror Hall (04:12)
5. Angelique (05:08)
6. Rise of the Evil (03:45)
7. Chamber of Dreadful Dreams (03:45)
8. Knock Knock Who's There (03:56)
9. Symphony Nr 1, Part 1 - Witchcraft (05:56)
10. My Time - Your Time (04:31)

Ya cuentan seis las veces que Amberian Dawn se ha aventurado a demostrar su valía. Tal vez no sean la mejor propuesta de su momento, ni dan pasos tan agigantados como otras figuras sinfónicas de la escena, como Nightwish o Xandria; sin embargo, la banda finlandesa, fundada por Tuomas Seppälä en el año 2006, nos ha dado en muy poco tiempo (recordemos que su primer trabajo discográfico, “River of Tuoni”, data del 2008) un buen número de obras de estudio, pese a, como se ve a simple vista, la juventud musical de la propia banda.

No hay ningún “Oceanborn”, un “Neverworld’s End” o un “Consign to Oblivion” entre sus filas. Pero, contra todo pronóstico, Amberian Dawn se ha ganado su huequecito en los corazones y oídos de muchos seguidores y apasionados del estilo, dándoles un nombre y presencia considerable en la escena fémina-sinfónica europea. Y no es inmerecido, pues si algo han demostrado estos finlandeses a lo largo de estos años es su gusto por las más hermosas melodías y poéticas y mitológicas líricas, siempre con mucha mescolanza Sonata Arctica – Nightwish. También ha contribuido mucho que tuvieran una vocalista tan increíble como lo era Heidi Parviainen, única en su especie, su Tarja Turunen particular. Los poderosos “End of Eden” y “River of Tuoni”, el diverso “The Clouds of Northland Thunder” o el no muy lejano “Circus Black” fueron discos que ningún escuchante del Metal Sinfónico debería perderse.

Claro, ocurre, en consecuencia, que la banda se lleva enfrentando a un tortuoso reto desde 2014, y es la ausencia de Heidi (quien, al parecer, quiso pasar el resto del tiempo con su abuelo en las montañas suizas), cuyo puesto vocalista fue ocupado por Päivi Virkkunen (coloquialmente Capri), con quien pudieron grabar ese mismo año el álbum “Magic Forest” (deleitoso álbum que cosechó un muy buen éxito a nivel de ventas), así como un disco en el que regrabaron varios de sus éxitos (“Re-Evolution”, 2013).

Capri ha demostrado que puede llevar las riendas de su legado como vocalista de Amberian Dawn. Lo que le falta de soprano, lo sobrepasa con una excelente actitud (tanto en estudio como encima del escenario) y unas dotes vocales lo suficientemente notables como para sobrellevar con soltura las composiciones propuestas por Tuomas. Esta mujer se ha dejado querer, dejemos las cosas claras. Es uno de esos momentos en que las comparaciones entre Heidi y Capri serían absolutamente innecesarias. La banda ha pasado página, y no hay vuelta de hoja.

Este 2015, tan sólo a un año de haber lanzado el antes mencionado “Magic Forest”, la banda vuelve a la carga una vez más, esta vez con su nuevo retoño, “Innuendo” (sí, igual que el disco de Queen del 91’, incluso la luna y el sol de la portada se ven como curiosas mascaradas, parecidas a las visibles en el videoclip tan famoso del tema homónimo de aquel disco de los británicos, ¿coincidencia?).

Yendo al asunto, instiguemos lo que verdaderamente nos interesa: analizar la nueva novedad de Amberian Dawn.

El álbum comienza pegando fuerte con "Fame & Gloria", Power potente y conciso. Amberian Dawn no se lo piensan dos veces a la hora de entrar a saco, haciéndonos ver que tienen mucho fuelle por machacar, percibiéndose un trabajo muy superior a “Magic Forest”. La banda se encuentra en muy buena forma, tanto musical como instrumentalmente, y a Capri se la nota mucho más puesta como vocalista de la agrupación.
Así, reacios a decaer, la banda infiere en "Ladyhawk", un tema con una esencia muy Sonata Arctica, canción melódica y animada que perfectamente podría pertenecer al “The Clouds of Northland Thunder”.
Avanzamos con tesón a través del tema homónimo, "Innuendo", pieza potente, con muchísimos factores y piececitas a tener en cuenta, así como un alto poderío y variedad melódica.

Otro tema que me ha encantado es "The Court of Mirror Hall", bella pieza que, a través de la voz de Capri, aunada ella con el teclado de Tuomas Seppälä y la guitarra de Emil Pohjalainen, logra transportarnos a galantes y suntuosas salas dieciochistas rococó (o a cualquier otro paraje al que nos haga viajar nuestra imaginación, siempre con mucha clase).
Dispuestos a llevarse el gato al agua, una de las canciones más impresionantes es "Angelique", una balada completamente sinfónica, en la que sobresale el increíble trabajo en la orquesta, logrando un resultado sonoro brutal junto con el piano y la voz de Capri, casi alcanzando el nivel soprano. También es genial, en su propia evolución, cómo la música va creciendo poco a poco, hasta el final.

Volvemos a la caña con "Rise of the Evil", pero no me refiero a simples guitarras y melodías veloces, no, hablo de caña de verdad, mucho peso en el bajo y una batería cargada de blast beats y furiosos guitarreos, sin perder esa gran tonalidad melódica que tanto caracteriza a la banda (si hasta Capri llega hasta los mismísimos cielos, una pasada).
Sin perder la chispa, la siguiente canción, "Chamber of Dreadful Dreams", tiene un estilo muy Nightwish, ingredientes muy característicos de los de Holopainen: riffs realmente heavies, parecidos a los que realizaría Emppu Vuorinen; un gran peso sinfónico (me encanta cómo funciona la orquesta, anticipándose al bajo y a la batería de Hoffrén y Pykälä-aho; y, cómo no, ese estribillo endulzado y melodioso.

Con "Knock Knock Who's There" nos toparemos con un tema muy diferente. Tiene cierto saborcillo “Pop” (por así decirlo), aunque en el buen sentido: un conjunto de melodías, ambientes y tonos simpáticos, alegres y desenfadados que dan color al invento, dándole una apariencia casi de “aniñada” y “fabulística”. Será un pequeño bache para el que busque algo más potente, más Power o más pesado. Aunque a mí, sinceramente, me ha agradado lo suyo, una novedad simpática, danzarina y distintiva.
Que no cunda la preocupación, que los Amberian Dawn nos brindarán algo mucho más adulto al llegar la novena pista: "Symphony Nr 1, Part 1 - Witchcraft". Es un tema de carácter soberbio y puramente neoclásico, en el que la orquesta será prima protagonista. Es una canción enormemente impresionante (seguramente la canción que más me haya gustado del disco), lleno de sorpresas que acontecen a su escucha y numerosas cambios de ritmo y giros conceptuales verdaderamente brutales.

Y, para terminar, un tema tranquilito, "My Time - Your Time", a caballo entre medio tempo y balada. Canción suave, mecedora y muy agradable, no de las mejores del álbum (creo que ese estribillo es algo mejorable, aunque gana mucho a nivel instrumental), pero sí que termina de ensalzar y dar por terminado el que ha sido un pequeño, pero excelente paseo.

Los finlandeses Amberian Dawn han sabido lucirse con su nuevo “Innuendo”. No será uno de los centros de atención en cuanto a novedades Power/sinfónficas se refiere, pero sí que nos dan la oportunidad de escuchar un disco que, ante todo, refleja muchísimo trabajo a sus espaldas, se deja escuchar con muchísima gracia y facilidad, y último, pero no por ello menos importante, una muy notable mejoría con respecto a “Magic Forest”, álbum que acabó sabiendo a poco, fallo que este buen “Innuendo” no ha tenido.

También se nos hace notar a una Capri más grácil y hábil vocalmente, mucho más integrada dentro de la banda, todos ellos disfrutando mucho tocando esta música, aspecto siempre positivo.

En resumidas cuentas, la verdad es que Tuomas Seppälä ha jugado bien sus cartas y ha sabido fraguarse uno de los mejores álbumes de los últimos años de su carrera.
Cuatro cuernos ajustados y merecidos. ¿Te mola Amberian Dawn? Ya tardas en hacerte con este discazo que es “Innuendo”. No sé si será por la magia de Queen, que ha conseguido trascender hasta estos agradables finlandeses, pero, desde luego, encantará dentro de sus círculos. Igual hasta consigue salir fuera de dicha circunferencia.
Nunca se sabe.

Joonas Pykälä-aho / Batería
Tuomas Seppälä / Guitarra, teclado
Emil "Emppu" Pohjalainen / Guitarra
Capri / Voz
Jukka Hoffrén / Bajo

Sello
Napalm Records