Abnormity - Demo '91

Enviado por stalker213 el Mié, 28/12/2011 - 20:29
2298

1. Condemnation (1:27)
2. Desecrated Torture (2:53)
3. Digression From Life (4:30)

Borreguismo. Mantecados sin fronteras. Pasión verraca. Compromiso con lo burro. Todo eso e incluso un poco más, es lo que propugna la todavía supurante obra de los tarados mendrugos de Taby (Suecia), ABNORMITY. Y es que no por nada, ahí llevaba las riendas aquél viejo y negro pájaro de turbias alas llamado Christopher Wowden. ¿Qué duda cabe? El mismo cafre tarugo igualmente culpable por otros crímenes como aquellos pertrechados tanto por los igualmente insalubres ABSURD como los más conocidos EXPULSION.

Y ¿Cómo no? Siempre bajo el roído y polvoriento estandarte del brutalismo; Aquél mismo que no da dinero ni fama, cierto, pero que en cambio sí otorga respeto y admiración por parte de los que antaño fueron tu audiencia, muy a pesar de lo escaso de la propuesta. Aunque hoy eso importa poco. Este es el enésimo testimonio de un tiempo y una época en la que ser el más roto era el desafío, y aunque probablemente no lo consiguieran, lo que sí es impepinable es que hoy estamos hablando de ABNORMITY ¿Me equivoco? Y eso, después de todo, cuenta y no poco.

Naturalmente que sí. Estamos con ABNORMITY, y tal como diría aquél “en nuestro elemento” para narrar con justicia las gestas, aunque pequeñas, de estos buenos vecinos paisanos de TIAMAT, al punto que de su única y desvencijante Demo de 1991 que, integrada tan solo por tres fétidos cortes, se empieza a dejar ya las gomas contra el asfalto, quemando rueda sin miramientos con la supina brutada que supone en sí misma ‘Condemnation’. Su sección de inicio -seamos justos- es como poco, simplota. Muy simplota, pero al punto extremadamente truculenta ¡Aunque claro! Ni la jodida mitad que la chicha real con la que los muchachos nos apalean al abrir Wowden su sucia bocota de buitre mellado. Y es que aquí hoy no hay piruetas de jodido saltimbaqui amistoso que valgan, chiquillos. No hay detalles de calidad como tampoco giros inesperados con los que nadie quede con la boca abierta de admiración, sino simple, plana y jodidamente monocroma brutalidad a la espera de que alguien sin prejuicios la disfrute como un condenado camello. ¿Podrás tú hacer eso, nenaza?

Nada cambia con ‘Desecrated Torture’. Nada, porque aquí ya todos estabais avisados: Seguramente todos los temas incluidos suenan igual. Muy posiblemente cada uno de ellos resulta exactamente tan gris y letárgico como el otro sin dar apenas un mísero segundo de esperanza para que nadie cambie (siendo la producción mejor de lo que nadie pudiera haber sospechado, si me permitís el apunte), pero pregunto yo, pollos ¿Estamos hablando de rancio Old School Death Metal o lo estamos haciendo de hueco Rock barato en una playa de California, combatiendo al calor con una jodida Fanta? ¿Quién es el papanatas que necesita ahora un momento de sutileza? ¿Quién es el malnacido que quiere que esto suene distinto a como suena? ¿Quién quiere que me abalance sobre su cabeza ahora mismo y me defeque sobre ella sin la menor sombra de arrepentimiento? ¿Acaso eres tú ese, muñeco?

‘Digression From Life’ sirve como colofón a esta sucia y abyecta experiencia, y si todavía no lo has comprendido es que ya no lo harás jamás: Puto Death Metal Sueco en tu angustiosa cara de jodido cerdo hinchado con el buche atravesado por un garfio oxidado y no más. Si lo aceptas, eres bienvenido. Caso contrario, llama a la jodida puerta del Club de la Señorita Pepis, pero te lo advierto: Con lo “pansy” que eres, igual no te quieren ni allí.

Valoración: 7.0

Christopher Vowden: Voz, Guitarra & Bajo
Linus Johansson: Percusiones

Sello
Auto-producido